Edición Cero

Por su parte, Directora del INDH asevera que las declaraciones del general Paiva “demuestran desconocimiento de un fenómeno que no está ocurriendo sólo en... Agrupación de Migrantes a General Paiva: “Que corrija la palabra ilegal al hablar de los migrantes”

Por su parte, Directora del INDH asevera que las declaraciones del general Paiva “demuestran desconocimiento de un fenómeno que no está ocurriendo sólo en Chile, sino es un fenómeno mundial

“Si a estas personas no le dieran trabajo en los packing, ellos no cruzarían a Chile. Entonces, acá hay manos ocultas que incentivan el fenómeno de la inmigración ilegal debido al menor valor que cancelan por la obra de mano, además que no pagan los montos correspondientes a leyes laborales”. Estas declaraciones corresponden al general Guillermo Paiva, jefe de la Defensa Nacional en Tarapacá, expresadas en una amplia nota del Diario El Longino, que molestaron a las organizaciones migrantes y promigrantes; principalmente por calificar la migración como “ilegal”.

Así lo señaló Lorena Zambran,o vocera AMPRO Tarapacá  (Agrupación de Migrantes y Promigrantes), que fue enfática en señalar que “no concordamos con los dichos del general. Más aún consideramos que la palabra Ilegal debe de ser corregida, porque lo que corresponde es el concepto de irregularidad”.

INDH TARAPACÁ

También reaccionó la Directora Regional del INDH, Lorena de Ferrari, quien considera que las declaraciones no se apegan a la realidad:

“El artículo no se apega a la realidad de lo que hemos visto en las calles de la ciudad, especialmente, en pandemia, dado que lo que mayoritariamente vemos no son jóvenes con mochilas, (como dice Paiva) sino que son familias de origen venezolano que se han visto obligadas a salir de su país”.

Explica que hace algún tiempo cuando se  hablaba de migración “ésta se destacaba por hombres y mujeres más bien jóvenes que venían a trabajar al país; hoy la migración ha cambiado, porque ha cambiado la desesperación de las personas que se han visto obligadas a dejar su país de origen por motivos de seguridad, por no tener acceso a la salud cuando de ello depende su vida, por casos de niños desnutridos, que es una postal que en Chile ya no se ve”.

Así grafica Lorena de Ferrari, esa es la cara de la migración actual, “con familias completas con niños y niñas pequeñas, incluso lactantes; con adultos mayores, con personas enfermas que se desplazan por varios países, en condiciones en que incluso arriesgan la vida para reunirse con familiares que ya se encuentran en Chile”.

Reconoce que a esa situación se suman “personas inescrupulosas que lucran con la desesperación y el dolor, incluso de sus propios connacionales, dado que el cierre de las fronteras no ha detenido la migración, sino que han proliferado las redes de trata y tráfico de personas”.

A partir de esos argumentos, la Directora del INDH asevera que las declaraciones del general Paiva “demuestran desconocimiento de un fenómeno que no está ocurriendo sólo en Chile, sino es un fenómeno mundial”. Tanto así que el año pasado ACNUR estimaba alrededor de 65 millones de personas “desplazados forzosamente”, personas refugiadas, solicitantes de asilo y también desplazamientos internos.

“Ahora lo que parece importante, al pensar en estos números, en su magnitud, es que no sólo cuando pensamos en las migraciones, el impacto del desplazamiento, de las políticas que se implementan para regular esta movilidad humana, que es un derecho, entre otras cosas, no sólo hay que tener en cuenta los números sino que, atrás de cada persona migrante, solicitante de asilo o refugiada, hay otras personas, principalmente sus familiares”.

Recalca que muchos de esos familiares “están es su país de origen, no se desplazan y, por otra parte, van naciendo otros miembros de esas familias en los países de destino, siendo hijos/as de personas migrantes y son nacionales de nuestro país”.

UN APORTE

 

Paola, de AMPRO, destaca un hecho fundamental, en el sentido que los desplazados no se movilizan a otros países por razones recreativas, sino porque se ven forzados a hacerlo.

“Nadie viene porque sí a  otro país, sino que las personas se ven forzadas a hacerlo”, señala, recordando también que  “las vías migratorias han existido desde la creación de los tiempos”, es decir, la migración es una constante en la historia de la humanidad.

En su experiencia como migrante, sostiene que Chile, como ocurre en todos los países receptores, “se ha enriquecido con la migración. Han generado una multiculturalidad de los pueblos, que, insisto, ha enriquecido este país”.

La vocera de AMPRO dijo que también le preocupa la forma cómo el general Paiva se refirió a los pasos  fronterizos, “ya que ellos también hacen parte de las malas medidas tomadas por los Gobiernos hacia la Migración”. Y remata opinando que si el tema se trabajara en forma conjunta “tendríamos mejores resultados”.

PUBLICACIÓN DIARIO LONGINO