Edición Cero

Una serie trabajos de investigación en torno a los movimientos sociales juveniles en Latinoamérica, profundizando en los aspectos discursivos y sus trayectorias, expusieron los... Estudiantes de Sociología de la UNAP analizaron Movimientos Sociales Juveniles en Latinoamérica

semi 2 br

Una serie trabajos de investigación en torno a los movimientos sociales juveniles en Latinoamérica, profundizando en los aspectos discursivos y sus trayectorias, expusieron los estudiantes de Sociología de la UNAP, en el marco de un Seminario con el cual concluyó la Cátedra Sociología de la Educación, que dicta el académico Héctor Solorzano.

La actividad académica, abierta al público, se realizó en el Salón Oscar Hahn de la UNAP, contando con la asistencia del jefe de Carrera de Sociología, Cristian Ortega y los docentes, Bernardo Guerrero y Víctor Guerrero. En la ocasión, a manera de introducción, el profesor Solorzano repasó el movimiento social en nuestro país y el  impacto que ha tenido en la sociedad chilena.

semi 1 brEl Estudiante Mario Morales, inició la presentación de las ponencias sobre el Movimiento Juvenil en Brasil, como agente de Cambio. “Los jóvenes han sido los grandes actores para promover las reformas”, señaló el expositor, parafraseando la frase der “se levantó el gigante”, que se refiere a que siendo ese país, muy grande de importantes riquezas y un notable nivel de desarrollo, persisten también las grandes desigualdades”.

Una segunda ponencia la desarrolló Francisca Rodríguez, sobre los movimientos juveniles en Paraguay; mientras que Mauro Zarricueta realizó un análisis sobre esta situación en Perú. Recordó que en 1908 se funda el Centro Universitario de Lima, CUL, cuya continuadora es la actual Federación de Estudiantes del Perú, manteniendo una presencia protagónica en las luchas sociales. La influencia del movimiento juvenil es tan potente, que Beláunde llega a la presidencia en 1963, gracias al respaldo de los jóvenes.

En la ponencia también se refirió al significado de la irrupción de Sendero Luminoso en Perú, creado por quien fuera profesor de filosofía Abimael Guzmán, en Ayacucho, quien reclutó principalmente jóvenes universitarios, que se ven cautivados por el discurso progresista. Sendero Luminoso corresponde a un grupo armado, de inspiración marxista-maoísta.

En la actualidad Perú no es ajeno al movimiento de los indignados, que protagonizan movimientos juveniles en todo el mundo, por lo que a partir del año 2009 los jóvenes salen masivamente a las calles.

Sobre el movimiento social en Colombia, expuso Victoria Cardemil, que apoyada de material multimedia difundido por las redes sociales, entregó información actualizada de cómo los estudiantes colombianos, agrupados en la MANE, Mesa Amplia Nacional Estudiantil, está provocando grandes influencias, logrando incluso, parar una ley de reforma neoliberal a la educación.

Las otras ponencias sobre los movimientos juveniles fueron desarrolladas por Patricia López, sobre Argentina; Carlos Santibañez, que expuso en torno a México y Omar Urra, que analizó la realidad en Uruguay.

La jornada académica incorporó un espacio para debates y contrastación de las diferentes ponencias, con las cuales, se pudo construir una mirada global, sobre la realidad Latinoamérica y el rol que han jugado los jóvenes en los movimientos de protestas y luchas reivindicativas.

En general se concluye que en todos los países opera una suerte de un adultocentrismo, es decir, que la realidad se trata de construir a partir de la mirada de los adultos. Sin embargo, pese al compromiso de los jóvenes, a su creatividad, su fuerza y capacidad organizativa, han logrado cambios importantes para la sociedad civil.