Edición Cero

Cambio 21 /Por Teresa Frías.-  El presunto fraude funcionaba así: compraban un cachorro pastor alemán a los criadores del país por $800 mil pesos... piden investigar a Carabineros por compra ilegal de perros policiales que fueron regalados a generales y coroneles

perros policialesCambio 21 /Por Teresa Frías.-  El presunto fraude funcionaba así: compraban un cachorro pastor alemán a los criadores del país por $800 mil pesos para la institución. Sin embargo lo facturaban en un millón y medio y se llevaban cuatro perros. Los otros tres eran para algunos del alto mando.

La denuncia contra Carabineros, realizada por el capitán Christián Alvarado, que da cuenta de la compra ilegal de perros policiales -pastores alemanes y labradores- sigue generando polémica la que llegó hasta el mundo político.

A la querella por fraude presentada por el abogado Aldo Duque, se suman las críticas de los parlamentarios quienes lamentaron la situación, y exigen una investigación en profundidad.

Para la diputada Ximena Vidal (PPD) “cualquier situación que complique a una institución, y que de alguna manera conlleve a una fiscalización, hay que mirarla con cuidado y hacer lo que corresponde”.

“Hay que evaluar los antecedentes, y también desde adentro de la institución deben ver qué está pasando. Porque cualquier institución que este pasando por una irregularidad, o en este caso supuesta estafa, se debe fiscalizar”, manifestó la parlamentaria.

Además dijo a Cambio21 que “las instituciones están cuestionadas, y debemos velar porque esto se corrija, y el principal problema es por la estructura que tienen”.

Por su parte, el diputado Guillermo Ceroni (PPD) fue más allá y dijo que “sin entrar en ningún calificativo, este es un tema muy delicado. Estamos en un tiempo en que se está tratando de imponer la transparencia de todas las instituciones, en que los bienes se utilicen bien y que todo sea correcto”.

En diálogo con este medio agregó que “es de extrema gravedad y se tiene que investigar a fondo para esclarecer el caso y que se vean los responsables”.

“Carabineros tiene que dar ejemplo de transparencia y dejar en claro que en su institución no puede haber situaciones de irregularidad”, planteó el parlamentario.

Por último agregó que “hoy en día estamos todos en la mira de la ciudadanía y eso es bueno, porque así al menos se está velando por el bien del país, y por ende debemos ser transparentes en los actos que hacemos”.

La supuesta estafa

El escándalo se inició en el 2009. Ese año Alvarado, quien es instructor de perros policiales, llegó a la escuela de adiestramiento canino, que era dirigida por el entonces comandante Guillermo Benítez, para hacerse cargo de la adquisición de los animales.

Según cuenta el engaño funcionaba así: Compraban un cachorro pastor alemán a los criadores del país por $800 mil pesos para la institución. Sin embargo lo facturaban en un millón y medio y se llevaban cuatro perros. Los otros tres eran para el alto mando.

De esa forma durante el 2010 y 2011 se adjudicaron 36 perros cada año. Bajo su subdirección, Alvarado recibió 107 canes, de los cuáles 30 fueron sobrevalorados para financiar los otros que habrían sido solicitados por generales y coroneles.

Además de hacer estas compras ilegales aún les deben dinero a tres proveedores, que en total suman 57 millones de pesos.

Los comentarios están cerrados.