Edición Cero

Cambio 21/ El abogado Roberto Celedón, representante de la familia de Rodrigo Anfruns, niño que fue hallado muerto en 1979 tras pasar once días... Como una ficción agraviante e irresponsable califican la versión que descarta torturas al niño Rodrigo Anfruns

rodrigo anfrunsCambio 21/ El abogado Roberto Celedón, representante de la familia de Rodrigo Anfruns, niño que fue hallado muerto en 1979 tras pasar once días desaparecido, calificó de “irresponsable” y “agraviante” la versión de que la víctima estuvo cinco días agonizando en el lugar donde su cuerpo fue encontrado.

Anfruns (de 6 años) despareció el 3 de junio de 1979 desde la casa de sus abuelos en la comuna de Providencia y su cuerpo fue encontrado 11 días después a un costado de la misma vivienda en un sitio eriazo.

Este miércoles, 34 años después, el ministro en visita Manuel Valderrama informó que las conclusiones de la toxicóloga Laura Borel descartan torturas y confirman que permaneció en ese lugar inconsciente y agónico.

“Que esta señora (Borgel) venga con esto… decirle a la madre que estuvo en el sitio eriazo, que el padre estuvo ahí… el día 8 de junio hubo operación rastrillo en el sitio eriazo. Es una irresponsable que no tiene nombre, es un agravio tremendo que se le está haciendo a la familia”, aseguró Celedón en el programa Lo Que Queda del Día, de radio Cooperativa.

“No compartimos la opinión de la toxicóloga. Es un supuesto que construye sobre la base de otra pericia que ella por sí sola realizó sin preguntarle a nadie en enero de 2013, en que hace una pericia a los perros policiales y le pide colaboración a la Escuela de Veterinaria de la Universidad Mayor”, explicó el abogado.

“Distingue entre perros de seguridad y vigilancia con los perros de búsqueda y rastreo y saca como conclusión que no tiene las mismas capacidades. Dice que en 1979 no había perros de búsqueda y rastreo, lo que es absolutamente falso. Todos los perros de Carabineros de esa época que participaron en el rastreo eran especializados. Ella saca conclusiones de la nada”, detalló.

“No creo absolutamente nada de este informe, todo es ficción, no tiene ninguna base de ningún orden. Solo se basa en la experiencia canina”, insistió Celedón.

“El 15 de junio, el día posterior al hallazgo del cuerpo, un perro fue y descubrió inmediatamente una manga de la camisa del niño. Los perros descubrieron una pelota con la que había jugado el niño en una casa vecina”, argumentó.

“Hay un informe formal que duró cerca de un año hecho por médicos especialistas. Ese colectivo de médicos llegó a la conclusión de que no estuvo ni siquiera ocho horas en el sitio eriazo”, sentenció el abogado.

Los comentarios están cerrados.