Edición Cero

La crisis social y humanitaria que se aprecia en la actualidad respecto de las condiciones precarias de la población migrante en Chile, debe ser... Comisión de DDHH de Colegio de Sociólogos: “Crisis humanitaria actual debe ser pensada desde rol y responsabilidad del estado”

La crisis social y humanitaria que se aprecia en la actualidad respecto de las condiciones precarias de la población migrante en Chile, debe ser considerada desde la perspectiva de las políticas de estado y no puede ni debe convertirse en un problema externalizado a actores intermedios de la sociedad civil como única manera de enfrentar la situación”. Así se pronunció el Colegio de Sociólogos y Sociólogas de Chile, a través de su Comisión de Derechos Humanos .

La entidad gremial reforzó sobre el tema, que hoy recrudece en el norte de Chile y particularmente en Colchane, que “la atención, regulación y resguardo es responsabilidad del estado”.

También se indica que es fundamental que el mundo  académico y las universidades, deben contribuir a disminuir el clima de criminalización contra los migrantes; así como el racismo y segregación social.

“El mundo académico debe ser capaz de producir opinión pública tolerante y democrática, abrir espacios a la ciudadanía para pensar la actual coyuntura desde miradas que permitan entender la reorganización de nuestras sociedades sin omitir  a la población migrante como  protagonista de los actuales procesos de transformación y cambio social”, señalan en una declaración pública distribuida a lo largo del país..

DECLARACIÓN

La  Comisión de DD.HH del Colegio de Sociólogos y Sociólogas de Chile manifestar nuestra posición frente a los acontecimientos acaecidos en el Norte Grande de Chile respecto de la situación en la que se encuentran los seres humanos migrantes del continente americano:

1- La disciplina sociológica no puede mantenerse al margen de la situación que experimentan miles de seres humanos migrantes en territorio americano en general y en Chile en particular, es fundamental contribuir a una comprensión democrática y tolerante que permita superar la  vulgarización con la que hoy el sensacionalismo tanto intelectual como periodístico buscan abordar  esta problemática. Se requieren miradas analíticas que exhiban las causas asociadas a la actual situación, superando de esta manera lecturas superficiales y retóricas que contribuyen a fomentar el odio, la violencia y el racismo por un lado, y por otro evitar  la instrumentalización política  del actual escenario.

2- Consideramos que lo que ocurre hoy en día es la expresión de determinaciones estructurales preexistentes que obligan a que la actual coyuntura se comprenda desde dicho nivel, de lo contrario estaríamos contribuyendo a un tratamiento parcial y subjetivista. Se trata de flujos migratorios históricos que en las últimas décadas se han intensificado a nivel global como resultado de dinámicas sociales y económicas asociadas a un modelo de desarrollo económico que se vincula funcionalmente con la disposición de la población migrante para el trabajo sub precarizado. La población migrante informal es condición de posibilidad para sostener un modelo de desarrollo en evidente crisis.

3- Desde el punto de vista político consideramos que los estados de la región,  y el Chileno en particular, exhiben una evidente crisis toda vez que son incapaces de regular la forma abusiva en que los actores económicos tratan a la población migrante, utilizada como un medio para ahorrar costos de producción por un lado y considerada como enemigo interno por otro.  Es fundamental que el estado resuelva condiciones de existencia para la población migrante. No se trata de personas que vienen a demandar ayuda de forma unilateral, existe evidencia que indica la forma en que la población migrante contribuye a las dinámicas sociales y económicas con su presencia, por lo que el apoyo social a esta constituye un acto de reciprocidad social.

4- La crisis social y humanitaria que se aprecia  durante estos días respecto de las condiciones precarias de existencia de la población migrante en Chile debe ser considerada desde la perspectiva de las políticas de estado y no puede ni debe convertirse en un problema externalizado por este  a actores intermedios de la sociedad civil como única manera de enfrentar la situación. La atención, regulación y resguardo es responsabilidad del estado. Es importante que la sociedad civil exija repuestas al estado, contribuyendo a la responsabilizarían efectiva de parte de este, evitando así que la solución de un problema de estado se convierta en un problema de particulares.

5- Como sociólogos consideramos que es fundamental que el mundo académico y las diversas casas de estudio de nuestro país abran espacios de dialogo y educación ciudadana para comprender la actual situación, contribuyendo de esta manera  a disminuir el clima de criminalización, racismo y segregación social impulsados por los medios de comunicación oficiales y el sensacionalismo. El mundo académico debe ser capaz de producir opinión pública tolerante y democrática, abrir espacios a la ciudadanía para pensar la actual coyuntura desde miradas que permitan entender la reorganización de nuestras sociedades sin omitir  a la población migrante como  protagonista de los actuales procesos de transformación y cambio social.

Firma:

Comisión de Memoria y Derechos Humanos

Colegio de Sociólogos y Sociólogas de Chile

Los comentarios están cerrados.