Edición Cero

Unos meses antes de asumir el cargo, Jorge Tapia Valdés  da una larga entrevista a la periodista Anyelina Rojas V., publicada en el ya... Fallece Jorge Tapia Valdés, exintendente de Tarapacá: Le recordamos con entrevista realizada en el 2000

Unos días antes de asumir el cargo, Jorge Tapia Valdés  dio una larga entrevista a la periodista Anyelina Rojas V., publicada en el ya desaparecido Diario El Nortino, la que compartimos.

Imagen extraida del facebook de la IMI

En Barcelona, donde residía junto a su hija, dejo de existir, a la edad de 85 años,  Jorge Tapia Valdés, quien fuera intendente de Tarapacá, entre marzo y diciembre del 2000. De dilatada trayectoria, era experto en temas constitucionales y de desarrollo regional. Durante la Unidad Popular fue designado como ministro del Presidente Salvador Allende, en las carteras de Justicia y Educación.

A fines de los 90 Jorge Tapia, militante del Partido Radical, se traslada a Iquique. Fue fundador del Instituto de Estudios Internacionales y  Director de la Escuela de Derecho de la Universidad Arturo Prat.

Luego del golpe de Estado, fue detenido y  relegado a Isla Dawson; posteriormente se exilio en los Países Bajos, donde continuo especializándose en las Ciencias Jurídicas y participando en la resistencia en el exilio. De hecho fue parte del Instituto para el Nuevo Chile, que reunía  en el exterior a opositores que quedaron en el país y exiliados.

Recuperada la democracia asumió como embajador en los Países Bajos, donde residía en ese momento. También fue embajador de Chile en Israel.

En 1998 llega a Iquique y dos años más tarde, Ricardo Lagos lo nombra Intendente de  Tarapacá.

ENTREVISTA EN EL 2000

Unos días antes de asumir el cargo, Jorge Tapia Valdés  da una larga entrevista a la periodista Anyelina Rojas V., publicada en el ya desaparecido Diario El Nortino, en tiempos que era director Reinaldo Berríos.   Compartimos ese trabajo periodístico.

Jorge Tapia, un hombre interminable: Intendente designado imprimirá agilidad y eficiencia a su gestión

Tanto se ha escrito estos días de don Jorge Tapia, el intendente designado por Ricardo Lagos, que podría creerse que no hay más repertorio. No es así. No, porque este hombre de larga trayectoria en la vida nacional, parece un ser interminable. Es multifacético y envolvente, con fama de “mal genio”, pero también poseedor de un muy buen sentido del humor. De hecho, en su primera conferencia de prensa, hizo soltar más de una risotada a los periodistas, con sus improvisadas bromas al más puro estilo “chilensis”. Cuando se le preguntó por su mal genio, frunció el ceño, empuñó la mano, golpeó la mesa, fijó la vista y alzó la voz para decir ¿quién le dijo a usted que soy enojón? Carcajada general, por supuesto.

Anyelina Rojas Valdés.- 

Su currículo se impuso finalmente. Es que Jorge Tapia Valdés, abogado, 64 años, director de la Escuela de Derecho de la UNAP, posee una envidiable trayectoria que los periodistas no se han cansado de enumerar: ex ministro de Educación y Justicia, ex Embajador en Israel y los Países Bajos, dominio de cuatro idiomas, docente universitario en varios países de Europa, con post grados en las universidades de Stanford y Yale. Y suma y sigue. Sin embargo, frente a frente con él, se le percibe como un hombre, evidentemente, de gran trayectoria y de mucho peso intelectual, pero a la vez, un ser humano de gran simplicidad y de mucha agudeza sensitiva. Para nada él hace predominar su estampa intelectual, al contrario, se plantea con respeto, con mucha humanidad y en un  trato casi de tú a tú, que permite a su interlocutor sentirse plenamente cómodo junto a él.

Parafraseando el dicho, “Radical, masón y bombero”, le hacemos la consulta. “Bombero no soy” responde con suspicacia.

-Don Jorge, todos los sectores han alabado su nominación ¿le parece que son palabras de buena crianza o en verdad lo respaldan?

-Yo necesito creer que no son palabras de buena crianza, sino que representa una sensación de tranquilidad a la decisión que tomó el presidente y que tienen el propósito de respaldar al nuevo intendente. He visto que las opiniones vienen de sectores tan dispares que me resulta difícil pensar en una especie de “complot”, en la Región. Por el contrario, siento que es una reacción auténtica, espontánea de satisfacción porque se ha nombrado un intendente que tiene el currículo que la Región reclama.

