Edición Cero

Cambio 21 / Por Alfredo Peña R.- Uno de los primeros en ahondar en esta tesis fue el rector de la Universidad Diego Portales (UDP),... Destituido ministroHarald Beyer: su vida desde la destitución a la “santificación” por parte de la derecha

beyerCambio 21 / Por Alfredo Peña R.- Uno de los primeros en ahondar en esta tesis fue el rector de la Universidad Diego Portales (UDP), Carlos Peña, quien hizo una crítica al rol jugado por la prensa: “Los medios escritos (el duopolio, decimos nosotros) más que informar o dar lugar a puntos de vista contrapuestos en este tema, se dedicaron a compilar defensas en favor de Beyer”. Y este fin de semana, sólo faltó que los medios y los voceros de la derecha, “elevarán” a Beyer a los altares de los santos…

Bastó que la Cámara de Diputados aprobara la acusación constitucional contra Harald Beyer para que desde La Moneda iniciaran toda una campaña comunicacional a favor del hoy ex ministro. Era cosa de ver algunos medios de comunicación para darse cuenta de esta especie de “santificación” que recibió el académico.

Sin embargo, en esta idea nacida en el gobierno según diversas fuentes aseguraron a Cambio21, también participó la elite intelectual, y claro ejemplo de ello fue la carta enviada por académicos, políticos y escritores encabezados por el peruano Mario Vargas Llosa y la política conservadora española Esperanza Aguirre, y que fue publicada por el diario El Mercurio.

Uno de los primeros en ahondar en esta tesis fue el rector de la Universidad Diego Portales (UDP), Carlos Peña, quien hizo una crítica al rol jugado por la prensa escrita: “Los medios escritos más que informar o dar lugar a puntos de vista contrapuestos en este tema, se dedicaron a compilar defensas en favor de Beyer. Eso no es razonable. La esfera pública necesita mayor deliberación y diálogo: puntos de vista firmes, sin duda, pero apoyados en razones contrastadas con las del adversario”.

Este sábado y domingo, en los dos diarios de circulación nacional, La Tercera y El Mercurio, se publicaron sendos avisos a página completa de la senadora designada de la UDI y actual candidata por Santiago Oriente, Ena Von Baer diciendo: Gracias Harald Beyer por tú compromiso con la educación….Claramente, según todas las redes sociales, es un aprovechamento político de esta situación además que cada aviso de estos, tiene un costo de 18 millones de pesos.

Después de la destitución…la santidad

Una tesis que tras la destitución de Beyer se vuelve más potente. Sin ir más lejos, el viernes pasado apareció un reportaje en El Mercurio y en la televisión, mostrándolo en el día a día, comentando su nueva forma de vestir (ya que no usaba corbata) e incluso “informando” sobre la hamburguesa con papas fritas que se comió en el casino de La Moneda.

 Es como el nuevo reality de la política, en el que pretenden lavar la imagen de un ministro que fue acusado por no fiscalizar el lucro, y que también toca a los “intelectuales, políticos y a la elite”. Como no mencionar la popular campaña que lanzaron en la red social Twitter para apoyar a Beyer bajo el hashtag #estoyconbeyer usado por gente de gobierno y sus más cercanos en el día de la votación en el senado.

Por su parte, el politólogo y analista, el sociólogo Manuel Antonio Garretón, al comentar el tema dijo que “de hecho ha existido una campaña; y ha existido desde antes esa idea de descalificar una acusación constitucional absolutamente legítima, y a mi juicio absolutamente justificada. Por cuanto todos los hechos reportados, que conformaron el hecho acusatorio estuvieron fundados y comprobados, por ende a mi juicio Beyer cometió una negligencia, porque él estaba de acuerdo con el lucro en la educación”.

Además señala “que Beyer sea un buen investigador en educación no hay duda; que sea un hombre serio, honesto y un buen técnico no necesariamente lo hace un buen ministro, y esas cualidades no lo excusan de haber cometido faltas que tienen que ser sancionadas a través de una acusación constitucional”.

En conversación con Cambio21, el también académico agregó que “el gobierno ha cometido un error enorme al no reconocer los errores que se cometieron con el ex ministro y además a cerrarse en una posición que obligó a Beyer a no renunciar”.

Sobre esta campaña a favor de Beyer, el analista dijo que “están teniendo una argumentación débil (el gobierno), porque nada de lo que haya hecho antes, es decir los escritos y las investigaciones tiene que ver con esto. Nada de su capacidad profesional tiene que ver con esto. Volver a insistir en las cualidades éticas y profesionales no están en duda”.

“Parece incluso grave que el gobierno enfatice tanto en estas cualidades escondiendo un hecho objetivo: hubo una negligencia. Entonces tergiversan todo lo sucedido. Porque nadie está atacando la persona del ex ministro, se está atacando una actuación que a juicio del Senado y de la Cámara merecía ser acusado constitucionalmente”, manifestó Garretón.

En tanto en opinión del académico Cristóbal Bellolio, “es sabido que los medios más importantes del país pertenecen a la derecha, no hay mucho misterio”, agregando que “todo lo que dijeron en defensa era pertinente, las notas que se hicieron en prensa mostraban las dos caras de la acusación constitucional, salvo las cartas enviadas por los académicos, las columnas de opinión que se hicieron”.

Además el analista en diálogo con Cambio21 dijo que “aunque pienso que la campaña provenga del gobierno, aquí los que más salieron lastimados son sus pares, los tecnócratas de elite fueron los que más sufrieron. Y esto principalmente porque les sacaron a uno de los suyos y consideran que es una injusticia lo que hicieron con Beyer”.

“Los parlamentarios de la Concertación fueron muy claros al decir que no era la persona del ministro quien estaba siendo acusada, sino más bien el trabajo como ministro”, sentenció Bellolio.

Los comentarios están cerrados.