Edición Cero

Una difícil situación vive la comunidad de Ancovinto, en Colchane, luego que la empresa canadiense Litium Chile, los demandara exigiendo derechos de servidumbre sobre... Comunidad de Ancovinto se opone a exploraciones de minera Litium Chile: Pretende constituir derechos de servidumbre en territorio indígena

Una difícil situación vive la comunidad de Ancovinto, en Colchane, luego que la empresa canadiense Litium Chile, los demandara exigiendo derechos de servidumbre sobre territorio indígena. Es en ese contexto que en el Juzgado de Letras de Pozo Almonte, la comunidad realizó la contestación a la demanda, donde expone su rechazo a las aspiraciones de la compañía con un cerrado “no a la minera”, por su modelo «estractivista que daña nuestro medio ambiente»

En la audiencia, pese a que las Comunidad Indígena de Ancovinto y la Comunidad de Ancovinto pretendían que se anulara la solicitud de la compañía canadiense, lograron un avance en el sentido que el  caso pase de un juicio sumario, procedimiento establecido en el Código de Minería, un juicio indígena, procedimiento que está contemplado en la Ley Indígena.

Los abogados de la CONADI representaron a la comunidad, lograron que se sustituyera el procedimiento, estableciéndose una audiencia de contestación el 9 de septiembre próximo, en el juzgado de Pozo Almonte.

Teodora Challapa Flores, habló en nombre de la comunidad y reforzó la idea que Ancovinto rechaza las exploraciones mineras extractivistas, porque ese proceso implica el uso de mucha agua, un bien escaso y necesario para que se desarrolle la vida en las comunidades. El pueblo, vive de la agricultura y el turismo, por lo que estiman que les dañaría en temas ambientales y del ecosistema.

El representante de la Minera Terence Walker, defendía las pretensiones invocando un eventual acuerdo que se había logrado entre la minera y la comunidad, situación que Teodora Challapa rechaza, porque los lugareños no quieren la presencia en sus territorios de la compañía canadiense.

Dijo que de lograr servidumbre, la minera utilizaría su territorio, provocando el daño ecológico que denuncian. También hizo ver que la compañía ya tiene la concesión  de miles de hectáreas en esa zona del altiplano chileno.

Tras el logro en tribunales, si bien no era lo que querían, que era la nulidad, dice que al menos cuentan con un tiempo para preparar nuevos antecedentes y presentarse en los tribunales en el marco de un juicio indígena y oponerse a este proyecto extractivista internacional, que daña el medioambiente.

Teodora Challapa Flores ANCOVINTO

Posted by Vanessa Chan on Tuesday, August 27, 2019