Edición Cero

“Esta pandemia nos cambió la vida”. Bajo esta premisa comenzó su exposición del de la Universidad Arturo Prat, Alberto Martínez Quezada en los “Encuentros... Rector UNAP expuso en Encuentros Virtuales Internacionales:Las Universidades el Día Después

“Esta pandemia nos cambió la vida”. Bajo esta premisa comenzó su exposición del de la Universidad Arturo Prat, Alberto Martínez Quezada en los “Encuentros Virtuales: Las Universidades, el Día Después”, desarrollados  por el Consejo de Rectores por la Integración de la Subregión Centro Oeste de Sudamérica (CRISCOS).

El Rector Martínez expuso en el primer webinar Rectores en Red, junto sus homólogos Gonzalo Ruiz Ostria de la Universidad Privada del Valle de Bolivia; el Vicerrector Dr. Miguel Torres Ñumbay de la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay; el Rector Dr. Mariano Pacher Morel de la Universidad de Canindeyú ,Paraguay y Presidente de ZICOSUR Universitario; el Rector Dr. Alberto Briceño de la Universidad Católica de Santa María, Perú y Presidente de CRISCOS y el Rector, Rodolfo Tecchi de la Universidad Nacional de Jujuy.

Para Martínez Quezada, el seminario dio la posibilidad de mostrar cómo el escenario cambió para las universidades y cómo estos centros de estudios superiores se están preparando para el futuro. “La idea era destacar que esta pandemia se instaló, al igual que la digitalización y cambió todo, por lo cual debemos estar preparados para los desafíos que se nos vienen a las Universidades”.

Añadió que de esta manera “los rectores compartimos experiencias que nos permitieran seguir avanzando en los proceso académicos, administrativos y colaborando en esta emergencia sanitaria con la sociedad. También el rector se destacó como la Universidad Arturo Prat, ha sido reconocida como actor relevante en apoyar la prevención y el combate de la pandemia, con direversas iniciativas”.

ACTUALIDAD

“Hoy nuestra Universidad, -dijo Martínez-, después de gran trabajo de todos sus estamentos, tiene 842 docentes capacitados en la utilización de nuevas tecnologías y plataformas, lo cual ha generado 193 mil visualizaciones de videos disponibles con clases grabadas y más de 15.310 clases sincrónicas, es decir un promedio de 2.600 clases sincrónicas por semana”.

Destacó que el escenario en el nuevo contexto de esta pandemia, en el aspecto financiero, ha llevado a la UNAP a entregar facilidades de pago, matrículas en cuotas, desfase de aranceles y facilidades de reprogramación de deudas. Asimismo, la pandemia ha traído un aumento en los gastos de virtualización no presupuestados, una reducción de la cantidad de estudiantes matriculados, lo que conllevo un déficit económico en las universidades y si a esto le sumamos la iniciativa de proyecto de ley de rebaja de aranceles, la situación no es fácil.

En cuanto a conectividad y virtualización, afirmó que la Virtualización llegó para quedarse, y hay que considerar que todo esto genera gastos no presupuestados. Sin embargo, también permite la democratización de la internacionalización al reducir costos de viaje. No obstante, es evidente que la conectividad es un tema país que genera desigualdad.

PANDEMIA

En lo que respecta a gestión esta pandemia nos obligará a establecer controles de ingreso, Medición de temperatura, uso de mascarillas, productos para esterilización, Controles de permanencia, distanciamiento social y las capacidades instaladas para mantenerla.

Asimismo, recalcó que “en lo que respecta a Control de calidad, la docencia e investigación virtual deberán ser una meta, por lo que se requiere formación de equipos relacionados con la virtualización y su impacto en el aprendizaje y el desarrollo de las sociedades. Esta pandemia hizo evidente nuestras fallas, por lo es necesario aprender de las debilidades detectadas y realizar propuestas”.

PROPUESTAS

En el área financiera, en el país, los rectores están proponiendo rechazar Ley de rebaja de aranceles, flexibilizar utilización de excedentes del Fondo Solidario de Crédito Universitario, acceder a endeudamiento con bajo costo y con garantía del Estado, tal como se ha hecho respecto de las empresas; flexibilizar las exigencias y trámites para el endeudamiento de largo plazo; ampliar la cobertura de la Gratuidad y considerar el avance académico. Asimismo, se desea abrir un nuevo proceso de postulación a ayudas estudiantiles, flexibilizar el uso de los recursos por financiamientos específico como proyectos.

“En lo que respecta a conectividad y virtualidad, se propone democratizar o facilitar, a través de costos diferenciados, el acceso universal a internet y tecnologías para estudiantes con riesgo social alto y sectores rurales; la sincronización o integración de las políticas con las tecnologías en las instituciones de educación superior, esto es, no sólo establecer políticas de virtualización, sino migrar los sistemas de información a este formato, ya que no todos los profesores tienen la tecnología o capacidades para una buena clase virtual”, remarcó la utoridad universitaria.

Por otro lado, se desea generar políticas y estándares comunes de la calidad virtual versus la presencial y aunar esfuerzos para la formación de capital humano en aprendizaje virtual

En cuanto a las propuestas políticas y administrativas, está el solicitar la creación de un fondo basal de emergencia Covid 19 para continuar prestando servicios académicos y desarrollando las labores de ciencia e investigación, esenciales para el combate de la pandemia.

Desde la academia se propone promover cambios estructurales en salud y educación para el desarrollo social.

Asimismo, se plantea revisar el sistema de acreditación y flexibilizar los actuales plazos; diseñar e implementar infraestructuras con las nuevas condiciones socio-sanitarias; generar políticas comunes de internacionalización que fomenten la excelencia académica, a través de proyectos colaborativos con redes y referentes internacionales y, finalmente, evaluar la salud del capital humano bajo las nuevas modalidades académicas.