Edición Cero

El conflicto del gigante de la construcción y de la habilitación de los hogares es invisible: Home Centre Sodimac como dice su eslogán en... El abrazo de Chile: Home Center-Sodimac sigue en huelga de sus cerca de 9 mil trabajadores en plena Teletón

sodimacEl conflicto del gigante de la construcción y de la habilitación de los hogares es invisible: Home Centre Sodimac como dice su eslogán en la Teletón, “la casa de Chile” es uno de los principales avisadores del país, sobre todo en la televisión. Su conflicto no aparece en la pantalla chica. Esta invisibilizado.

Más de 25 días de movilizaciones llevan los trabajadores de Sodimac , que se encuentran en huelga legal producto de la negociación colectiva que les corresponde. Lo más llamativo de este conflicto es la falta de visibilidad de la situación porque, principalmente los canales de televisión, prácticamente no le han dado cobertura salvo Chilevisión que al inicio de la huelga informó en sus noticieros.

Durante el desarrollo del conflicto ha pasado de todo. Los slogans de la empresa , muy populares, como que Sodimac es la “casa de la Teletón”, ” la casa de la selección”, “la casa de Chile” La empresa ha comenzado a presionar. Los más de 8 mil 700 trabajadores, repartidos en todo el país, el sindicato má grande a nivel nacional, son nada más que eso.
Los trabajadores nunca se esperaron una negociación tan complicada. Ya han surgido las primeras presiones por parte de la empresa, que partió por enviarles por correo electrónico un video donde aparecen todos los gerentes haciendo un llamado a sus empleados a deponer la huelga.
En la sucursal de Valdivia, el delegado del sindicato de trabajadores Sodimac, Roberto Asencio, denunció que la empresa les entregó $2.000 de sueldo correspondiente a noviembre, por tal motivo decidieron recurrir a la Inspección del Trabajo para denunciar esta acción de su empleador. Pero, un grupo mayoritario ya decidió volver al trabajo.

Y no suficiente con eso ahora los amenazan con dejar a los hijos de los empelados en huelga sin la fiesta de navidad.
” Nos encontramos con una terrible sorpresa. Nosotros todos los años tenemos una fiesta y paseo de navidad donde nuestros hijos participan, y hoy día la empresa nos dicen que por estar en huelga nuestros hijos no podrán participar de la actividad. Es un golpe duro para nosotros, porque hay que ser bien desgraciado para tomar ese tipo de medidas con los niños, que no tienen culpa de nada”, dijo el dirigente.

La última novedad corrió por cuenta del gerente general, Eduardo Mizón quien envió un comunicado en el que señala: “Sodimac estuvo permanentemente abierta al diálogo, pero luego de 18 días en que se han desechado todas nuestras ofertas, no estamos negociando con el sindicato y son falsas las versiones que señalan que tendremos una reunión el próximo martes(ayer) “,

Con la proximidad de la Teletón -de quien Homecenter Sodimac es auspiciador central- y a las casi 3 semanas de huelga, las acciones han comenzado a radicalizarse. Dos trabajadores de la sucursal Huechuraba de Santiago comenzaron una huelga de hambre, mientras que los dirigentes anunciaron que se manifestarán aún con más fuerza durante la cruzada televisiva, sin especificar detalles.

En este sentido, incluso el propio Mario Kreutzberger entró al ruedo, presionando por la necesidad de que el conflicto se reswolviera antes del inicio de la Teletón. Pero no pasó nada.

“Cualquier huelga preocupa (…) no tengo antecedentes (…) para mí siempre es importante que se solucionen todos los conflictos”, señaló .

Por qué la huelga

El presidente del sindicato de Sodimac, José Luis Ortega, explicó por qué están en huelga.
“Pedimos un incremento en los sueldos base, en relación al crecimiento de las utilidades de Sodimac, pero la última oferta de la empresa no cumplió con las exigencias de la organización. La gran diferencia con la compañía no se centra en los beneficios sociales, sino que en el 5% de incremento del sueldo real de los trabajadores, es aquí donde los socios exigen un incremento. La empresa ha dado su apreciación y esperamos que reconsidere su oferta”, explicó.

