Edición Cero

A 135 kilómetros al noroeste de Iquique y con un centenar de personas, la localidad de Laonzana en la comuna de Huara, recibió al... Piñera inauguró obras de restauración de Iglesia andina de Laonzana, devastada por terremoto de 2005

inauguración LaonzanaA 135 kilómetros al noroeste de Iquique y con un centenar de personas, la localidad de Laonzana en la comuna de Huara, recibió al Presidente Sebastián Piñera para inaugurar la iglesia del pueblo que, tras 8 años desde el terremoto del 2005, fue restaurada e inaugurada por el primer mandatario durante su visita a la Región de Tarapacá.

Acompañado de la Intendente Luz Ebensperger, los senadores Jaime Orpis y Fulvio Rossi; y el alcalde de la comuna, Carlos Silva,  Piñera realizó la procesión al pueblo, tal como ha sido la tradición para todas las fiestas comunitarias patronales y otras festividades locales.

“Hizo muy bien el Consejo de Monumentos Nacionales al declarar patrimonio y monumento histórico a esta iglesia, porque no es sólo una iglesia que tiene un valor histórico y arquitectónico; esta iglesia representa algo primordial en la vida cotidiana de toda la gente de esta localidad, porque la expresión de la religiosidad es muy profund”, dijo el Mandatario.

La intervención necesaria para la restauración a cargo de la Dirección de Arquitectura del MOP, consideró la recuperación de su imagen original, consolidando la mayor parte de los elementos posibles de rescatar luego de la destrucción de gran parte de su estructura tras el sismo del año 2005. Los recursos provinieron del Programa Puesta en Valor del Patrimonio de la SUBDERE y representaron una inversión superior a los 306 millones de pesos.

Señaló Piñera  que “esta Iglesia tiene una arquitectura que es muy propia del altiplano y ha sido reconstruida manteniendo esa técnica tradicional del adobe, con tecnología antisísmica que nos va a permitir resistir mejor los embates de la naturaleza”, resaltando que “parte muy importante de la identidad del pueblo chileno, es la identidad de nuestros pueblos originarios, de los cuales nos sentimos profundamente orgullosos”.

Recordó además, que tras las inundaciones del año pasado, Huara fue declarada Zona de Catástrofe, “lo cual permitió venir con ayuda rápida y oportuna, para no solamente reconstruir, sino que también para seguir construyendo”.

Este recinto religioso es considerado monumento histórico y parte del patrimonio arquitectónico de la zona, destacándose por sus detalles de construcción, tallados de piedra y grabados policromos, que dan cuenta de las culturas Aymara – Quechua y española en el siglo XVI.

Los comentarios están cerrados.