Edición Cero

  Un emotivo reconocimiento recibieron seis funcionarios de Gendarmería de Chile al festejar el 4 de julio el Día del Suboficial Mayor, oportunidad en que... Celebran día del soboficial mayor en Gendarmería

 

gendarme_230x230Un emotivo reconocimiento recibieron seis funcionarios de Gendarmería de Chile al festejar el 4 de julio el Día del Suboficial Mayor, oportunidad en que se reconoció la trayectoria, los años de servicio y lo más importante, alcanzar la cúspide de una carrera colmada de éxito y sacrificio.

El acto se cumplió en el patio “Las Banderas” del Complejo Penitenciario de Alto Hospicio, presidido por el director regional, coronel, Sergio Castillo Caro, jefes de unidades, dirigentes de asociaciones gremiales, suboficiales mayores en retiro e invitados especiales.

El alcaide del Complejo, teniente coronel, Luis González, usó la palabra para destacar el sentido del acto, donde reconoció el trabajo y la labor de los suboficiales, quienes a través de los años, contribuyeron al engrandecimiento de la institución. “Ustedes han dedicado gran parte de su vida a la institución que los cobijó desde temprana edad y en la cual han escalado distintos pasos, trayectoria que los ubica en el grado jerárquico que representa la madurez funcionaria, colmada de logros profesionales y personales durante los años recorridos”.

Luego recibieron el reconocimiento de suboficial mayor José Villegas Torres, Julio Hernández Collao, Carlos Lobos Morales, Mario Garrido Carrasco, Gabriel Figueroa Jara, Fernando Monje Tapia. Dicho estímulo lo entregó el director regional, coronel, Sergio Castillo.

La Asociación Nacional de Suboficiales de Gendarmería, ANSOG, representada por el presidente provincial, cabo segundo, Guillermo Valdés, entregó un estímulo a sus asociados, Gabriel Figueroa y Fernando Monje.

Agradeció el gesto el suboficial mayor, José Villegas, quien recordó los primeros pasos que dieron al ingresar a la escuela y posteriormente, todo el recorrido desarrollado hasta llegar a la cúspide de la carrera. “Quiero agradecer a Gendarmería por lo que nos ha brindado, a nuestras familias y ahora quedan esos recuerdos de las frías noches vividas en las unidades, pero con el regocijo del deber cumplido”, acotó.

La ceremonia continúo con la investidura de nuevos grados de funcionarios que logran un peldaño más en su carrera funcionaria. Para ello los capellanes regionales, padre Wilson Cuello y el capellán evangélico, Oscar Faundez, bendijeron los distintos grados que portaran los ascendidos.

En la oportunidad ascendieron al grado de teniente segundo Estephani Leiva, Carlos Cuevas, Manuel Parada y Marco González. Invistió en su nuevo grado el coronel Sergio Castillo con familiares de los oficiales.

Al grado de gendarme segundo ascendió Claudio Delgado, Diego Cornejo, Damián Saavedra, Yubert Torres y Jordan Steel. Invistió el jefe de régimen interno del complejo, mayor José Marín.

Al grado de gendarme primero ascendió Lydia Torres Guajardo. Mientras que al grado de cabo, Carlos Caballero. Mientras que a sargento segundo, Ramiro Veloso, quien además, recibió el sable, que significa arma noble, luz y autoridad, que simboliza el mando que ostenta el funcionario. La investidura estuvo a cargo del comandante, Luis González. En tanto que al grado de sargento primero, ascendió, José Carril Tranamil.

Al concluir la ceremonia el coronel, Sergio Castillo, usó a palabra para destacar el acto, resaltando el significado que tiene para el funcionario que llega a ese grado. Además, destacó la importancia que tiene la familia en el desarrollo profesional y laboral para dichos funcionarios.