Los empleados piden un 7% de reajuste y un bono de 500 mil pesos, sin embargo desde la empresa han señalado que la petición “excede cualquier posibilidad”.

Además, Ortega comentó que “este es un sindicato que ha hecho historia. A partir del año 1989 fuimos creciendo hasta convertirnos en el sindicato más grande de Chile, con 8.700 socios. Entendemos que ir por primera vez a huelga tiene que ver con un cambio social, las bases imponen sus condiciones y entienden que si la empresa obtiene ganancias sustanciales ellos deben ser partícipes de este ingreso”.

Presencia en A. Latina

Sodimac tiene 60 años de existencia. De ser una pequeña asociación de distribuidores para empresarios de la construcción pasó a ser una de las cadenas de retail más poderosas no sólo del país sino también de Latinoamérica.

Según cifras de la propia empresa, en 2015 poseían una planta de más de 19.000 trabajadores, distribuidos en 86 tiendas a lo largo de Chile, que incluyen los 14 locales bajo la marca Imperial.

En el plano internacional, Sodimac ha logrado expandirse a otros 5 países y hoy cuenta con presencia en Argentina (8 tiendas, 1.700 trabajadores), Uruguay (2 tiendas, 400 trabajadores), Brasil (57 tiendas, 3.400 trabajadores), Perú (57 tiendas, 9.300 trabajadores) y Colombia (35 tiendas, 8 mil trabajadores).

Durante el 2015 sus ingresos fueron mayores en relación a 2014 puesto que tuvo una ganancia bruta de 9,6%, al contrastar un 7,7% de ingresos con 6,9% de costos, debido a una compensación entre las ventas a personas y empresas, además de verse beneficiados por una menor variación de la UF durante 2015 que en 2014.

La invisibilidad

En cuanto a la invisibilidad de esta huelga de los trabajadores de Sodimac, el vicepresidente del sindicato, Óscar Astete señaló:
“Primero se debe destacar que son cerca de 8.330 trabajadores los que se encuentran en las calles, estamos hablando de una de las compañías más grandes de este país. Los dueños de Sodimac son uno de los principales motores económicos del país, y claramente contribuyen para que los medios nos hayan vetado y entregan poca publicidad sobre nuestra situación. Claramente estamos luchando contra un gigante”.

“A pesar del apoyo público de los parlamentarios, ni siquiera así fuimos parte de alguno de los noticiarios. Marchamos por Santiago, y ni siquiera el canal público se refirió a la situación; nuevamente hemos sido vetados. Los directivos han mantenido la presión, con malas prácticas, lo que los trabajadores se han percatado y han considerado que es un elemento que obliga a seguir con las movilizaciones”, explicó el vicepresidente del sindicato de Sodimac.

Medios alternativos

Cristian Leporati, director de la Escuela de Publicidad UDP, conversó con Cambio21 sobre la situación comunicacional de esta movilización nacional de la que poco o casi nada se ha dicho en los medios tradicional ya sean diarios, radios y televisión.
“Es verdad que no cuentan con los medios tradicionales, pero actualmente son tan relevantes los medios alternativos y las redes sociales como los otros. Esta crisis de la empresa la deben tener completamente controlada gracias al aporte de las tradicionales agencias de comunicaciones. Sin embargo, estas no consiguen bloquear cien por ciento la información, pues el mundo digital comunicacional ha llegado para quedarse y hoy tenemos varias otras alternativas para masificar una información”, dice el publicista.

Para el director de la escuela de Publicidad de la Universidad Central, Carlos Núñez, la situación refleja el poder económico de la empresa.

“Aquí se ve el poder económico. Homecenter Sodimac es uno de los principales avisadores que hay, además pertenece aun importante grupo económico, y tiene estrechos vínculos con los principales medios de comunicación. Esto obliga a los medios de comunicación a pensarlo dos veces antes de cubrir la noticia”, explicó el académico a Cambio21.
Parlamentarios.

Algunos parlamentarios han solidarizado con los trabajadores en huelga de Homecenter Sodimac como las diputadas Camila Vallejo (PC), Karol Cariola (PC), los diputados Giorgio Jackson (RD), Sergio Aguiló (IC), Leonardo Soto (PS), Fuad Chahin (DC) y Matías Walker (DC), Gabriel Boric y el senador, Alejandro Navarro. Asimismo, dirigentes sindicales fueron recibidos por el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade.

