Edición Cero

La MansaGuman /Por Macarena Acuña Gerli.- En la campaña por un cupo parlamentario ha corporizado lo que en la teoría feminista ha escrito y leído... Candidata feminista Teresa Valdés: “El mensaje que me dieron es, da las gracias que no te bajamos”

Tere-La MansaGuman /Por Macarena Acuña Gerli.- En la campaña por un cupo parlamentario ha corporizado lo que en la teoría feminista ha escrito y leído por años: Las dificultades que para las mujeres significa alcanzar espacios de poder. En su candidatura a diputada por La Reina y Peñalolén ha debido enfrentar un sin número de obstáculos que en vez de derrotarla, le han proporcionado más energías para enfrentar una desigual elección. Mujer de la calle, representante de la sociedad civil y como bien dice “un dato anómalo dentro de la estructura partidaria”, sigue en pie de lucha, tenaz e irradiando una fuerza que devela que, más allá de los resultados,  ya ha ganado un lugar en el poder.

Una de las barreras de entrada de las mujeres en política está justamente en los partidos políticos. ¿Cuál fue tu experiencia respecto?

-Ha sido una experiencia muy impresionante, porque ha sido vivir cosas que yo había leído;  que está en los libros que relatan la historia de miles de mujeres que han vivido experiencias parecidas. La experiencia ha pasado por mi cuerpo. Es realmente un atrevimiento meterse en el escenario político y creo que hoy día peor que en otros tiempos, porque se han estrechado más fuertemente los espacios de pequeños grupos de poder que se relacionan entre ellos.

-Y en ese escenario ¿qué pasa con tu candidatura?

-Al venir desde la sociedad civil y al ser impulsada por la gente de La Reina,  irrumpí en un escenario donde estaba todo ordenadito y definido, cosa que yo no sabía. Desde entonces he sido sometida a todas las pruebas posibles para ver si soy capaz de llegar hasta el final.

-¿Parte de eso es la recolección de firmas que debiste presentar al partido para validar tu candidatura?

-He cumplido la norma completa, una por una. He sido transparente y honesta; en mi material dice que soy del PPD, dice “no más de lo mismo”, que soy candidata de la sociedad civil. Reuní cerca de 3 mil firmas de personas que quieren que yo sea candidata, lo que representa más del 1% del padrón del distrito. Sin embargo cuando cumples con eso, aparecen otros requisitos. Entonces eso es lo que una va viendo.

-¿Y esa así como ahora deberás enfrentar las primarias de tu partido?

-Yo tendría que haber quedado como candidata el 13 de abril en el Consejo Nacional,  sin embargo antes de su realización hicieron una encuesta en la que aparece un señor que nunca había estado en Peñalolén y La Reina, por el que preguntan y sale que él es más conocido que yo. Soy socióloga y, a mi modo de ver, las preguntas están intencionadas; prácticamente falta que le pongan la foto para preguntarles.

-Y que pasa con todo lo que has logrado…

-En tres meses de trabajo de no ser nadie conseguí tener un 8% de reconocimiento, que es muchísimo. Cualquier persona que entienda de esto sabe que eso es una tremenda instalación. Pero ese señor no juntó firmas, aunque el reglamento dice que tendría que buscarlas. Su mérito es que fue diputado y presidente del PPD y que es parte de los amigos de la directiva. Entonces me imponen una primaria a la cual yo no tengo ningún problema con ir, pero que cumpla con los requisitos que se pusieron.

-¿Quién es el personaje?

-Víctor Barrueto, que fue diputado en cuatro períodos, que fue intendente; que además perdió la primaria para ser alcalde en La Florida. O sea él se pasea por todo el país. Antes había estado en la Primera Región; en la elección anterior en la Segunda. Siempre ha sido como una especie de comodín. Fue diputado por Talcahuano y para estas elecciones ya había iniciado campaña en Santiago, pero apareció Georgio Jackson, por lo que él se retira ¿Y dónde se pone? donde estoy yo, sin haber juntado una firma. Entonces tú ves que claramente hay personajes privilegiados que son trasladados como peones, como representantes universales.

” He cumplido la norma completa, una por una. He sido transparente y honesta; en mi material dice que soy del PPD, dice “no más de lo mismo”, que soy candidata de la sociedad civil. Reuní cerca de 3 mil firmas de personas que quieren que yo sea candidata, lo que representa más del 1% del padrón del distrito. Sin embargo cuando cumples con eso, aparecen otros requisitos. Entonces eso es lo que una va viendo”.

-¿Por qué  crees que en el PPD te hacen pasar por todo esto y a este personaje nada?

-La sensación es que ellos piensan que una no va a ser capaz. A lo mejor te ponen tareas tan complicadas porque hay muchos que no logran cumplir con la firma y quedan afuera. Yo pedí un certificado de la recepción de la firma de Víctor Barrueto en Santiago, donde él estaba postulando, ya que para seguir en el proceso, de acuerdo con la normativa, él tendría que haber cumplido con los requisitos.  Además voy a solicitar ver las firmas físicamente, porque pueden hacer un certificado trucho.

-Si efectivamente no existieran esas firmas ¿podrían bajarlo?

-Es muy difícil. Lo único que  puedo conseguir es que no me bajen a mí. El mensaje que me dieron es “da las gracias que no te bajamos”. Yo quiero competir, estoy segura que gano porque soy mejor candidata. Porque yo vengo de la sociedad civil, tengo el respaldo de las organizaciones vecinales, que son las más importantes.

-¿Entonces por qué crees el partido no te valida teniendo todas las competencias?

-No es el partido, son las redes internas. O sea que tú te das cuenta que aquí hay otros peones que están jugando otros juegos y yo no importo.

-¿Cuáles son esos peones?

