Edición Cero

Alrededor de 80 personas, entre especialistas, académicos y pampinos, participan en el Seminario Taller “Avances y Desafíos en la Preservación del Sitio Patrimonio Mundial... Pampinos nutren a especialistas  y académicos con sus vivencias pampinas

asamblea brAlrededor de 80 personas, entre especialistas, académicos y pampinos, participan en el Seminario Taller “Avances y Desafíos en la Preservación del Sitio Patrimonio Mundial Oficinas Salitreras Humberstone y Santa Laura, que concluye hoy viernes, con la elaboración de las conclusiones. La ocasión constituyó un encuentro de diálogo participativo, en el cual los habitantes de la pampa, aportaron a los especialistas con sus vivencias en las salitreras. “Nos resistimos a pasar al olvido”, coincidieron.

La jornada es organizada por la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, DIBAM, junto al Consejo de Monumentos Nacionales, CMN; y con la colaboración de la Corporación Museo del Salitre, la Seremi de Educación y la Universidad Técnica Federico Santa María, teniendo en la mira sacar a las salitreras de la lista de Patrimonio en Peligro, categoría en la que se encuentran desde el 2005, cuando fueron declaradas por la Unesco, como mPatrimonio de la Humanidad.

expo ac - copia brDurante la jornada inaugural, Ángel Cabeza Monteira,  Director de la Dirección de Bibliotecas y Archivo y Museos, DIBAM y Vicepresidente Ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, (CMN), señaló que lograr ese objetivo, es parte de un proceso participativo, que se viene desarrollando y que se espera concluya dentro de 2 a 3 años.

Señaló que en ese contexto se realiza el Seminario Taller Avances y Desafíos del Sitio Patrimonio Mundial, inaugurado este jueves 4 de agosto, con la participación de especialistas, académicos, representantes de los servicios públicos y pampinos. Con ello, explicó Cabezas, “se va generando un proceso de participación ciudadana, de involucramiento de las autoridades, de conocimiento científico y académico, para poder avanzar en  una conservación adecuada del patrimonio salitrero”.

A juicio de la autoridad nacional, lo que se valora es que el rescate patrimonial de las salitreras,  nace a partir del sentir de los propios pampinos, es decir, desde la base. “Y nosotros nos empapamos, “empampamos”- dijo haciendo un juego de palabras-, con lo que es el espíritu, la identidad de toda la comunidad tarapaqueña, de la comunidad del salitre, de todos  los hijos de la pampa que han mantenido con mucha fuerza la historia del salitre”.

Por lo mismo, señaló Ángel Cabezas, cuando un grupo recuerda su patrimonio y lo revive en cada, nunca muere. “Lo que los pampinos hicieron durante siglos, particularmente en los  Siglos XIX y XX no va a ser olvidado. Por lo contrario, se van a mantener vivos sus recuerdo, primero en ello, pero también en sus hijos y sus nietos”.

Al ser consultado, complementó la noción de Patrimonio, entendido como “identidad, pluralidad, cohesión social y memoria. Es lo que mantiene a una sociedad unida a su territorio y viviendo con los demás grupos que conviven en ese espacio”.

PRESENTACIONES

Durante la jornada inaugural, luego del Director de la Dibam, expuso Ana Paz Cárdenas Secretaria Técnica del CMN quien detalló los distintos aspecto que le otorgan importancia al Sitio, como Patrimonio de la Humanidad, como el hecho de estar mejor conservadas que otras oficinas y tener complementariedad, ambas salitreras, Humberstone y Santa Laura, representativas del ciclo de la industria del salitre. Pero, fundamentalmente, porque dan cuenta de la vida humana en ese espacio territorial.

SILVIO ZEREGA DIRECTOR EJECUTIVO CMS brLa Corporación Museo del Salitre, es la entidad que administra ambas salitreras. Su Director Ejecutivo, Silvio Zerega, dio detallada cuenta de las obras y acciones, como asimismo, estudios e investigaciones, que han permitido que alcancen el nivel que hoy tienen. Partió recordando cuando se iniciaron los trabajos de limpieza y recuperación inicial, para ir transformándose en un museo de sitio de alto valor.

Ejemplificó Zerega, con el rescate de la Pulpería, ya restaurada y sobre la cual se implementará el Centro de Interpretación del Ciclo del Salitre. Allí tendrá un espacio que será destinado a recordar lo que fue la Masacre de la Escuela Santa María de Iquique.

Luego, Claudio Cabezas, asesor del Centro Nacional del Patrimonio Mundial, expuso los desafíos y aspectos que deben lograse para que las salitreras salgan de la lista de Patrimonio en peligro. Dijo que hay avances respecto de las exigencias que pide la UNESCO para sacarlas de tal categoría y que se avanza en forma adecuada, en una visión de plazo de 2 años.

Las exposiciones concluyeron con las exposiciones “Significación y valores del patrimonio Cultural”, que desarrolló Julieta Elizaga, del Centro Nacional de Conservación y Restauración: y  “Gestión de Riesgos en Sitios Patrimonio Mundial”, que presentó Marcela Hurtado, académica del Depto. De Arquitectura de la Universidad Federico Santa María.

CARMEN CAPETILLO Y SARA BENAVIDES brEn la jornada de la tarde, se desarrollaron Talleres, donde hubo intercambio de opiniones y análisis entre los especialistas, académicos y pampinos de las distintas organizaciones salitreras. Es el caso de Carmen Capetillo, de la Corporación Hijos del Salitre, originaria de la desaparecida oficina Mapocho.  “Nací en una casa de calamina y piso de tierra. Ese es mi origen y me siento orgullosa de haber nacido ahí”.

Opinó que la jornada es interesante como punto de encuentro e intercambio, lo cual valora. “Creo que hay que rescatar la memoria de los pampinos. Hemos visto que se trabaja mucho por el aspecto material, pero lo que nos gustaría como pampinos, es que se hiciera un libro con la memoria de los pampinos de las diferentes salitreras de la Provincia de Tarapacá”, señaló recordando que en su tiempo, no se hablaba de región sino que de Provincia.

Sara Benavides, presidenta de esa Corporación, señaló que le parece vital poner el acento en la precariedad de la vida en la pampa y en las luchas sociales que dieron quienes habitaron las oficinas y sacaron el caliche.

Los comentarios están cerrados.