Edición Cero

Cambio 21/ El juez Leopoldo Llanos dictó acusación contra 11 ex agentes de ese aparato de seguridad, por las torturas que sufrieron 36 víctimas de... Crudo relato judicial de torturas sufridas por director del Servicio Médico Legal y de periodista Vicepresidenta de TVN

PATRICIO BUSTOSCambio 21/ El juez Leopoldo Llanos dictó acusación contra 11 ex agentes de ese aparato de seguridad, por las torturas que sufrieron 36 víctimas de la casona de Peñalolén, en una lista en que destacan el doctor Patricio Bustos, director del Servicio Médico Legal, y la periodista y vicepresidente del directorio de Televisión Nacional de Chile (TVN), Marcia Scantlebury.

A diferencia de muchos que no resistieron los brutales apremios, murieron y sus cuerpos fueron hechos desaparecer, estos, junto a los otros considerados en esta resolución, como la también periodista Gladys Díaz y el antropólogo Osvaldo Torres, lograron sobrevivir y sus casos comienzan a conocerse judicialmente con detalles escabrosos.

En el caso Scantlebury se apunta que aún hoy día “presenta un estado de estrés post traumático secundario a vivencias de torturas”, condición que “se remonta al año 1975” a partir de las torturas que comenzó a sufrir tras su arresto el 3 de junio en su domicilio de la Villa El Dorado.

El juez estableció que fue “trasladada hasta la Villa Grimaldi donde es interrogada y torturada con aplicación de golpes eléctricos en diferentes partes del cuerpo, mientras permanecía atada a una especie de catre metálico, además le dan golpes de pie y puño y el método de tortura llamado ´Teléfono”.

Agrega que “producto de una hemorragia es llevada a Cuatro Álamos (otra casa de torturas) de donde comienza a ser trasladada diariamente a Villa Grimaldi, donde era torturada e interrogada sobre sus actividades”.

“En una de estas visitas, fue llevada a la oficina de Marcelo Moren, quien le exhibió un set fotográfico con militantes del MIR, algunos de los cuales ya habían sido detenidos o asesinados. Es interrogada por Moren Brito y Miguel Krassnoff. En Villa Grimaldi permanece alrededor de 23 días”, concluye el magistrado.

Patricio Bustos, que en el inicio de la polémica que derivó en el traslado del Penal Cordillera respondió duramente contra dichos de Manuel Conteras, el entonces director de la DINA, sufrió torturas incluso al nivel de electricidad en una cama metálica y con cigarrillos, que lo mantienen hoy aún con trastorno de estrés postraumático.

La acusación establece que “fue detenido el 10 de Septiembre de 1975 por agentes de la DINA entre los que se encontraban Basclay Zapata y Osvaldo Romo y fue trasladado hasta Villa Grimaldi donde es recibido por Marcelo Moren Brito y Miguel Krassnoff”.

Aquí permaneció recluido en el sector denominado la “torre” donde, agrega el informe, “fue torturado en innumerables ocasiones con el ´pau de arara´, y en la ´parrilla´, lo quemaron con cigarrillos en todo su cuerpo por Basclay Zapata, Marcelo Moren Brito, Osvaldo Romo Mena y Miguel Krassnoff”.

El director del SML, entidad sigue aún identificando restos de detenidos desaparecidos, afirma que “en una ocasión logra ver que Manuel Contreras ingresó a la pieza de los detenidos hombres sin hablar miró el lugar para supervisar como funcionaban los secuestros y las torturas. A fines de año es trasladado hasta ´Cuatro Alamos”.

Los comentarios están cerrados.