Edición Cero

El hermano Paul Oden,  ampliamente conocido por la labor que desarrolla a través de la Fundación Niños en la Huella, la cuál fundo. Con... Hermano Paul: “Ya era tiempo de salir a la calle”, para que no se suspenda fiesta religiosa

hermano paulEl hermano Paul Oden,  ampliamente conocido por la labor que desarrolla a través de la Fundación Niños en la Huella, la cuál fundo. Con su paso cancino,  acompañó a los bailes religiosos en el transcurso de toda la marcha, que protagonizaron los danzantes de  La Tirana, para  que la festividad no sea suspendida. Y les acompañó de principio a fin.

“Creo que ya era tiempo.  -dijo al ser abordado por EdiciónCero-  Era tiempo y ya, la iglesia salió a la calle para demostrar que la fiesta es de los iquiqueño, Hay que considerar que piensa el pueblo cristiano, no sólo la autoridad”, dijo evidenciando su acento germano, pero con claro conocimiento del idioma local.  Es que lleva muchos años en este país, y más de 16  en nuestra ciudad.

El hermano Paul Oden fue reconocido por más de 16 años desarrollando un trabajo con niños en situación de calle y ahora reorientó su labor en una institución que protege a niños vulnerables. Hay que recordar que el hermano Paul Oden  recibió la Carta de Nacionalización Chilena a comienzos de este año. Fue notificado mediante una misiva firmada por el Ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick Piñera.

La Virgen nos protege

Al ser consultado por el riesgo que representaría la realización de la fiesta, señaló el hermano Paul que “en todas partes hay riesgos. Pienso que hay que creer también en los milagros de la Virgen. Ella nos ayuda para que estemos sanos”.

Sobre la movilización, entendida como protesta, dijo que considera que “cuando la iglesia se siente atropellada, como ahora, con la fiesta, hay que salir a la calle. Y si la iglesia protesta, es por algo bueno. La gente participa y tiene que ser escuchada”.

Recordó que “hace pocos días el Presidente Sebastián Piñera dijo la fiesta va y levantó la voz. Entonces no puede ser que otras autoridades empiecen a atornillar al revés; y no quieren obedecerlo”.

-¿Usted se considera un “cura popular”?

-Soy religioso del Verbo Divino y el trabajo que realizo con los niños que están en peligro en la calle, es un trabajo muy importante en el que deberían trabajar todos. Y si eso es popular, entonces soy popular.

Los comentarios están cerrados.