-En Iquique no han existido buenas relaciones entre gobierno regional y alcaldía. Durante su gestión ¿espera superar esas diferencias?

-Yo creo que el problema dejó de existir en la medida que se nombra un intendente que tiene una relación anterior de amistad personal con un  hombre como Jorge Soria. Yo creo que él es un político que necesita espacios para desarrollarse y mi propósito no es invadir los espacios que Soria legítimamente ocupa. Mi propósito es coordinar con el alcalde, los esfuerzos de uno y otro, en ventaja de la Región.

-Como ciudadano y como político de trayectoria ¿qué le parece la gestión del alcalde Soria?

-He escuchado con insistencia entre los ciudadanos de Iquique, que Soria hace esto mal, muy precipitadamente, todo a su estilo; pero hay que reconocerle que hace cosas por Iquique. Todo el mundo piensa lo mismo. Iquique no sería lo que hoy día es, sin un hombre como Jorge Soria al frente de la municipalidad en los últimos años.

SUSTENTO POLÍTICO

– Ud. No ha hecho mucha vida partidaria en el radicalismo criollo. En ese sentido ¿cómo va a ser el sustento político de su gestión? ¿Va a buscar apoyo en otros partidos?

-Hoy se dan las condiciones para que el radicalismo se auto-reestructure, ha demostrado que tiene un enorme apoyo tanto en Arica como en Iquique. Y siendo así es obvio que uno de los apoyos políticos en la gestión del intendente será también el Partido Radical. El que no haya hecho vida de asamblea en los últimos dos años, nunca ha sido entendido por los radicales de Iquique como un alejamiento, ellos saben que cuentan conmigo como un radical en cualquier circunstancia.

Dicho eso tengo que resaltar que el gobierno es de la Concertación y por tanto el Gobierno Regional es el gobierno de la coalición. De este modo el apoyo natural será el conglomerado de partidos políticos sin exclusión de ninguno de ellos.

-Sin embargo pueden haber matices. Ud. por ejemplo es amigo personal del presidente Lagos y del Senador Bitar ¿influirá en una cercanía mayor al PPD en la zona?

-Sin duda que ese influye. Pero tendría que recordar que tengo una muy buena relación con Edmundo Pérez Yoma. Y alguien podría pensar que si es candidato a senador frente a Jaime Ravinet, yo tendería a privilegiar a Pérez Yoma, pero resulta que también conozco a Ravinet. Para el lado que me mueva me voy a encontrar con amigos ¿qué pasa entonces?, que se neutralizan unos con otros.

-Se manejaron muchos nombres, pero finalmente se impuso su currículo. ¿Su trayectoria le da tranquilidad para asumir los problemas de la Región?

-Creo tener un training adecuado en el manejo de las cuestiones públicas y de gobierno, porque ya llevo varios años en estos oficios, pero la política es siempre cambiante, siempre desafiante. Y uno no siempre está en condiciones de sortear con facilidad esos desafíos, por tanto la misión es tensa.

-Se habla mucho de recambio generacional, en su equipo ¿va a incorporar a gente joven, con nuevas ideas, con el fin de modernizar la gestión?

-Tocas un tema en el que yo de algún modo soy especialista, como es el tema de la modernidad y modernización desde el punto de vista de la sociología y por supuesto de la filosofía. Usamos las palabras sin entender precisamente qué significa modernidad y qué significa modernización…

-¿Y qué significan?

-Sabía que me iba a hacer esa pregunta. Bueno como esto es una entrevista y no una clase que es lo que tendría que dar para hablar de esta materia para comprenderla bien, le digo en términos resumidos que modernidad es esencialmente la condición que adquiere una sociedad para aceptar y adaptarse al cambio. Una sociedad que tiene esta capacidad, deja de ser tradicional, sin perjuicio que pueda conservar todo lo valioso que hay en ella. Ahora ¿dónde se produce este cambio? ¿en las cosas o en la mente de la gente?, concluimos que en la mente. Así como cuando se habla de desarrollo, concluimos que no estamos hablando sino que del desarrollo de la gente, también en modernidad, no estamos hablando, sino cuando nos referimos a la modernidad de la mente del individuo y de los grupos. No sacamos nada con tener trenes, aviones, carreteras asfaltadas y reactores nucleares, si los que los manipulan siguen estando en el siglo pasado. Por lo tanto modernidad significa hacer algo para que la gente cambie su mentalidad, deje de vivir amarrada a las costumbres y se adapte a los nuevos tiempos. Lo que necesitamos no son cosas modernas, sino personas modernas.

