Edición Cero

Pese a que las autoridades regionales le han bajado el perfil al ataque que recibió José Esteban Garay,  ex director del FOSIS en Tarapacá... Agresión a ex director del FOSIS y actual subdirector nacional es un delito grave que se castiga con presidio
José Esteban Garay, cuando era Director del FOSIS Tarapacá.

José Esteban Garay, cuando era Director del FOSIS Tarapacá.

Pese a que las autoridades regionales le han bajado el perfil al ataque que recibió José Esteban Garay,  ex director del FOSIS en Tarapacá y actual subdirector a nivel nacional, por parte de otro funcionario de gobierno, encasillando el hecho en el ámbito de lo privado, la situación en sí, constituye un delito grave-gravísimo de acuerdo al Código Penal, que se sanciona con presidio. Estas sanciones pueden afectar no sólo al agresor, sino que también a otros involucrados, indirectos y/o posteriores.

Más aún, de no iniciarse una investigación judicial como la grave situación lo amerita, podría haber otras personas y entidades involucradas, sin quererlo, producto de haber adoptado una decisión equivocada inmediatamente ocurrido este hecho o a posterior. Situación que a todas luces, es un hecho policial.

Claro está que el joven profesional y autoridad nacional, José Esteban Garay, si bien se vio envuelto en la gresca en el local nocturno, es una víctima de la situación, porque resultó herido de gravedad. El ataque que recibió, no es una simple lesión, ya que obligó a una intervención médica de urgencia, y seguramente de alta complejidad, tratándose de cortes en el rostro, sin que se sepa cuán dañado quedará o cuánto tiempo demore en recuperar su apariencia original.

La Clínica

Cuando ordinariamente ocurre una situación similar, la víctima objeto de la agresión, junto con recibir la atención médica en la Urgencia del hospital, debe dejar constancia ante el carabinero de turno, que levanta un parte policial, el que luego sigue su curso dependiendo la gravedad de los hechos.

Cuando se trata de una clínica privada, como ocurrió en este caso, ya que Garay fue trasladado a la Clínica Iquique, la ley señala que una vez prestada las atenciones médicas necesarias al agredido, le corresponde al médico que lo atendió, al director médico o al director del recinto, proceder a denunciar el hecho.

De no cumplirse con ello, en las próximas 24 horas de ocurridos los hechos, los facultativos señalados incurren en una falta, que también amerita sanción penal. El Código Penal en el artículo 495 y siguiente, establece para esta falta, una sanción que puede ir desde una multa, hasta de 1 a 60 días de arresto.

Para hablar sobre este tema, intentamos entrevistar al gerente de la Clínica Iquique, pero fue imposible, porque estaba en una reunión, según informó la secretaria. De todos modos, le dejamos la inquietud periodística sobre saber cuál era el protocolo del recinto, cuando  un paciente era atendido por una agresión presumiblemente de terceros, lo que constituye un delito.

Fiscalía

Otro antecedente. Si no hay denuncia por parte de la víctima, -que se entiende puede no estar en las condiciones psicológicas para hacerlo- ni del recinto asistencial, en este caso la Clínica, es el Estado es el que debe hacerse cargo de la situación, a través del Ministerio Público que actúa mediante la Fiscalía, para investigar los hechos.

Lo que ocurrió durante el fin de semana, fue un hecho grave, donde hay testigos e incluso, fotografías. Hubo difusión de prensa, por lo tanto, la Fiscalía debió haberse enterado de los hechos. Y tiene la obligación de actuar por oficio, sin necesidad de esperar que haya una denuncia.

El Pub

Paseo Baquedano

Paseo Baquedano

Claudia Camacho, propietaria del Pub donde ocurrió la agresión sólo reconoció un altercado entre los parroquianos, los que fueron conminados a abandonar el recinto, por los funcionarios de seguridad del local, por lo que no fue necesaria la presencia policial, según dijo. Negó que haya habido agresión física y que se haya constatado agresión a una persona.

Esa versión se contradice con lo que señalan las propias autoridades regionales (intendenta y gobernador de Iquique) que reconocieron que hubo una agresión en el pub, donde una autoridad pública fue atacada, resultando con graves cortes en su rostro.

Por otro lado, hay que considerar que la agresión a Garay ocurrió en un lugar público, por lo tanto, es un hecho público, por lo tanto, corresponde denunciar y corresponde una investigación de la Fiscalía.

Las autoridades

Por su parte, las autoridades regionales, están en la obligación de iniciar un sumario, como lo establece el Estatuto Administrativo, determinando si es para todos los involucrados o específicamente en función del agresor.

Fundamentalmente, porque dicho Estatuto señala que todo funcionario público debe mantener permanentemente una conducta acorde al cargo que sustenta. Inclusive, en el caso de autoridades, en el proceso anual de evaluación de desempeño, se considera como factor a medir, el actuar público de los funcionarios de alto rango. De no proceder a ello, también se incurren en una falta al Estatuto Administrativo, que es el que rige a los funcionarios públicos.

gobernador iqqConsultado sobre este tema, el gobernador de Iquique, Migue Angel Quezada, expresó que efectivamente los funcionarios públicos deben mantener una actuación intachable. “Eso tiene que tener altos estándares, lo que para mí es vital. Una de las cosas que tenemos que hacer al invitar a los jóvenes a participar en el servicio público, es dando ejemplo que sabemos comportarnos. Eso es para cualquier funcionario, desde el último, hasta el intendente o el Presidente, que tiene que dar muestra de eso”.

Añadió que los funcionarios públicos mantienen una buena conducta, “y por supuesto que nosotros lo hemos hecho. Sin dejar de desconocer (en este caso) que son jóvenes que pueden estar disfrutando y no es que ellos hayan andado buscando esta situación, que se dio en circunstancias que se tiene que investigar, porque hubo daño a las personas, pero eso lo deben hacer personalmente”.

En esa línea opinó la autoridad provincial que “la  situación entra en la denuncia personal que tiene que investigarse y los fiscales tendrán que hacer la investigación pertinente”.

Respecto a la situación de José Esteban Garay, señaló que después de ser intervenido, “está de alta y con cuidados, dada la características de los cortes. Entiendo que le reventaron, un vaso en su cara y en el cuello. Entonces el tema fue de magnitud pero estamos tranquilos porque fue intervenido, está bien. El tendrá que ver su situación personal, tanto del punto de vista judicial y policial de esta situación”.

Dijo que les extraña mucho “la situación en que se vio involucrado. Es una persona deportista, que anda en bicicleta, de vida sana. Desde el primer momento que llegó a la Región, se vio muy dedicado al trabajo y muy dedicado a construir y a poder poner en valor la gestión pública”.

Sobre el funcionario que protagonizó la agresión, el Gobernador Quezada señaló que eso “está en evaluación, recién estamos a lunes, (ayer) después de lo que sucedió el fin de semana. Tendremos que ver qué va a pasar con él”.

Los comentarios están cerrados.