Edición Cero

Contribuciones económicas para dos familias donde existen integrantes impactados por graves problemas de salud realizó la Municipalidad de Alto Hospicio y sus funcionarios. Los... Municipio de Alto Hospicio entrega ayuda a familia de joven que es prioridad nacional para trasplante de hígado

aporte familia Valentina San FranciscoContribuciones económicas para dos familias donde existen integrantes impactados por graves problemas de salud realizó la Municipalidad de Alto Hospicio y sus funcionarios. Los beneficiarios fueron Valentina San Francisco, quien es prioridad nacional para un trasplante de hígado y Rodrigo Martínez, estudiante universitario que terminó con una mano amputada mientras trabajaba part- time en un supermercado.

En el caso de Valentina San Francisco, es una joven hospiciana, de 20 años, que se encuentra internada desde los primeros días de enero en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, está afectada de una hepatitis fulminante y se convirtió en prioridad nacional para un trasplante de hígado.

Bajo ese escenario, el concejo municipal aprobó la entrega de un aporte económico, pasajes aéreos y se sumó una campaña interna realizada por los propios funcionarios municipales, lo que permitió recolectar poco más de $1,6 millones para paliar parte de los gastos generados por su enfermedad.

Andrea San Francisco, hermana de la joven, recibió los aportes y agradeció la preocupación de los integrantes de la casa consistorial. “Es un aporte que nos permite enfrentar en parte este proceso, que ha sido una prueba para todos como familia. Valentina estuvo conectada hasta hace unas horas a ventilación mecánica y ahora se encuentra más estable, pero sigue siendo prioridad nacional. Le pido a la gente que nos ayude, necesitamos ese órgano con extrema urgencia para salvarle la vida. Nadie está libre de enfrentar una situación así”, subrayó.

Alumno de la UNAP

El segundo hecho y que impactó de lleno en el municipio, fue el del estudiante Rodrigo Martínez, quien es hijo de un trabajador del Departamento de Desarrollo Social. El joven de 21 años, sufrió un accidente cuando desempeñaba labores part time, en la sección de carnicería en un supermercado en el sector sur de Iquique, quedando atrapado su brazo en una máquina moledora lo que derivó en la amputación de parte de una sus extremidades superiores. El alumno de segundo año de sicología de la Universidad Arturo Prat, ejercía esas tareas de manera temporal para financiar sus gastos.

La dramática situación movilizó a los funcionarios municipales, quienes se organizaron y desarrollaron una masiva completada a beneficio y que permitió reunir $1,6 millones.

En ambos casos, el alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, solidarizó con las familias y señaló que son hechos que impactaron a la comunidad. “Son situaciones muy sensibles y tristes, que no dejan a nadie indiferente y que hemos seguido muy de cerca. Frente a ese panorama y en la situación puntual de Valentina, el Concejo Municipal aprobó una subvención, pero hay que destacar cómo se movilizaron los trabajadores municipales para apoyar a ambas familias. Esperamos, francamente, que ambos jóvenes se recuperen”, afirmó el jefe edilicio.

Los comentarios están cerrados.