Edición Cero

Cambio21/Tres personas de nacionalidad chilena fueron detenidas hoy, en Barcelona, por la policía española como presuntos autores de la colocación de un artefacto explosivo... Arrestan a chilenos vinculados al “Caso Bombas” por atentado contra Basílica de Zaragoza

atentado basilicaCambio21/Tres personas de nacionalidad chilena fueron detenidas hoy, en Barcelona, por la policía española como presuntos autores de la colocación de un artefacto explosivo que estalló en la Basílica del Pilar de Zaragoza, España, el pasado 2 de octubre.

Según informó el Ministerio del Interior español, entre los arrestados figuran los nacionales Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Andrea Caballero Sepúlveda, ambos como autores materiales y un tercer chileno que se encontraba en el departamento donde se llevó a cabo la operación policial, esta madrugada.

El ministro del Interior de español, Jorge Fernández Díaz, afirmó que los dos detenidos formaban parte de un comando anarquista muy bien organizado, “extremadamente peligroso” y con fuertes conexiones internacionales.

Añadió que “son muy conocidos por su historial delictivo en Chile” y tienen relación con el caso Bombas de Chile.

Precisamente Solar Domínguez fue acusado por el Ministerio Público de participar en la instalación de bombas en el frontis de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), en una sucursal de Chilectra y un artefacto en el costado del edificio del Consejo de Defensa del Estado, todos hechos ocurridos en 2006.

El artefacto provocó una fuerte explosión en el pasillo central del templo, sin causar heridos, a pesar de que estaba abierto al público en esos momentos.

El atentado fue asumido por el denominado “Comando Insurreccional Mateo Morral”, en recuerdo de un anarquista que en 1906 atentó contra el entonces rey español, Alfonso XIII, y su esposa Victoria Eugenia de Battenberg, el día de su boda, el 31 de Mayo de 1906, a la salida de la Basílica de San jerónimo, en Madrid.

El mismo grupo anarquista se atribuyó la colocación de un artefacto en la Catedral de La Almudena de Madrid en el mes de febrero del presente año.

 

La explosión de El Pilar destrozó varios de los bancos de madera ubicados frente al altar mayor, pero no causó heridos al no haber visitantes cerca del punto donde se depositó el artefacto.

Los comentarios están cerrados.