Edición Cero

Por última vez se presentará esta noche, para todo público, la obra Delirio, de Iván Vera-Pinto, interpretada por su propio creador. Aunque la pieza... Ultima presentación de obra “Delirio”, hoy en sala Veteranos del 79

obra delirio IV-PPor última vez se presentará esta noche, para todo público, la obra Delirio, de Iván Vera-Pinto, interpretada por su propio creador. Aunque la pieza dramática ha tenido una excelente recepción por su contenido y puesta en escena impactante en el público que la ha presenciado, saldrá de cartelera para dar paso la próxima semana a dos estrenos de la Academia Teatro de Adulto Mayor: Venecia y Desdicha Obrera.

Esta última función es hoy sábado 20 de julio, a las 21.00 horas, en la Sala Veteranos del 79, Zegers 150.

A partir del mes de agosto, Delirio, cumplirá un ciclo de representaciones para los establecimientos educacionales de Enseñanza Media y Superior de la ciudad durante todo el segundo semestre académico.

La pieza escénica  traslada a un delirio tremendo, con los símbolos de la miseria, fundamentalmente de el hambre, el aislamiento y el vacío existencial que recorre toda la obra, como también la transita por la historia del hombre que la inspira, Kunt Hamsun (Premio Nobel de Literatura, 1925), – que por su adhesión al nazismo – su grandeza y sus libros se perpetuaron en la historia, para maldición del hombre y para la bendición de su obra.

Un hombre sin nombre, sin edad, solo y hambriento. Aquí observaremos la relación de un hombre, (si no es del hombre mismo), con el vacío y la vacuidad de la existencia. Sólo personajes imaginarios le acompañan, sólo su pasión por el arte, por su arte, y su incesante hambre lo azota, le hacen “vivir”.

En esta obra evidencia, además, con las contradicciones de las pasiones desbordadas, con delirios fascistas y absolutistas albergados en el corazón de un artista incomprendido, solitario y hambriento. ¿A qué se enfrenta el personaje con un hambre incesante? ¿Qué es lo que le hace odiar la sociedad, aislarse de los individuos y convertirse él mismo en el vacío que le consume? ¿Es que acaso está buscando su identidad mediante la aprobación de los otros, de aquellos que forman parte de la sociedad que tanto desprecia? Son las distintas interrogantes que el espectador deberá dilucidar en el desarrollo del espectáculo escénico, el cual combina la utilización de recursos audiovisuales y un novedoso dispositivo escénico.

Iván Vera-Pinto, creador de la pieza dramática, es un empedernido y obsesivo teatrista iquiqueño, con una dilatada trayectoria en las tablas de cuarenta y tres años, de manera ininterrumpida. Además, es un director, pedagogo, actor y dramaturgo que ha plasmado gran parte de su trabajo escénico en el Teatro Universitario Expresión (1979-2013). Su aporte a la escena regional fue reconocido por el Círculo de Periodista de Espectáculo de Chile con la entrega del Premio Apes (2007).

Los comentarios están cerrados.