Edición Cero

Cambio 21/ Por Teresa Frías.- El senador Carlos Larraín ha sido uno de los más excépticos al rechazar la idea que existan exonerados de 14... 26 niños fueron torturados y asesinados en dictadura. Carlos Fariña tenía 13 años fue asesinado y quemado
Carlos Fariña, en la foto de archivo, tenía 13 años cuando fue detenido y brutalmente asesinado. Sus restos aparecieron 27 años después en una fosa.

Carlos Fariña, en la foto de archivo, tenía 13 años cuando fue detenido y brutalmente asesinado. Sus restos aparecieron 27 años después en una fosa.

Cambio 21/ Por Teresa Frías.- El senador Carlos Larraín ha sido uno de los más excépticos al rechazar la idea que existan exonerados de 14 años, siendo que los niños hace 40 años también trabajaban en el campo, e incluso fueron víctimas de torturas y violaciones de los derechos humanos por la dictadura de derecha. El caso más emblemático es el de Carlos Fariña, de sólo 13 años que murió a tiros por una patrulla del Ejército y luego su cuerpo quemado.

El tema de los exonerados sigue siendo pauta en La Moneda. De hecho, todos los días se analiza en el tradicional comité político, donde se idean duras críticas a los parlamentarios de la oposición por la entrega de certificados a personas que fueron exoneradas políticas u otras que recibieron el beneficio de pensiones vitalicias.

Entre los que han ironizado por el tema de los exonerados está el senador RN, Carlos Larraín, que afirmó que tras revisar el informe de Contraloría se detectaron 2.400 funcionarios de partidos políticos que recibieron el beneficio. Y dijo que muchos de esos beneficiados eran menores de 15 años. “Como si hubieran tenido un kindergarten” dijo el presidente de RN.

Otros parlamentarios -entre ellos Karla Rubilar de RN- también han ironizado sobre los exonerados politicos adolescentes de menos de 15 años. Pero esos exonerados, perseguidos, torturados y asesinados por la dictadura de derecha con menos de 15 años, existieron. Y así los testificó Amnistía Internacional.

Sin embargo, este reproche de la derecha fue inmediatamente respondido por la oposición. Una de las que reaccionó y explicó esta situación fue la senadora Ximena Rincón, quien dijo que “los asentamientos agrícolas estaban conformados, entre otros, por trabajadores que tenían 14 ó 15 años. A algunas de esas personas se las hizo desaparecer, a otras se las despidió. Esos niños son personas que fueron exoneradas”.

No reconocidos 

En el informe titulado “Chile: las víctimas infantiles”, Amnistía Internacional describe 26 casos de asesinatos y desapariciones de niños y adolescentes por patrullas militares en Chile de la dictadura con similar metodología. Un estilo que incluye palizas previas y ejecución sumaria, arrestos y posteriores desapariciones, asesinatos de familias completas después de un allanamiento policial.

Aunque esta polémica va más allá. Se ha conocido casos de menores de edad que también pasaron por torturas, a algunos los mataron y otros hasta el día de hoy son declarados como detenidos desaparecidos.

De hecho, mientras Pinochet estaba preso en Londres (1998), Amnistía Internacional publicó los casos de 26 niños que fueron víctimas de la dictadura. Sin embargo, pareciera que estos nombres no son reconocidos por la derecha, o al menos así se interpreta con las declaraciones del senador Carlos Larraín, quien comparó la situación de los exonerados con un kindergarten asegurando que “partidos de izquierda eran administrados por un kinder en el ’73”.

Entre los casos más horribles conocidos está el del adolescente Sergio Alberto Gajardo Hidalgo,de 15 años. Caminaba por una población de Santiago rumbo a la casa de sus tíos el 15 de septiembre de 1973, cuando fue baleado en la cabeza por integrantes de una patrulla militar, cuatro días después del golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende. Sus familiares buscaron desesperadamente su cuerpo hasta que solamente en 1991, cuando lo encontraron en una tumba NN del cementerio de Santiago.

Otro de los casos mencionados fue de la entonces joven embarazada Elizabeth Contreras de 16 años, ejecutada por la policía chilena tras hacerla correr, dispararle y arrojar su cuerpo al río Mapocho en octubre de 1973.

Una suerte similar a la de Alicia Aguilar Carvajal, que jugaba con sus hermanas frente a su domicilio cuando una patrulla abrió fuego indiscriminadamente el 18 de septiembre de 1973. Tenía apenas 6 años.

En la época habían niños trabajando

Por su parte, el senador Fulvio Rossi (PS) declaró que “el Partido Socialista era uno de los más grandes, porque era el partido de Salvador Allende. Yo no sé el número exacto de funcionarios, pero eran muchos”.

En conversación con Cambio21 agregó que “habría que preguntarle al señor Larraín si en su campo nunca han trabajado menores de 18 años, porque efectivamente hay que conocer el concepto histórico para opinar”.

En esa línea, el parlamentario agregó que “habían muchas personas que trabajaban en asentamientos agrícolas en esa época, y por eso no me sorprende que esos niños hayan quedado en esa situación, aunque lo que sí sorprende es que quienes respaldaron la violación de los derechos humanos y avalaron una gobierno que lo hizo deberían revictimizar a las víctimas”.

“Esta es una operación orquestada de la derecha. Han querido culpar a Michelle Bachelet de todas las calamidades habidas y por haber, incluso de los desastres naturales”, recalca el legislador.

Por último, Rossi declaró que “esperamos que haya un respeto por el sistema. Por eso hago un llamado para que haya un respeto por la investigación que se está realizando”.

Por su parte, el diputado Tucapel Jiménez (PS) dijo que “lo he dicho en reiteradas ocasiones que todos nosotros repudiamos a las personas que hayan abusado de esta ley y he pedido que no se cometa esa misma falta en este gobierno”.

Con respecto a los menores de edad que recibieron el beneficio, el parlamentario dijo a Cambio21 que “es posible que se haya dado esa situación, porque hace 40 años pudo ocurrir”, agregando que “el tema aquí no es la edad, sino más bien es que quienes tengan el beneficio realmente es porque les corresponde”.

“Muchos de los que están en La Moneda apoyaron a la dictadura en su tiempo, y todo esto solamente resulta ser un uso político. Es lamentable que caigan en el juego de palabras, denostando a todos. No es la idea seguir contestándoles”, dijo el parlamentario.

Uno de los casos más emblemáticos

A los 13 años, Carlos Patricio Fariña Oyarce fue arrestado en la población La Pincoya, en la zona norte de Santiago, por una patrulla compuesta por elementos del ejército, la policía y la entonces Policía de Investigaciones.

El hecho ocurrió durante uno de los tantos allanamientos que debieron soportar los pobladores. El pequeño fue subido a un camión y nunca más se supo de él y de lo que le ocurrió.

El menor permaneció desaparecido hasta junio de 2.000 cuando parte de sus osamentas fueron encontradas en la comuna de Pudahuel. Según los peritajes efectuados por el Instituto Médico Legal, los restos humanos corresponden al de Carlos Fariña. Estos fueron encontrados enterrados a 60 centimetros de profundidad en la esquina de Américo Vespucio con San Pablo. Sus osamentas tenían muestras de balazos y estaban quemados.

Los comentarios están cerrados.