Edición Cero

Cambio 21/ Por Luis Casanova R.-Desde la mandataria electa hasta los rebeldes estudiantes, pasando por parlamentarios experimentados y debutantes y aquellos que dejaron la calle... Ellos darán que hablar en la política chilena. Conozca a los 16 personajes estelares del año que se inicia

personajesCambio 21/ Por Luis Casanova R.-Desde la mandataria electa hasta los rebeldes estudiantes, pasando por parlamentarios experimentados y debutantes y aquellos que dejaron la calle para ponerse a tono con las grandes discusiones o que se atrevieron a desafiar a la Nueva Mayoría y a la Alianza. Son los llamados a transformarse en protagonistas en el año que se inicia. Aquí se los presentamos.

Mientras el 2013 llegaba a su fin, el mundo político ya estaba viviendo el 2014 y el escenario que involucra el inicio de un nuevo gobierno.

En tal sentido, ya se vislumbran potentes liderazgos, sobre todo desde La Moneda y el Parlamento, pensando en las grandes discusiones que se darán en torno a las reformas que se plantearon en la pasada campaña electoral.

De todos los sectores y colores, son 16 personajes los que se tomarán la agenda a contar de marzo.

Para que se vaya preparando, a continuación un pequeño entremés.

Michelle Bachelet

Las miradas de todo el país convergerán en ella apenas se ponga la banda tricolor el próximo 11 de marzo. Las reformas tributaria y a la educación, la nueva Constitución, el término del sistema electoral binominal y diversos avances en el plano económico y social que fueron anunciados durante la campaña presidencial estarán bajo su supervisión.

A su favor tiene la supremacía parlamentaria de la Nueva Mayoría en ambas cámaras y la posibilidad de que los independientes regionalistas Carlos Bianchi y Antonio Horvath entreguen votos claves en el Senado, al igual que los diputados electos Vlado Mirosevic (Partido Liberal) y Gabriel Boric (Izquierda Autónoma).

Además, la ex jefa de ONU-Mujeres gozaría de una coalición cuadrada en torno a su programa de gobierno, lo que debiera facilitar la posibilidad de llegar a consensos internos antes de pasar por los debates legislativos ante la derecha.

Camilo Escalona

El senador socialista suena en tres frentes a contar de su salida del Congreso en marzo: el retorno a la testera del PS (que ha negado en diversas oportunidades) y su eventual llegada al ministerio del Interior o a la secretaría general de la Presidencia.

Si bien todos los datos sobre el futuro gabinete se mantendrán en absoluta reserva hasta mediados de enero por parte del entorno de la mandataria electa, diversos medios de comunicación dan como “ministeriable” al parlamentario.

De concretarse tal designación, Escalona se transformaría en el principal soporte de Bachelet en el Congreso y, de paso, en el dique de contención en lo que dice relación con el respeto de la institucionalidad a la hora de enfrentar los cambios políticos de fondo que quiere implementar la Nueva Mayoría.

El emblemático dirigente es contrario a la realización de una Asamblea Constituyente, apoya una comisión bicameral que trate las reformas constitucionales y defiende el “tronco histórico” DC-PS como eje de la coalición. Por eso y más, se prevé que seguirá presente en la primera línea este 2014.

Guillermo Teillier

El mandamás del Partido Comunista, luego de confirmar la participación del PC en el gobierno de Bachelet, pasará a ser la bisagra entre las reivindicaciones sindicales y gremiales, el sentir de las organizaciones sociales y estudiantiles, el Parlamento (ahora con seis legisladores en la bancada) y el propio Ejecutivo, más aún si la colectividad logra alguna representación ministerial o de subsecretarías y jefaturas de servicios.

Las primeras pruebas que deberá enfrentar el reelecto diputado por San Miguel antes de ingresar a Palacio con los suyos son las constantes diferencias doctrinarias, ideológicas y de derechos humanos que protagoniza con la Democracia Cristiana, como por ejemplo, las condenas a las dictaduras en Cuba y Corea del Norte. No será fácil.

