Edición Cero

La Nación / Por Carolina Miranda.- Ex presidente del partido, ex senador, ex ministro de Estado, hoy candidato presidencial. La proclamación de la UDI viene... Pablo Longueira: El histórico UDI va por su desafío más complejo

longueiraLa Nación / Por Carolina Miranda.- Ex presidente del partido, ex senador, ex ministro de Estado, hoy candidato presidencial. La proclamación de la UDI viene a coronar una larga trayectoria política de un hombre que es reconocido por su visión de Estado y estilo frontal.

Las cosas retoman su cauce natural. Tras un breve período respaldando a un independiente –lo que generó aprensiones al interior del gremialismo-,  la UDI tuvo el espacio para volver a la esencia y proclamar a uno de los suyos para encabezar la aventura presidencial 2013: Pablo Longueira.

La decisión se adoptó en el consejo general extraordinario que la colectividad celebró de urgencia este lunes y con poco más de 24 horas de antelación a que venza el plazo legal para inscribir a los candidatos a competir en las primarias presidenciales.

Aun cuando la necesidad de cambiar de estrategia había ido tomando fuerza en la UDI tras los últimos sondeos de opinión que mostraban una candidatura de Laurence Golborne estancada frente al gran respaldo que concita la presidenciable PS-PPD, Michelle Bachelet, se hizo un imperativo el pasado fin de semana.

A las difíciles jornadas que ya había enfrentado Golborne por el fallo de la Corte Suprema que condenó a Cencosud a pagar US$70 millones por cobros abusivos a los tarjetahabientes de Jumbo Mas, denunciados en 2006 cuando él era gerente general del holding, se sumaba un hecho no menor: laexistencia de una sociedad en un paraíso fiscal, que el ex ministro de OOPP no había declarado y que, por lo tanto, la directiva UDI desconocía.

Los análisis de la tienda de calle Suecia 286 apuntaban a que la situación era insostenible. La existencia de dineros en cuentas extranjeras era la gota que rebasó el vaso, pues abría un flanco insalvable con miras a las primarias.

En el gremialismo se consideró que la denuncia no sólo produjo un daño a la imagen y credibilidad del ex ministro de OOPP, en un tema sensible como son la transparencia en el manejo de recursos, sino que el asunto se convertiría en un caballito de batalla en la oposición. Y a la luz de los últimos acontecimientos tras el fallo Cencosud, también sería utilizado por el presidenciable de RN, Andrés Allamand.

Ello aumentaría la tensión en el pacto que sustenta al Gobierno, en una muestra empírica más de lafrágil estabilidad de la coalición.

VISIÓN DE ESTADO

Consciente de que la carrera se ponía cuesta arriba y que los cuestionamientos podrían no sólo afectarlo a él, sino que también a su familia, Golborne decidió, primeramente, traspasar a la UDI el futuro de su candidatura, al señalar que no estaba disponible para llegar a la elección sin una primaria.

Sin embargo y al tanto del adverso escenario que enfrentaba en el Consejo Extraordinario de la UDI, Golborne llegó hasta la sede gremialista para informar que “no quiero ser un obstáculo. En este momento yo bajo mi candidatura a cualquier forma de postulación. Decidan en forma libre lo mejor para el país”.

Ello despejó el camino para que la UDI hiciera un gesto que, en voz baja, varios pedían: proclamar a un histórico, a alguien que representa todos y cada uno de los principios y valores del gremialismo, un líder innato capaz de generar unidad en las filas de Suecia 286.

Por otra parte, Longueira sabe el poder del trabajo en terreno, en el mundo popular y comparte con Allamand la experiencia y trayectoria política.

En efecto, uno de los principales sellos diferenciadores que el ex ministro de Defensa buscó impregnar en su campaña respecto de Golborne era la visión de hombre de Estado, que también es reconocida en Longueira.

No en vano, recordados son en el mundo político gestos que ha tenido el ex senador y ahora candidato presidencial UDI en pos del bien país, como concurrir con los votos para que, en 2001, se aprobara la llamada Ley DC, que permitió subsanar la inscripción errónea de candidatos de la falange o cuando selló con el ex Presidente Ricardo Lagos la agenda de modernización del Estado en medio de denuncias de corrupción en el oficialismo.

Con esta decisión, se podría reeditar la situación que se vivió en 2005, cuando RN decidió proclamar candidato presidencial a Sebastián Piñera, en desmedro del hasta ese minuto único candidato de la derecha, Joaquín Lavín. Hechos que, tal como ha señalado el propio Longueira, quedaron “en la retina” del gremialismo.

En ese momento, la Alianza llegó con dos abanderados a las elecciones, lo que obligó una segunda vuelta entre Piñera y Bachelet. De paso, se sepultaron las opciones presidenciales de Lavín.

De ahí que la UDI no pierda de vista la posibilidad de llegar a primera vuelta. El tema será zanjado por la directiva gremialista de manera inminente.

ARENGA

Mientras ello sucede, Longueira -haciendo uso de su capacidad oratoria- agradeció el gesto de “nobleza” de Golborne  y agregó que “cuando personas como él son capaces de entender que las causas, que el país están primero, es lo que nos motiva a todos a entender que estamos viviendo un momento especial”.

“Es el mayor sacrificio personal y familiar que he hecho y no renunciaré a él, porque creo que el país necesita más que nunca que salgamos a partir de hoy a recorrer cada rincón de Chile, cada plaza, como lo hicimos hace 30 años, cuando fuimos invitados a cambiar Chile, a construir una derecha comprometida con los más pobres y 30 años después podemos decir que con nuestras ideas hemos construido un Chile mejor, que nos ha permitido llegar al Gobierno”, sentenció.

A renglón seguido, apuntó a la Concertación y sus acercamientos con el PC, al señalar que “no se registra un Gobierno con más crecimiento e inclusión social, eso le diremos a todos los chilenos, lo que no hará el país con el Partido Comunista. Tenemos una oportunidad histórica de alcanzar el desarrollo, Chile es el primer país de Latinoamérica, un país más justo y con menos delincuencia y desigualdad. Ése es nuestro desafío, seguir en esta obra que lleva tres años, que nos recibió con un maremoto, el más grande de la historia del país”.

“Quiero que hagamos la campaña más honesta y si participamos en las primarias de nuestro sector y no triunfamos, seré el primero en trabajar por el candidato de la Alianza que triunfe, porque Chile está primero“, añadió.

Tras instar a explicar los avances que ha tenido Chile durante la gestión de Sebastián Piñera, elñ ex ministro de Economía dijo que “tenemos que hacer reflexionar al país. Es mucho más fácil hacer ofertones, pero nos podemos parar a los chilenos y decirles hemos cumplido. Es lo que necesita el país”.

En medio de gritos, Longueira cierra su alocución señalando: “espero no defraudarlos”.

Los comentarios están cerrados.