Edición Cero

“Nuestro Museo Regional lleva a cabo una interesante rehabilitación de sus históricas y desconocidas bóvedas incluyendo bóvedas y cuartos secretos que hoy se develan... Tesoros y secretos del Museo Regional, que albergara al Palacio de Tribunales de Justicia

“Nuestro Museo Regional lleva a cabo una interesante rehabilitación de sus históricas y desconocidas bóvedas incluyendo bóvedas y cuartos secretos que hoy se develan al público como primicia. Los estamos habilitando como depósitos especiales de conservación para cada tipo de material arqueológico: cerámicas, momias, textiles, y el nuevo Archivo Histórico del Museo Regional”. Así lo señaló el director del Museo Regional de Iquique, Luis Pérez Reyes, en estos días de celebración del Día del Patrimonio Cultural.

Arqueólogo de profesión y posgraduado como paleontólogo, el profesional iquiqueño  recordó que el Museo alberga, desde  sus orígenes,  desde al menos una década antes de la promulgación de la Ley de Monumentos Nacionales en 1970,  miles de piezas arqueológicas e históricas de todo el Norte Grande.

Tratándose de un valioso material el que resguarda, es que Corporación Municipal de Desarrollo Social, CORMUDI, de la cual depende el Museo, “principalmente desde 2019, viene realizando una fuerte inversión implementando un sistema de control ambiental, iluminación LED y circuito cerrado de televigilancia, complementado con un proyecto FMIM 2019-2020, que hemos impulsado”, añadió Pérez Reyes.

Bóvedas y cuartos secretos en el Museo Regional de Iquique

El historiador iquiqueño , Damián Lo Chávez, encargado del nuevo Depto. de Historia del Museo Regional, señaló que  “el Iquique salitrero se caracterizó por sus construcciones de madera y la alta presencia de materiales inflamables en almacenes y bodegas de salitre que eran parte fundamental de la economía regional. La ciudad sufrió numerosos incendios que destruían buena parte de lo construido, y suponían graves pérdidas para el comercio, el empresariado y la administración pública. En este escenario de inminente riesgo, la documentación corría particular peligro, considerando que el papel es altamente combustible, y su pérdida es total e irreversible”.

Añade que por ello “la documentación más relevante del periodo, aquella referente a la industria salitrera y el gobierno del territorio, se guardaba en el palacio Rimac, la ex Aduana, el edificio más sólido del Iquique del pasado. Sin embargo, la ex Aduana, sobrecargada de instituciones fiscales, se veía en grandes dificultadas para contener volúmenes crecientes de documentos. Según registros de 1880, los archivos estaban en completo desorden y colapsando oficinas”.

Así,  al construirse el nuevo edificio de la administración fiscal en Iquique, el Palacio de Tribunales en 1892, fue dotado de las más sólidas bodegas contra incendio, sismos e inundaciones, varias de las cuales están ocultas, bajo pisos o tras paredes falsas.

El Museo Regional albergó en el pasado oficinas de trascendental importancia: “Notarías, tribunales, registro civil, visitación de escuelas, beneficencia e incluso Intendencia por un tiempo. La documentación emanada de dichas reparticiones se almacenaba en cuatro bóvedas construidas con gruesas paredes de hormigón armado, fundaciones de roca, y cubierta de ladrillos refractarios, cazados entre rieles de hierro, siendo distribuidas estratégicamente en el edificio. Las puertas blindadas de las bóvedas fueron fabricadas por la industria británica de John Tann, y constituyen en sí mismas un patrimonio de interés, símbolos de una época de expansión de las finanzas y de la industria pesada a nivel global”, relata el historiador.

Nuevo Archivo Histórico y Centro Documental

Según la información del Museo Regional, el alcalde Mauricio Soria les ha mandatado  que en su gestión, su característica sea la de facilitar el acceso a la cultura y el patrimonio regional, línea que impulsa la actual Dirección. Una muestra de ellos es la de crear nuevos departamentos y espacios especializados para enriquecer la oferta expositiva, exhibiciones e impulsar la investigación regional basada en las colecciones que dispone la institución.

En ese contexto el Museo contará con un Nuevo Archivo Histórico y Centro Documental interno que permitirá consultar no solo la ya conocida Hemeroteca, en una plataforma digital, sino que además acceder a las colecciones de documentos históricos salitreros, colecciones fotográficas salitreras y del Iquique del siglo pasado, y una biblioteca patrimonial salitrera, una de las mayores en la región con libros que incluyen parte de la historia y administración peruana, según nos reportaron.

Planos, cartas del periodo colonial, salitrero entre otros tipos de archivos son parte de la valiosa colección del Iquique de las décadas pasadas que incluye desde cuadernos escolares a documentación diversa que las antiguas familias han ido donando por décadas para su conservación en el Museo Regional como testimonio para las futuras generaciones. Para ello se están habilitando una de las mayores bóvedas, y una sala implementada para la investigación abierta al público.

Este sábado 30,  en el marco del día del matrimonio, el historiador Damián Lo, presentó en Facebook live del Museo Regional, algunos avances en torno a este importante proyecto.

FOTOS

Visitas guiadas a Lceos. En la imagen el poeta Guillermo Ross Murray y Luis Pérez, enseñan una bóveda secreta oculta en el piso.

Posted by Edición Cero on Sunday, May 31, 2020