Edición Cero

Tan antigua como la festividad de La Tirana, es la presencia de los llamados figurines, aquellos devotos que bailan libremente, incorporándose en las diferentes... Histórico rito de entrada, de figurines o “bailarines sueltos” que danzan libres en el Santuario

figurinesTan antigua como la festividad de La Tirana, es la presencia de los llamados figurines, aquellos devotos que bailan libremente, incorporándose en las diferentes cofradías y transitando de una en otra. Este año, cumpliendo una vieja aspiración, se organizaron y cumplieron con el rito de la entrada, en el templo, antes de iniciar su promesa de baile.FIGURÍN

Los figurines, son bailarines que acuden con trajes y mudanzas propias, incorporándose a los bailes. Se fijan sus horarios, sus ritmos y con ello cumplen su particular manda individual para honrar a la Virgen del Carmen, pero sumándose a las cofradías que elijen.

Sin embargo, desde hace algunos años, les rondaba la idea de cumplir con el rito e la entrada, sin el cual, ningún promesante, puede iniciar la danza de alabanza a la Virgen. La iglesia acogió la solicitud este año, de modo que todos reunidos, con las más diversas inspiraciones e indumentarias, improvisaron un baile colectivo e improvisado, tras salir del templo.

“Nos hemos unidos los figurines por primera vez, porque queríamos tener una entrada formal”, dijo Eugenio  Fuentes. Contó que no se pierde de cumplir con la Virgen para la fiesta en su honor. “Bailo desde los 8 años, también toqué pito, … estuve en las bandas y después me hice diablo”, señaló al concluir el baile.

Recordó que es “bailarín suelto” desde hace 8 años y que “lo hago por fe y amor a la Chinita y en esto me acompañan mis dos hijas, Loreto y Aurelia”.

DSCN5878Juana Aguilar Véliz es otra bailarina que danza sola, de cofradía en cofradía. “Esta es la primera vez que nos organizamos los bailarines… era una vieja aspiración, porque queríamos estar todos juntos y cumplir con el saludo inicial de la entrada, antes de empezar a bailar. Y por fin, lo logramos”, relató.

“Juntamos dinero entre todos y contratamos una banda, para cumplir con esto, que es algo histórico, que no había ocurrido nunca en una fiesta de La Tirana. Y acá estamos, porque bailamos por fe, por devoción, por manda, por los hijos”.

Los comentarios están cerrados.