Sebastián Piñera

La formación de una fundación sobre políticas públicas que dio a conocer en plena campaña presidencial, en la que participarían los hoy ministros Andrés Chadwick (UDI) y Cristián Larroulet, además de algunos dirigentes que en la actualidad militan en Renovación Nacional y que podrían abandonar el partido, marcarán la agenda del ex accionista de Colo-Colo.

Confirmó que no quiere volver a presidir RN y está en duda su reingreso como militante (renunció al jurar como mandatario, que es lo que ordena el estatuto interno).

Por otro lado, el inversionista ha dicho que prefiere mantenerse lejos del mundo empresarial, lo que no descarta que intente seguir vigente a nivel mediático, más aún si dentro de su horizonte está la posible repostulación a La Moneda en 2017, tema que el otrora senador descarta una y otra vez, pero que para el mundo es un suceso casi certero.

Andrés Velasco

El ex ministro y ex candidato presidencial en las primarias de la Nueva Mayoría (13,01%), anunció que no participará en el gobierno de Bachelet y que criticará -desde la trinchera de su movimiento “Fuerza Pública”- los errores de la administración, lo que le generaría más de algún enfrentamiento con los sectores más “de izquierda” del bloque que se opusieron a sus planteamientos durante 2013.

Su llegada a un electorado liberal de derecha lo transformaría en un rostro relevante en el proceso de refundación que vive la Alianza luego de la derrota de Evelyn Matthei en la pasada segunda vuelta.

De todas formas, tanto Marco Enríquez-Ominami como Franco Parisi, desde el PRO y una fundación respectivamente, querrán opacar su figura. El motivo: el economista partirá con ventaja en la carrera presidencial que se iniciará en las sombras a contar de 2014.

Andrés Allamand

El senador electo por Santiago Poniente inició un descarnado proceso de autocrítica al interior de la Alianza, factor que lo tendrá como actor principal en la coalición, más todavía si llega a la presidencia de RN.

Si bien indicó que quiere enfocar todas sus fuerzas a la labor parlamentaria, donde liderará posturas que él mismo tildó como “impopulares”, considerando que la derecha estará en minoría en el Congreso, el abogado tiene claro que la disputa por los liderazgos será feroz en su sector.

Primero, en el mismo comité parlamentario estará Manuel José Ossandón, dueño de un arrastre popular y transversal que adquirió en la alcaldía de Puente Alto y que amenaza con ser nacional, y segundo, el propio Piñera (al que responsabilizó de la caída de Matthei) podría inclusive sumar apoyos provenientes de la UDI si la colectividad no logra levantar ningún candidato en estos años.

Manuel José Ossandón

El directivo de RN y hombre de confianza de Carlos Larraín, timonel del partido, hasta ahora se ha transformado en un fenómeno político que lo traslada directamente a la arena presidencial de 2017.

Sin perjuicio de aquello, lo que haga el ex edil puentealtino en el Senado es un verdadero misterio, tomando en cuenta las diferencias políticas que sostiene con la UDI y con los grupos liberales y piñeristas de Renovación Nacional.

Lo curioso podría darse en votaciones valóricas (aborto y matrimonio homosexual), donde podría mostrar cercanía con el gremialismo y los moderados de la Nueva Mayoría.

Ernesto Silva

El diputado reelecto de la UDI por Las Condes es sindicado como la persona que heredará el liderazgo y cercanía con el mundo empresarial que durante más de dos décadas encarnó Jovino Novoa (en marzo dejará el Senado).

De perfil bajo, pero certeza en sus postulados, Silva (hijo del fallecido ex samurái de Joaquín Lavín, Ernesto Silva Bafalluy), además, aspira a ser el estandarte de un proceso de renovación generacional que tiene como compleja misión enfrentar el “legado” de la dictadura militar que fue determinante en la campaña electoral 2013. Basta recordar el concepto de “cómplices pasivos” que usó Piñera para constatar aquello.

Tan complicado como lo anterior es hacer frente a las fuertes críticas que arrecian hacia el grupo de los “coroneles” que suspendió el proceso de primarias parlamentarias, como asimismo algunas designaciones “a dedo” que terminaron con renuncias y divisiones internas.

