Edición Cero

Cambio 217Por Teresa Frías.- Adriana Rivas, ex suboficial de la FACH y que además de haber sido secretaria de Manuel Contreras, según datos de torturadores,... Hasta secretaria del “Mamo” Contreras participó en crimen. Acusada de homicidio contra dirigente comunista en dictadura
Manuel Contreras y Adriana Rivas en los tiempos en que eran jefe y funcionaria, además de amantes, según relatan agentes de la DINA de la época.

Manuel Contreras y Adriana Rivas en los tiempos en que eran jefe y funcionaria, además de amantes, según relatan agentes de la DINA de la época.

Cambio 217Por Teresa Frías.- Adriana Rivas, ex suboficial de la FACH y que además de haber sido secretaria de Manuel Contreras, según datos de torturadores, era la amante del “Mamo”. Vive en Australia y está acusada como autora de homicidio calificado en el denominado Caso Conferencia, donde detuvieron e hicieron desaparecer a todos los altos dirigentes del PC, entre ellos Víctor Díaz y Jorge Muñoz, este último marido en ese entonces de la fallecida dirigenta comunista Gladys Marín.

En el marco de la investigación respecto a la desaparición del militante y el máximo dirigente del Partido Comunista en la dictadura, Víctor Díaz López, el ministro de la Corte Suprema de Santiago, Miguel Vásquez, pidió la extraditación de la secretaria del ex jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Manuel Contreras, Adriana Rivas

Rivas, ex suboficial de la FACH y que además de haber sido secretaria de Manuel Contreras, según datos de torturadores, era su amante. Vive en Australia y está acusada como autora de un homicidio calificado como es el denominado Caso Conferencia, donde detuvieron e hicieron desaparecer a todos los altos dirigentes del PC, entre ellos Víctor Díaz y Jorge Muñoz, este último marido en ese entonces de la fallecida dirigenta comunista Gladys Marín.

Ante el tema, el abogado de derechos humanos, Nelson Caucoto, dijo que “este año los procesos, sobre todo en el último trimestre, causas de grandes trascendencias como este por ejemplo, han avanzado mucho”.

“Si bien estos pasos son importantes, aún falta por hacer en derechos humanos, falta hacer justicia sobre todo en casos tan antiguos como lo es el de calle Conferencia”, puntualizó.

A ello, agregó a Cambio21 que “Es por eso que esperamos que se sigan sellando los casos, y la justicia siga actuando como corresponde”.

Para el diputado Fidel Espinoza (PS), “siempre será positivo para un país, y el fortalecimiento de una democracia que los casos sigan abiertos y se sigan buscando a los responsables, por ende es una buena señal para el mundo que a pesar que han pasado 40 años se siguen persiguiendo a los culpables”.

“Hay que tener paciencia, todos los delitos fueron cometidos con mucha minuciosidad. Un ejemplo claro de aquello fue el asesinato de mi padre, que aún falta mucho en esa investigación”, recalcó el legislador quien obtuvo la primera mayoría nacional en la última elección.

A ello, el parlamentario puntualizó que “no hay que olvidar que todos estos delitos pasaron hace más de 20 años, y en ese tiempo varios casos se prescribieron, y otros tuvieron una serie de trabas que impidieron seguir investigando, y hay que agregar que durante este gobierno no ha habido muchos casos nuevos investigándose”.

La mano derecha de Contreras

driana Elcira Rivas González ingresó al Ministerio de Defensa como secretaria. Luego de tomar cursos de inteligencia militar se incorporó en 1974 a la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), donde fue miembro de la temida Brigada Lautaro. Tenía poco más de 20 años. Fue secretaria personal de Manuel Contreras y llegó a ser suboficial de la Armada y hoy recibe pensión y beneficios como miembro de las fuerzas armadas.

En 1978 Adriana Rivas se radicó en Australia. De acuerdo a la información obtenida por grupos de derechos humanos en ese país, entre 1994 y el 2000 entraron más de 400 ex DINA, CNI y otros personajes relacionados con la policía secreta de Pinochet. Australia les concedió visa permanente a todos ellos, lo que sugiere un acuerdo entre los dos gobiernos.

En 2006 Adriana Rivas regresó a Chile y fue detenida por su participación en el Caso Conferencia, una operación de la DINA contra la dirección clandestina del Partido Comunista en 1976. Procesada en febrero de 2007 por su participación como integrante de la Brigada Lautaro en la muerte del dirigente Víctor Díaz, estuvo casi tres meses detenida. Cuando se le otorgó la libertad condicional, pero con orden de arraigo,se fugó vía Argentina con destino Australia, lugar donde se encuentra en la actualidad.

Una sobrina de la ex agente realizo recientemente un video documental en el que trata de investigar qué motivó a su tía a transformarse en una agente de la DINA desde 1974 y por qué justifica sin vergüenza alguna el uso de tortura con oponentes políticos

En una entrevista difundida por la radio australiana SBS, con ocasión del 40 aniversario del golpe militar en Chile, Adriana Rivas defendió la tortura como método para extraer información y consideró aquellos años como los mejores de su juventud. En la entrevista Rivas indicó que las torturas durante la dictadura eran “un secreto a voces” y las calificó de técnica “necesaria para quebrantar a la gente”.

Al ser consultada sobre el paradero de los más de 1.000 detenidos-desaparecidos contestó que es algo que nunca se sabrá: “Si está muerto, está muerto. ¿Dónde están? No se sabe”.

La Brigada “Lautaro”

La Brigada Lautaro de la DINA era la unidad de exterminio montada por Manuel Contreras y dirigida por el mayor de ejercito Juan Morales Salgado. Esta brigada operaba desde el desconocido cuartel de Calle Simón Bolívar 8630. Las acciones hasta ahora conocidas de este grupo de agentes DINA sería la captura de la dirección del partido comunista en 1976.

La brigada funcionaba con un contingente de más de 70 miembros, de los cuales sus operativos ejecutaban la recopilación de información, detenciones, interrogatorios/tortura, ejecución y desaparecimiento de cuerpos de los detenidos.

Para estos efectos contaban con acceso a una gran infraestructura, que aparte del cuartel en si, tenían un variado numero de vehículos a su disposición, además del uso de los helicópteros Puma, del Comando de Aviación del Ejército (CAE) que operaba desde Peldehue.

Los miembros de la Brigada Lautaro provenían de las cuatro ramas de las FFAA, además de contar con algunos agentes civiles adscritos a las diversas ramas. Su conformación era mayoritariamente de suboficiales, El hecho de que en esta brigada existían a lo menos siete agentes provenientes de la Armada, deja claro que la institución miente cuando declaró que retiró a todo su personal de la DINA en 1975.

Otra de las características de la Brigada Lautaro, es que contaba con un gran numero de mujeres, las que como se ha ido descubriendo, se caracterizaban por su frialdad y crueldad ante los crímenes. Varias de ellas, por sus conocimientos de medicina y enfermería, cooperaban en los experimentos que se ejecutaban en el laboratorio químico de la casa de Michael Townley, en Lo Curro. Townley asistía constantemente al cuartel de Calle Simón Bolívar para experimentar en los detenidos con el gas que fabricaba el químico Eugenio Berríos.

Los comentarios están cerrados.