Edición Cero

Una carta abierta a los parlamentarios de Chile Vamos, emitieron dirigentes sociales, políticos y del mundo indígena de todo el país y a sólo... Pueblos indígenas interpelan a parlamentarios de Chile Vamos para que no los excluyan del actual de representación en proceso constitucional

Una carta abierta a los parlamentarios de Chile Vamos, emitieron dirigentes sociales, políticos y del mundo indígena de todo el país y a sólo días del plebiscito, en torno a la representación indígena, que, históricamente no ha sido considerada. “El Estado de Chile  históricamente mantiene una relación de discriminación y violencia contra los pueblos indígenas y eso ha implicado la negación de derechos como la representación política”.

Luego de entregar una serie de fundamentos, los casi 200 firmantes de esta carta que sigue abierta en busca de más adhesiones, señalan que “exigimos a los Senadores y Diputados de Renovación Nacional, UDI, Evópoli y PRI, que adopten una posición acorde con los tiempos que transcurren, y comprendan que el país, la sociedad chilena y los Pueblos originarios esperan de su parte una decisión y un compromiso que facilite la justa inclusión de los indígenas en el debate constitucional y en la Convención Constituyente; que no se marginen de la historia presente y contribuyan a instalar las bases de un necesario y urgente entendimiento con el Estado y la sociedad”

TEXTO COMPLETO

Los firmantes de esta carta abierta somos dirigentes y dirigentas e integrantes de diversas organizaciones, movimientos y entidades comprometidas con el respeto y la reivindicación de derechos de los Pueblos indígenas que habitan el territorio. Entendiendo esta justa causa como necesaria en un contexto opresivo donde el Estado de Chile históricamente mantiene una relación de discriminación y violencia contra los pueblos indígenas y eso ha implicado la negación de derechos como la representación política.

A pocos días del histórico plebiscito del 25 de octubre, los Pueblos Indígenas y la sociedad chilena esperamos que los partidos de oposición y del oficialismo, así como resolvieron la paridad de género para la integración de la Convención
constitucional, del mismo modo brinden al país una señal relevante y significativa de inclusión de los Pueblos Indígenas en el debate constituyente, ahora sí, y en forma efectiva como sujetos políticos con derecho a voz y voto.

El lunes 12 de octubre pasado la totalidad de los partidos de la oposición (14 colectividades) firmaron una declaración oficial expresando su respaldo a la reforma de escaños reservados. Días antes, el consejo político mapuche de Chile Vamos, señaló igual voluntad ante la comisión de constitución del Senado. En varias conversaciones directas con algunos Senadores del oficialismo hubo especial interés en atender los contenidos de las indicaciones que se han presentado (elección de convencionales indígenas equivalentes al 12,8% de la población indígena mediante voto con auto identificación; representación efectiva de los 11 pueblos indígenas y pueblo afrodescendiente con pertinencia territorial para que cada región esté representada y paridad de género).

La comisión de constitución del Senado encomendó a una comisión técnica con personeros de gobierno la tarea de arribar a un compromiso en pro de un acuerdo para desarrollar estas indicaciones dado que el ejecutivo no había dado
señales. Incluso los Ministros de Estado, invitados a la comisión, excusaron a último minuto su presencia.

Luego de cinco arduas sesiones, finalmente, el gobierno ha sido persistentemente rígido para acoger las indicaciones, con la idea de obligar a los electores indígenas a emigrar a un padrón electoral segregado, aparte, y que los convencionales indígenas a elegir queden sujetos a la cantidad de inscritos, vulnerándose claramente el Derecho Indígena Internacional que Chile ha suscrito y dejando nuevamente en evidencia su posición de intransigencia y falta de aprecio hacia los pueblos originarios.

La fórmula gubernamental restringe a los indígenas que ya votan habitualmente en el padrón nacional; los obliga a separarse del resto de los chilenos y a recluirse en un padrón segregado. Y la justa representación del 12,8% de los pueblos indígenas sería reducida a un mínimo de convencionales.

Esta idea planteada por los personeros de gobierno resulta del todo improcedente e incluso habiéndose formulado alternativas técnicas para facilitar el procedimiento de autoidentificación al momento de votar, de igual forma tales ideas no han sido acogidas.

Así las cosas, la continuidad de la comisión técnica de gobierno no tiene sentido, dado que no se observa de parte de sus representantes la flexibilidad mostrada por instancias indígenas asociadas a Chile Vamos ni el interés demostrado por algunos Senadores del propio oficialismo. Por tanto, los Senadores de oposición, integrantes de la Comisión de Constitución y considerando que las conversaciones en la mesa técnica no arriban a ninguna parte han expresado su voluntad y decisión de poner en votación el proyecto de indicaciones y que cada parlamentario, de cara ante el país y ante los Pueblos Indígenas de Chile, resuelva en conciencia.

La inclusión de los Pueblos Indígenas en el debate constitucional y en la convención constituyente es hoy una exigencia ciudadana. Han transcurrido 210 años de exclusión y discriminación hacia los pueblos originarios por parte del Estado y la sociedad chilena, cuestión que ya es ampliamente reconocida, como consta en documentos oficiales. En el actual escenario de intensas demandas sociales por un cambio estructural es tiempo de que Chile reconozca sus obligaciones internacionales en materia de derechos ancestrales y asuma los estándares internacionales de reconocimiento, reivindicación y respeto hacia los Pueblos originarios.

El mundo conservador en su relación con tales pueblos tiene una historia crítica y muy cuestionable. De ahí que los parlamentarios en general, pero los Senadores y Diputados del oficialismo en particular, deben tomar conciencia de la gravedad que significaría, finalmente, excluir a los Pueblos Indígenas de la Convención y privarlos de participar con derecho a voz y voto en la redacción de una propuesta de nueva carta constitucional.

Por tanto, exigimos a los Senadores y Diputados de Renovación Nacional, UDI, Evópoli y PRI, que adopten una posición acorde con los tiempos que transcurren, y comprendan que el país, la sociedad chilena y los Pueblos originarios esperan de su parte una decisión y un compromiso que facilite la justa inclusión de los indígenas en el debate constitucional y en la convención constituyente; que no se marginen de la historia presente y contribuyan a instalar las bases de un necesario y urgente entendimiento con el Estado y la sociedad. Sería muy negativa cualquier posición contraria, por sus efectos
políticos, sociales y culturales para toda la sociedad chilena. Apelamos, por tanto, y llamamos a los parlamentarios del oficialismo a ponderar su decisión en estos días cruciales.

Las personas que deseen adherir a esta Carta abierta pueden hacerlo en el siguiente enlace:

https://docs.google.com/forms/d/1O72jsp7vAWVfTudxC3KET0nbXbXZiEBa7U8n1zENYh4/viewform?edit_requested=true

Los comentarios están cerrados.