Edición Cero

Manteniendo la misma disposición de seguir en las movilizaciones y con más fuerza aún, se manifestó el dirigente de la carrera de Enfermería de... Dirigente Universitario al quedar libre: “No porque nos hayan arrestado, dos o tres veces, van a impedir que sigamos saliendo a la calle. Ni porque me mantengan con medidas cautelares”.

Manteniendo la misma disposición de seguir en las movilizaciones y con más fuerza aún, se manifestó el dirigente de la carrera de Enfermería de la UNAP, Rodrigo Martínez, luego de asistir a la audiencia de formalización, investigado por el delito de maltrato de obra a carabineros.

“No porque nos hayan arrestado, dos o tres veces, van a impedir que sigamos saliendo a la calle. Ni porque me mantengan con medidas cautelares”, dijo el dirigente, que fue el único de los 7 detenidos que tras las detenciones ocurridas en la jornada de este domingo 27, fue formalizado. En concreto, por maltrato de obra a carabinero, quedando con las medidas cautelares de arraigo nacional, arresto domiciliario nocturno y prohibición acercarse a la víctima.

Y  la víctima es el Mayor de Carabineros Francisco Guzmán Muñoz, que acusó al dirigente de haberle arrojado piedras mientras cumplía servicios en moto policial.

En la audiencia de formalización, los abogados del Mayor Guzmán, dijeron que su representado recibió piedrazos propinados por el estudiante y que ocurrido los hechos, nunca le perdió la vista hasta llegar al momento de su detención. Señalan que Martínez saltó las rejas de un condominio y que de ahí fue sacado por el numeroso contingente policial que lo reducción.

Sin embargo, la versión del estudiante, representado por un abogado particular, señala que nunca atacó al policía y que en medio de las manifestaciones, el mayor empezó a perseguirlo en la moto. En su desesperación ingresó al condominio y buscó refugio cuando llega al cuarto piso. Allí una mujer le abre la puerta, el joven ingresa, pero no alcanza a cerrar, por lo que los policías lo sacan a la fuerza.

La defensa del universitario fundamentó que no había delito, puesto que no existen evidencias de que haya ocurrido la agresión y que la detención fue ilegal, por lo cual debía quedar libre de cargos. Mientras, los abogados del Mayor de carabineros, pidieron que quedara en prisión preventiva, por maltrato de obra al alto oficial.

Finalmente, el juez declaró legal la detención, pero dictaminó las medidas cautelares ya indicadas, y no la prisión preventiva.

Vale destacar que tanto el INDH Tarapacá, como la Defensoría Penal Pública, se mantuvieron atentos a la situación del joven, a quien visitaron mientras permanecía detenido en la Primera Comisaría de Carabineros de Iquique y comprobaron  que se encontraba en buenas condiciones.

Por su parte,  el estudiante que lucía buen aspecto, le habló a otros jóvenes a la salida del tribunal y dijo que seguirá en la lucha y que seguirá dando la cara, con los que quieran.