-Establecido así ¿cómo va a conformar sus equipos para responder a los objetivos planteados?

-El mérito es la base principal en la formación de los nuevos equipos. Cualquier otra condición que es lógica tener en cuenta en la actividad política y de gobierno, tendrá un carácter secundario, con relación al mérito y la capacidad. Primero el mérito y después vemos “en qué ciudad naciste”.

PERFIL TARAPAQUEÑO

– ¿Cómo ve al nortino, al tarapaqueño?

-En un hombre o una mujer cuya actitud está creada, formada, a partir de su experiencia con el tipo de mundo natural en que vive ¿qué quiero decir?, Que el hombre del norte, de estas latitudes, mira más la pampa y el mar que a la demás gente, sean para vivir de ella, o sea para gozarla. Entonces, creo que está poco interesado en la demás gente y tiende a ser más individualista y tiende a desarrollar un sistema de vida que le permite disfrutar del clima, de un mar generalmente tibio, de los oasis que parecen pequeños paraísos. ¡Es un gozador este hombre nortino!

-Un gozador. ¿Le parece malo?

-Es un estilo de vida que hoy se confronta con los estilos de un mundo que se globaliza y se moderniza y el nortino tendrá que ver si se adapta a los desafíos que supone el mundo globalizado. En definitiva, creo que debe cambiar su actitud frente al trabajo y el tiempo, sin perder su capacidad para disfrutar de la vida.

-¿Cree Ud. que en política temas como estos se pueden abordar?

-En una entrevista contigo sí, pero yo no le voy hablar a la gente así porque no lo entendería. Ahora hay muchas acciones concretas fundadas en este modo de ver las cosas, por supuesto, pero no es el lenguaje que se pueda usar en la población, o en una reunión.

-Respecto del desarrollo regional, ¿qué potencialidades identifica usted?

-Hay algunas obvias como la minería y la pesca. Tan evidentes que están en la historia. Minería y pesca seguirán estando presente, no cabe duda, por lo tanto, el nuevo acento del gobierno regional, no habrá de colocarse en lo que es tradicional, es lo que es conocido, sabido y aceptado. Dónde va a estar el acento. Sin descuidar esto, porque hay que cuidarlo y desarrollarlo, el acento estará en la agricultura y el turismo. Le digo, ésta puede ser una zona agrícola.

-Lo dice por su experiencia en Israel.

-Sí, lo digo por la misma razón que Israel es un país donde la agricultura es importante.

-Concretemos. ¿Cómo se hace del desierto una zona agrícola?

-Vamos a aplicar nuevas tecnologías, estableciendo nuevas normas en materia de propiedad y usos de las aguas. Le digo que habrá estímulos y formación para el campesino en las quebradas y valles. Es posible mejorar la productividad y la calidad de todos los productos del sector agrícola a niveles nunca pensados. Y desde luego se trataría de abastecer todo el mercado santiaguino por épocas, pero abastecer constantemente el mercado de la propia región.  Mire, le cuento que yo he visto pampas desérticas cultivadas de melones, por ejemplo, ¿es que nosotros no somos capaces de hacer cosas parecidas?

-Acá en la pampa hay varios proyectos…

-Evidente que hay proyecto, pero “nos encanta” quedar a la altura del proyecto, no tenemos voluntad de trabajo, espíritu de trabajo para pasar del proyecto a la realidad.

-La UNAP  tiene convenios con universidades de Israel.

-Y vamos a tratar de utilizar lo mejor posible los convenios que las dos universidades de la Región –UNAM y Universidad de Tarapacá- tienen con Israel y otros países en esta materia. Primera hay que desarrollar la agricultura, modernizándola, tecnificándola. Esa es una prioridad y la otra prioridad será fomentar el desarrollo turístico y esto supone mejorar la infraestructura, contar con el personal adecuado, incluida también la actitud de la gente.

-Que Iquique y la Región se puede proyectar turísticamente, es algo que lo percibe la ciudadanía, la gente.

-Sí pero luego dicen “que bueno sería que alguien hiciera tal o cual cosa”. Acá lo que tiene que haber es trabajo, que la gente esté dispuesta a trabajar. Le digo que en esta región como en otras del país, la gente no ama el trabajo, se siente explotada o auto explotada y han perdido de vista la enorme fuerza liberadora que tiene el trabajo.

 Entonces ¿qué pasa?, que hay que tener más amor al trabajo para hacer realidad las ideas buenas, si no, dedíquese al mundo de los soñadores no más. Y soñadores tenemos demasiados en Chile.

