Edición Cero

El Teatro Universitario Expresión se prepara para celebrar su 41 aniversario institucional con la realización de un programa especial, a través de diversas plataformas... Teatro Universitario Expresión, anuncia programa para celebrar 41 años de actividad en las tablas

El Teatro Universitario Expresión se prepara para celebrar su 41 aniversario institucional con la realización de un programa especial, a través de diversas plataformas virtuales, entre la semana del 7 al 13 del próximo mes.

Esta agrupación universitaria -dependiente de la Universidad Arturo Prat-  fue creada el 9 de septiembre por el profesor Iván Vera-Pinto Soto, bajo el alero de la Sede Iquique de la Universidad de Chile,. Ha ha tenido un largo y fructífero recorrido por las tablas locales, nacionales e internacionales, constituyéndose en una de la compañías universitarias más antigua del país.

Durante estos 41 años de labor ininterrumpida ha logrado plasmar más de 90 montajes de piezas de diferentes estilos y géneros dramáticos, dirigidas a todas las edades y sectores sociales. Del mismo modo, ha incursionado en el campo de la formación y capacitación teatral, naciendo de sus canteras varias generaciones de actores y actrices que han continuado sus periplos profesionales en otros escenarios. Sin olvidar sus valiosos trabajos de investigación y publicaciones en el campo de la dramaturgia de la memoria y la pedagogía teatral.

Su tarea de vinculación con el medio se ha extendido más allá de nuestras fronteras, proyectándose a todas las regiones de Chile, como también hacia otras latitudes más lejanas: Perú, Argentina, Bolivia, Uruguay, México, entre otras latitudes.

A esta altura de la senda, los integrantes de esta compañía artística son unos convencidos que el desarrollar su arte en el seno de una universidad pública y regional es un privilegio, pues esa condición universitaria le permite investigar, crear, enseñar e interpretar técnicas y contenidos que guardan relación, preferentemente, con nuestra identidad local y regional. Está claro que para que el teatro nazca, se mantenga o resurja no basta un decreto de la autoridad superior, se requiere de la presencia de otras variables sustanciales: liderazgo, capacidad de trabajo en equipo, disciplina, perseverancia, soporte ideológico sólido y condiciones humanas y materiales básicos. En este caso, tal como ha ocurrido en otras experiencias de esta naturaleza, el equipo ha dependido del sustento institucional, a veces precario y en otras ocasiones más sensible y cercano. Pero, por sobre cualquier ponderación y juicio que podamos expresar, este vínculo que se ha establecido entre la entidad rectora y la organización artística ha sido clave para su mantención y sobrevivencia.

No menos importante es inspeccionar la influencia que el colectivo ha tenido en su comunidad. Sobre esa problemática podemos conjeturar que desde el momento que se creó se abrió una ventana que trajo beneficios no solamente a sus hacedores, acaso, de la misma manera, para el público, en cuanto permitió a diferentes grupos sociales estar en contacto con una producción dramática universal, nacional y local, sondeando formatos, lenguajes, técnicas y temáticas que han contribuido a la consagración de una tradición teatral iquiqueña que viene desde comienzo del siglo XX con la instalación del Teatro Social Obrero.

La antigua Sala Veteranos del 79 (1905) ha sido por excelencia su espacio de trabajo y su medio para conectarse con el público iquiqueño, el cual, fielmente, ha seguido su ruta y sus producciones, las que no han estado exentas de altos y bajos; sin embargo, con tesón, disciplina, amor y pasión por el arte escénico y sus propios discursos ha sabido sortear obstáculos y dificultades para mantener todos los años el teatro vivo en una casona que tiene una densa historia cultural.

Una celebración invita no solo a recordar el camino recorrido y lo sembrado, sino también a los hacedores, quienes en distintas etapas han aportado sus energías positivas para hacer posible algunos sueños y la misión. Son muchos los gestores e intérpretes que están en la memoria emotiva de esta entidad; todos y todas han sido muy importante en el funcionamiento y andamiaje institucional; algunos ya no se encuentran en esta tierra, sin embargo son figuras emblemáticas en el devenir de la organización: Jaime Torres Lemus, Guillermo Zegarra Figueroa, Brunilda Correa Munizaga, Antonio Sabat Orrego y George Vargas.

Por otro lado, bien sabemos que, en general, para los artistas todas sus obras tiene un afecto especial y marcan un hito en la historia escénica; no obstante, hay algunas que por su contenido, la excelencia de sus producciones, la calidad de su interpretación y la empatía con el público han destacado por sobre otras, entre ellas tenemos:

 “El monte calvo”, de Jairo Aníbal Niño; “Matatangos”, de Marco Antonio de la Parra; “Muerte accidental de una anarquista”, de Darío Fo; “Del chumbeque a la ZOFRI”, de Bernardo Guerrero; “Taxi”, de Ray Cooney; “Luz Negra”, de Alvaro Menem, “Coruña, la ira de los vientos”, de Iván Vera-Pinto; “Venecia”, de Jorge Accáme; “Pedro y el capitán”, de Mario Benedetti; “La última batalla”, de Iván Vera-Pinto; “Margarita, el remolino de la pampa”, de Guillermo Zegarra; “Las voces de los callados”, de Iván Vera-Pinto, entre tantas otras.

Para esta ocasión Expresión ha elaborado el siguiente programa: lunes 7 un adelanto de “La desterrada de Huantajaya”, obra que está en proceso de montaje; martes 8 “Encuentro de la Academia de Teatro Adulto Mayor de la UNAP”; miércoles 9 Acto central de festejo; jueves 10 “Escenas de la obra “Margarita, el remolino de la pampa”, interpretadas por el Teatro de Escuela Artística Violeta Parra, bajo la dirección de Luisa Jorquera; viernes 11 “Las voces de los callados”; sábado 12 “Coruña, la ira de los vientos”; domingo 13 programación infantil, una matinal que incluye cuentos y teatro para niños. Además, se transmitirán los saludos de diversas personalidades del ámbito educacional y artístico. Cada una de las actividades serán transmitidas a partir de las 19.00 horas por el Facebook de la entidad y también por el canal YouTube del profesor Iván Vera-Pinto S.