-Bueno los partidos tienen lotes y yo no puedo decir mira esto y esto otro, porque no me consta. Lo único que te aseguro es que este señor se traslada a otro lugar y que la gente que me iba a apoyar a mí, de un día para otro se transforma en gente que lo apoya a él.

-¿Cuánto es consciente, cuánto es efectivamente con premeditación y alevosía, cuánto es cálculo pragmático?

-Hay una serie de cosas que pueden estar en juego. Para efectos prácticos soy la única candidata mujer de Región Metropolitana, fuera de Cristina Girardi que va a la reelección. Cuando la presidenta Bachelet ha dicho que quiere más mujeres, cuando el presidente del PPD en la mañana de ese día sábado da un discurso impecable con M de mujer, de mayoría, de nuevos rostros y en la tarde todo eso se borra con el codo. Yo que soy la única que tiene trayectoria, que es reconocida y que formo parte del entorno de Michelle Bachelet y me están botando.

-¿Te  sientes discriminada?

-Es que no es que me sienta discriminada, es que no les importa. Ellos tienen un proyecto del cual yo no formo parte. No están escuchando a la presidenta Bachelet, porque es más importante la decisión partidaria de ese núcleo. Entonces no es una acción decidida contra la Teresa Valdés, da lo mismo la Teresa Valdés, es porque yo no quepo en su cuadro, como le pasa por ejemplo a Domingo Namuncura, que no forma parte de la corriente principal de los que deciden en el PPD.

-¿Pensaste en algún momento ir con una candidatura independiente?

-¿Pero qué sacas con una candidatura independiente si eso es un volador de luces? Yo quiero ser diputada, yo quiero ser diputada del Movimiento de Mujeres, yo quiero ser una diputada feminista, yo quiero hacer un proyecto colectivo. Independiente pierdo, no saco nada con el sistema binominal no existe. Soy suficientemente pragmática,  soy fundadora del PPD.

-Volvemos a lo mismo

-Yo siempre me mantuve en la sociedad civil, no he estado nunca en un cargo de gobierno, ni he sido funcionaria. Dentro de las transformaciones de los partidos somos el tipo de personas que perdió interés para ellos, porque las bases de control han sido los funcionarios públicos y yo no he estado en esa. Entonces soy un dato anómalo dentro de la estructura partidaria.

-Más allá de si finalmente logras salir con tu candidatura ¿tú volverías a la pelea?, ¿volverías a levantar otra candidatura?

-Yo no me pienso poner en un escenario distinto al que estoy. Mi interés y mi candidatura no es un voluntarismo. Es el resultado de una reflexión con mucha gente, de que es necesario acercar la política a la ciudadanía y la ciudadanía a la política. Que las organizaciones sociales tienen que tener posibilidades de acceder a lo que son los debates en las subcomisiones y no que lleguen solamente los representantes de los empresarios. Yo creo  que hay que cambiar el sistema binominal, yo apoyo la necesidad de una nueva constitución y un cambio en la relación del estado con el mercado.

-A Bachelet en algún momento se le hicieron bastantes críticas porque habría gobernado sin los partidos. En el contexto actual sin acuerdo en las primarias ¿cómo ves esa relación?

-Los partidos le hicieron un torniquete a la presidenta Bachelet y sabemos todos muy bien cuando fue. Ella debió asumir el costo del Transantiago y además enfrentar un primer cambio de gabinete que tenía por finalidad reafirmar el poder de los partidos. Y ella que quería hacer democracia participativa, que quería más cercanía con los movimientos sociales la bloquearon los partidos. Vamos a ver en esta vuelta si los movimientos sociales somos capaces de acercarnos más a la presidenta y decirle;  “nosotros somos parte de la nueva mayoría”. En este minuto lo que necesita Michelle Bachelet es a los movimientos sociales diciéndole nosotros estamos por esta propuesta.

-Pero finalmente sabemos que de alguna u otra manera los partidos intervienen…

-La calle es muy importante, es fundamental. La expresión ciudadana en las calles va a permitir que la presidenta diga la cosa van más para allá o van más acá. Depende de los movimientos y los actores sociales, que son los que pueden en este minuto cambiar el balance de poder.

-Ciertamente hay un imaginario simbólico que se transformó con Bachelet como primera presidenta de Chile. Sin embargo,  durante su gobierno quedaron bastantes deudas aún con los derechos humanos de las mujeres…

-Durante el gobierno de Bacehet hay un montón de nuevos derechos de las mujeres. La reforma previsional que reconoce que las mujeres tienen derecho a una jubilación. Difícilmente haya un gobierno que haya aprobado más leyes que establecen derechos de las mujeres y eso está en el informe que hizo el PNUD.

-Pero, por ejemplo, en temas como participación política…

-Pero si ahí está el proyecto que ella mandó, que no lo quisieron los partidos. Pero cómo vas a sacar a una presidenta de la estructura de poder que tiene. Ella no puede ir más allá de la coalición que la apoya. Si conseguimos generar condiciones de apoyo de movimientos sociales y  que la coalición no sean sólo partidos políticos ella va a tener el respaldo. Por eso es que necesitamos en el parlamento personas como yo y además vamos a salir a la calle como lo hizo el movimiento estudiantil.

Mujer de calle.

-Yo soy de la calle. Y soy feliz en la calle. Soy una convencida de la expresión ciudadana en las calles.

-Y en  los derechos sexuales y reproductivos.. aborto…

-Si conseguimos la píldora del día después. Bachelet va a mantener la actitud mínimo, por lo menos, el aborto terapéutico ¿Cuál es su condición? Prevenir, prevenir, prevenir. Por eso ella hizo la píldora del día después. Sin la Michelle como ministra de Salud no tendríamos hoy día la ley que tenemos.

 

Los comentarios están cerrados.