Edición Cero

El Comité de Defensa de la Madre Tierra de Tarapacá (CODEMAT) y la Red Provincial de Protección de la Madre Tierra del Tamarugal (REPROMAT)... Acusan a autoridades de no hacer cumplir normativa para regular niveles de arsénico en el agua potable

vaso de aguaEl Comité de Defensa de la Madre Tierra de Tarapacá (CODEMAT) y la Red Provincial de Protección de la Madre Tierra del Tamarugal (REPROMAT) acusaron que las autoridades locales y nacionales, no toman medidas para obligar la empresa Aguas del Altiplano a cumplir con la norma nacional de contenido de arsénico en el agua potable, antes de 2017. 

“La población de la región exige acciones concretas y determinantes ahora, para poder disponer y beber de un agua potable que no dañe su salud. Y las autoridades hasta ahora se han negado a actuar eficazmente,” planteó Arturo Neira, presidente del CODEMAT.

Esos últimos días, se dio a conocer la reciente Resolución del Seremi de Salud (Resol. N°245-19/04/2013), que revoca la resolución No2987. “A pesar de las apariencias, esta resolución es una acción ineficaz en lo inmediato porque a pesar nuestro no cambia los plazos legales vigentes. Es el Ministerio de Salud del gobierno central y no el SEREMI quien tiene la facultad de establecer los plazos (según el decreto supremo N°131 promulgado por la presidenta Bachelet).

“El gobierno de Piñera aún no se ha pronunciado y desconocemos si el Ministerio de Salud ha otorgado algún otro plazo. Por otra parte, la empresa no ha dado a conocer ninguna proposición de avance, ni prueba de su responsabilidad social hacia la ciudadanía,” detalló Arturo Neira.

Y añade: “Parece que esta resolución fue adoptada con la intención de disminuir la presión que ejerce la población afectada y que se moviliza por sus derechos legítimos, y no para mejorar la calidad del agua que tomamos. No resuelve el problema de fondo que actualmente padece las comunidades de la Alto Hospicio, Iquique, Pozo Almonte y de las localidades más pequeñas de nuestra región”.

“Los resultados obtenidos por el Colegio Médico demuestran niveles de arsénico hasta cuatro veces más altos que la norma en Alto Hospicio. Y, para Pozo Almonte, encontraron 0,0264 mg/L, es decir casi tres veces más que la norma, a pesar de que la SISS estimaba que se cumplía con la norma en Pozo Almonte. ¿Por qué las autoridades de Gobierno no exigen a la empresa que realice las inversiones que son imprescindibles ahora, con urgencia y no en un par de años?” añadió Gustavo Masciocchi, de la REPROMAT.

A las denuncias y reclamos de los consumidores por las altas concentraciones de arsénico, se suman la mala calidad del agua, el exceso de cloración y presencia de espuma, lo que ha ido provocando cada vez una mayor desconfianza sobre la calidad de ella. Más aún, la mala mantención y conservación de los sistemas de distribución provocan constantemente socavones y hundimiento de muchas casas y de las calles de Alto Hospicio e Iquique. El CODEMAT y la REPROMAT se suman a esas denuncias y exigencias de los ciudadanos, que quieren acciones concretas y no cosméticas, ni publicitarias, para asegurar agua potable sana.

Los comentarios están cerrados.