La reacción del empresariado no tardó en llegar y fue con amenazas también porque el presidente de la Sofofa, Hernán von Mühlenbrock, y, Ricardo Mewes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, anunciaron que presentarán una acusación constitucional en contra de los parlamentarios que han apoyado la huelga de Homecenter Sodimac, por atentar contra el artículo 60 de la Constitución de 1980.

El senador Navarro precisó que “Von Mülenbrock está perdiendo tiempo y dinero con sus abogados constitucionalistas. Al parecer no han leído el fallo del Tribunal Constitucional que indica que estas causales solo pueden ser invocadas cuando existiese abuso de posición para favorecer ilícitamente a una de las partes del conflicto laboral, cuestión que en ningún caso ocurre cuando un parlamentario manifiesta su apoyo a los trabajadores de forma de visibilizar sus demandas”.
En este sentido, Navarro aseguró que “apoyar a los trabajadores y representar sus intereses es absolutamente legal”.

Presidenta CUT: “Así se están llevando las relaciones laborales en el país”

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, en conversación con Cambio21 aseguró que hay interesados en invisibilizar el conflicto de los trabajadores de Sodimac.

“Tengo la impresión con que esto tiene que ver con una acción interesada, en algunos casos, por invisibilizar conflictos importantes de magnitud como estamos viviendo en el caso de Homecenter (Sodimac) que se trata de uno de los sindicatos nacionales más importantes del país. Estamos hablando de más 8.300 trabajadores, por lo tanto probablemente el impacto de una movilización nacional de esta envergadura, en el marco de una marca que es reconocida en el país, que además participa de jornadas de beneficiencia, sin duda que significa también un esfuerzo de la empresa por tratar de hacer todo lo que esté a su alcance para invisibilizar el conflicto”dijo.

Añadió: “pero yo diría que, haciendo la particularidad respecto de la situación de el sindicato Homecenter, lo que vemos a diario es que existe una suerte de naturalización, por decirlo de alguna manera, del conflicto en el marco del proceso negociación colectiva que lleva muchas veces a la indiferencia de los medios de estos procesos. Vuelvo insistir, en el caso de este sindicato, dada la envergadura de este resulta más evidente esta fórmula de atropello y en el fondo de práctica desleal de no hacer visible el conflicto para que eso no tensione y obligue al empleador a tener que pronunciarse, pero eso es algo regularmente nos pasa con muchos otros sindicatos”.

Conflicto y negociación

“Muchos otros sindicatos que son solo de empresas, o de establecimientos y que claro al tener un radio de acción más pequeño se tiende a naturalizar el hecho que no se llegue a acuerdo con los empleadores y por lo tanto los trabajadores tengan que ir a huelga, pero no se asume como un elemento que debiera ser de interés y de atención, no solo para los medios, sino como una reflexión respecto de cómo se están llevando las relaciones laborales en nuestro país. Y tengo la impresión que en ese sentido hay una deuda bien importante en nuestro país aún respecto de esta situación. Es decir, cuál es el objetivo de uno cuando negocia, tratar de no llegar al conflicto, por eso trata de llegar al diálogo y buenos oficios, pero cuando el conflicto se produce debiera ser de interés para todos”.

“Ojalá que situaciones como la que está ocurriendo con Homecenter tengan también la arista que nos permita entender que no es sano, no es lo normal ni es lo que unió debe considerar como lo natural es que se tenga que llegar a un conflicto para poder llegar a una negociación. Lo lógico sería que se pudieran construir acuerdos con la contraparte de manera mucho más efectiva, con diálogo real y fructífero. En eso tiene un punto especial lo ocurrido en el marco de negociación del sector público donde las señales que se dan desde empleador no importa, no tiene costos más allá de las implicancias que tengan en terceros. En ese sentido fue una mala señal por parte del Ejecutivo, pero uno seguiría apostando porque las relaciones laborales en Chile se evalúen y se miren de manera mucho más profunda a partir de estos desencuentros y que se entienda que eso no es lo normal en materia de relaciones laborales”.

FUENTE: CAMBIO 21

Los comentarios están cerrados.