Edición Cero

Cambio 21/ Por María Kovacz.- La renuncia de Mikel Uriarte a la dirección de Fonasa, se suma a las de María Eugenia De la Fuente... Se desgrana el choclo: Ola de renuncias en el gobierno. Parlamentarios califican como “un lento desalojo”

renunciadosCambio 21/ Por María Kovacz.- La renuncia de Mikel Uriarte a la dirección de Fonasa, se suma a las de María Eugenia De la Fuente en la subsecretaría general de Gobierno, el encargado de Campamentos del Minvu, Matías Claro, y del coordinador de Concesiones del MOP, Emilio Pellegrini. Además del ex coordinador de la reconstrucción Felipe Kast.

El lunes se produjo una nueva renuncia en el gobierno. Se trata de Mikel Uriarte, quien dejó el cargo como director de Fonasa tras presentar su renuncia voluntaria. Situación que se produce a días de concretadas las del director general de la Corporación de Asistencia Judicial Región Metropolitana, Claudio Valdivia, y del gerente general de Metro Roberto Bianchi Poblete.

Aunque no han sido los únicos en “abandonar el barco” antes de tiempo. De hecho en febrero pasado se produjo la de la subsecretaria general de gobierno, María Eugenia De la Fuente (RN), la que se concretó en conjunto con las del encargado de Campamentos del Minvu, Matías Claro y del coordinador de Concesiones del MOP, Emilio Pellegrini (sobrino del entrenador Manuel Pellegrini). Se suman también el ex subsecretario de Salud, Luis Romero y del ex encargado de la Reconstrucción Felipe Kast.

En la mayoría de estos casos, los ahora ex funcionarios del gobierno asumieron nuevos cargos en el sector privado, y precisamente es este punto el más criticado desde la oposición, quienes lo han interpretado como “que los ex personeros de la administración retornan a la normalidad”.

Y no es para menos, sabiendo que desde el inicio de esta administración se ha criticado fuertemente que la mayoría de sus ministros y subsecretarios hayan sido empleados del sector privado.

Vuelven a su origen natural

Ante el tema, el senador DC Jorge Pizarro indicó que “da la sensación de que estuvieran arrancando de un barco que va un poco a la deriva”.

En conversación con Cambio21 añadió que “los últimos años de un gobierno son siempre el tratar de terminar de ejecutar lo que era la implementación de su programa, y lo que buscan es cerrar una etapa”.

En esa línea indicó que “ahora va a ser más difícil con personas que dejan sus funciones y otros deben reemplazarlos y no lograrán hacerlo con la mayor eficacia que se necesita; seguramente eso dará la sensación de un año de término, o casi perdido para algunos.

Por su parte, el diputado Carlos Montes (PS) recalcó que “sin duda estas renuncias tiene una lógica general, y es que este gobierno se está terminando y muchas personas están buscando mejores horizontes, porque saben que no van a seguir gobernando”.

En esa línea agregó que “también se condice con una gestión pública altamente débil, sin una misión y con un rol poco claro para algunas personas”, añadiendo “que con esto se demuestra el escaso interés por el servicio público de las personas que llegaron a acompañar a Sebastián Piñera”.

“Esto no es bueno para un gobierno (las renuncias) porque la rotación a un año de terminar la gestión nunca es muy adecuada”, recalcó el legislador a Cambio21.

Los comentarios están cerrados.