Gutenberg Martínez

El ex diputado DC y ex presidente de la Cámara sorprendió a propios y ajenos luego de cuestionar el ingreso de los comunistas al gobierno de Bachelet, lo que generó respuestas de la propia mandataria electa y de todos los colores de la Nueva Mayoría, incluida la falange.

Martínez, que es dueño de un liderazgo interno de peso, anunció su retorno a la política partidaria tras la derrota de su esposa, Soledad Alvear, en la elección senatorial frente al socialista Carlos Montes, lo que provocaría un inusitado movimiento de fuerzas en Alameda 1460.

Roxana Miranda

La ex candidata presidencial del Partido Igualdad anunció dos cosas tras el 1,24% que marcó en la primera vuelta del 17 de noviembre: que “ni curada” iba a votar por Bachelet en el balotaje y que desde marzo saldrá a la calle -junto con sus seguidores- para que así se satisfagan las demandas de su sector.

Se prevé que el siguiente paso del PI es reforzar sus cuadros y bases para el siguiente proceso electoral: las municipales de 2016, donde llevarían postulantes en variadas comunas del país.

Iván Fuentes

El diputado electo por el distrito 59, aparte de reemplazar al ex obrero de la construcción René Alinco en el escaño, asume el doble rol que involucra ser dirigente social de los trabajadores de Aysén y miembro del poder legislativo bajo el paraguas de la Democracia Cristiana.

Para muchos, la figuración mediática de Fuentes será clave si vuelven las protestas callejeras en el sur o en cualquier otro rincón del país. Por ahora, su icónico cortaviento celeste metálico sigue siendo su marca registrada, tanto como la imitación del comediante Stefan Kramer en su última película.

Gabriel Boric

El ex presidente de la FECH sorprendió con la diputación lograda en Punta Arenas, transformándose así en el único independiente sin techo partidista en llegar a la Cámara en 2013.

Por tal motivo, se anticipa que el líder de la Izquierda Autónoma será un hueso duro de roer en los proyectos de ley que presentará el gobierno de Bachelet. Sus duras críticas hacia la Nueva Mayoría y la Alianza le ocasionarán más de alguna polémica en el hemiciclo. A prepararse.

Melissa Sepúlveda y Nascha Aburman

Las presidentas de las federaciones de estudiantes de las universidades de Chile y Católica (FECH y FEUC), situadas políticamente a la izquierda del Partido Comunista, comunicaron que volverán a las manifestaciones y marchas para mantener de pie al movimiento luego de la explosión ciudadana que se vivió en 2011.

Como elemento a considerar se cuenta que de los nueve miembros que estructuran la Confech, ocho expresan posiciones lejanas al PC y a las dos coaliciones grandes, lo que aseguraría el dominio de la calle. La meta de la confederación es una sola: lograr una “política reivindicativa” de los derechos estudiantiles y laborales.

Felipe Kast

El líder-fundador de Evolución Política se erigió como el primer diputado electo de un referente de derecha distinto a la UDI y RN desde el retorno a la democracia, lo que no asegura que vote distinto en las discusiones legislativas que vendrán desde marzo en adelante.

En lo que fue su declaración de principios, Kast (sobrino del diputado gremialista José Antonio Kast) dijo sentir “cariño” por la figura del presidente Piñera, aunque acto seguido agregó que el movimiento no fue creado pensando en personas, sino que en proyectos colectivos. 1-0 para Evópoli.

Antonio Horvath

El senador por Aysén le dio el tiro de gracia a la candidatura de Evelyn Matthei luego de transformarse en el jefe programático de la campaña de Franco Parisi y renunciar posteriormente a RN para formar el movimiento Democracia Regional junto al magallánico Carlos Bianchi.

Por mucho que como gesto político haya afirmado que no se mudó a la Nueva Mayoría, en los hechos, la centro-izquierda cuenta con su apoyo en algunas reformas emblemáticas vinculadas al término del sistema binominal y a los temas medioambientales y locales.

Los comentarios están cerrados.