-En lo personal ¿cómo ha sentido esta fuerza liberadora del trabajo?

-Liberarse es demostrarse a sí mismo y a lo mejor a los demás de ser capaz de alcanzar ciertos objetivos, ciertas metas. Y cómo podemos alcanzarlo: aplicando nuestras energías, nuestro tiempo, nuestro trabajo, al logro de esos objetivos. Cuando tú eres una persona convencida del gran futuro del turismo en Chile, y sobre todo en esta Región, es aplicándote al desarrollo del turismo que vas a poder hacer realidad  tu propio sueño, con lo cual, le das sentido y motivación a tu vida; te liberas de todo tipo de enajenaciones, de condicionamientos; te auto encuentras a ti misma, sabes a dónde vas y tienes la satisfacción de conseguir una meta que parecía difícil al comienzo.

-Usted se mueve mucho en el mundo académico…

-Soy enormemente práctico, yo me califico como un “hacedor de cosas”, así que no te equivoques por mi manera un tanto filosofada de hablar. Yo hago más cosas que un obrero que trabaja solo con sus manos.

-¿Tanto así?

-Desafío a cualquiera.

-El nivel de profesionales que tenemos en la zona ¿cómo lo encuentra?

-Adecuado a la zona.

-Sea más explícito, intendente…

-Quiero decir que la zona no está exigiendo en estos momentos, salvo excepciones, mayores niveles de preparación que los profesionales que tiene. El desarrollo futuro requiere más que eso. Algunos de ellos podremos producirlos ya, a través de nuestra universidades, pero el resto tendremos que importarlos del resto del país o de afuera, porque no tenemos todo el tiempo del mundo para crear esas capacidades. Mientras tanto habrá que comprarlas.

ALLENDE, LOS MILITARES

-Usted fue ministro de Allende ¿cree que esto pueda influir en la percepción que los sectores más conservadores tengan de Ud?

-Siempre existen personas que se sientan todas las noches a ver películas de terror. Y algunos de esos, pocos en realidad están en los sectores de extrema derecha. Dicho eso aclaro que una de las cosas que más ha influido en mi desarrollo de la comprensión de lo que es la democracia y cuál es el rol de la sociedad civil, ha sido precisamente mi experiencia en el gobierno de la Unidad Popular.

-¿En qué sentido?

-Habiendo sido toda mi vida un claro y definido partidario de la democracia, sólo lo que ha pasado  a partir del quiebre de la democracia en Chile me ha permitido comprender lo importante que es tener democracia, lo cual supone aceptar todos los requisitos que nos permiten hablar que en realidad existe un sistema democrático. En ese sentido yo diría que los hombres que tuvimos la experiencia de la Unidad Popular somos los más auténticamente democráticos y somos una garantía para todos los sectores, porque queremos cuidar la democracia y eso significa cuidar libertades esenciales, fomentar el pluralismo, respetar los derechos de las minorías, garantizar la libertad de opinión.

-Y donde los institutos armados cumplan sólo con su rol

-Eso está fuera de discusión en cualquier país moderno. No hay ningún país moderno en que los militares pretendan tener autonomía frente a la Constitución, frente al Derecho y frente al gobierno civil.

-En el Gobierno de Allende se llamó a los militares para que asumieran tareas políticas en las distintas estructuras de poder....

-Eso pasa en otros países en distintas circunstancias. En el caso chileno adquirió ribetes especiales, pero llamar a algunos miembros de las FFAA a cumplir con funciones de Gobierno no significa militarizar la política.

-¿Cree que fue un error pedir ayuda a los militares?

-No sé si fue un error, la cuestión es que hay que evitar siempre llegar a situaciones críticas límites que hagan necesario contar con el concurso de algunos miembros de las Fuerzas Armadas. El error estuvo no en llamarlo, sino en el permitir que se crearan las condiciones en las cuales fue necesario llamarlo.

-Salvador Allende, para Ud. ¿cómo pasa a la historia?

-Si uno se mueve por el mundo encuentra enormes avenidas, preciosos parques, monumentales escuelas, barcos, etc, con el nombre de Salvador Allende. El hombre se ha ganado muchas estatuas que recuerdan y recordarán su nombre, incluso aquí en Chile por supuesto. Creo que el mundo y el país no agradecen y recuerdan un presidente, sino cuando, errores más, errores menos, ese hombre fue un gran hombre.

– ¿Cómo pasará a la historia Pinochet?

-Pinochet no pasará a la historia, pasará al olvido.

No hay comentarios.

Sea la primera persona en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *