Edición Cero

Cambio 21/ por María Elba Troncoso.- El director del Servicio Médico Legal, Dr. Patricio Bustos, aseguró que se cuentan con los elementos técnicos más avanzados para... Resultados de la nueva autopsia a Pablo Neruda para confirmar si hubo intervención de terceros en su muerte tardarán meses

nerudaCambio 21/ por María Elba Troncoso.- El director del Servicio Médico Legal, Dr. Patricio Bustos, aseguró que se cuentan con los elementos técnicos más avanzados para investigar la causa de muerte del poeta y que “los plazos no son cortos, pero tampoco indefinidos”.

La primera quincena de abril se realizará la exhumación de los restos del Premio Nobel de literatura Pablo Neruda acaecida el 23 de septiembre de 1973, supuestamente a causa de un cáncer a la próstata.

El servicio médico legal ya está afinando los detalles de un trabajo que será prioridad uno.  De allí que el director del organismo, doctor Patricio Bustos, explicó que trabajarán “en el cumplimiento de una instrucción del juez Mario Carroza, en el marco de la investigación por la presunta intervención de terceros en la muerte del Premio Nobel”.

Consultado por Cambio21, explicó que el procedimiento incluye tres etapas. La primera de trabajo en terreno es la exhumación misma (es decir, sacar sus restos desde la tumba en que se encuentra), posteriormente se realizarán los exámenes radiológicos y de laboratorio, donde se trabajará en tres áreas técnicas: antropología, medicina y toxicología.

“En el primero se determina el perfil biológico de la persona, en el segundo evidencias médicas de determinadas enfermedades y finalmente la búsqueda de signos y de muestras para análisis de laboratorio que permitan determinar la intervención de terceros a partir de elementos tóxicos”.

Si bien como es de suponer, el médico no puede adelantar el resultado de los exámenes, se mostró confiado en que se va a trabajar con los máximos estándares que existen en el mundo y con los mejores expertos.

“Lo que se va a encontrar no es predecible, pero tenemos la tranquilidad de que vamos a tener un equipo multidisciplinario por parte del Servicio, con médicos, antropólogos, arqueólogos, toxicólogos, fotógrafos técnicos, además de peritos externos del departamento de Medicina Legal de la Universidad de Chile, un equipo internacional y con el acompañamiento del equipo argentino de antropología forense y el comité internacional de la Cruz Roja”, señaló.

Explicó que en este caso “trabajaremos más que nada en determinar la modalidad de muerte y si hubo o no intervención de terceros y cual sería eventualmente esa intervención”.

El doctor Bustos afirmó que nuestro país cuenta con la capacidad técnica para realizar todas las diligencias, “Partiremos haciendo los exámenes en el Servicio, si hubiese algún tipo de sospecha o elemento que no podamos determinar, contamos con la posibilidad de enviar a laboratorios extranjeros, pero eso aún no está contemplado.”

Finalmente, respecto de la importancia del caso y de los tiempos que demorarán las diligencias, detalló que la exhumación y el ingreso de las muestras al laboratorio se hacen en un día, “A partir de eso haremos un calendario de trabajo con el ministro. No es un plazo breve pero tampoco es indefinido, pero eso lo podremos precisar cuándo se realice la diligencia”. Insistió en que “vamos a garantizar la seguridad en la custodia, la conservación, la humanidad y utilizar los métodos científicos con el máximo de provecho respecto también al factor tiempo”.

Las esperanzas del abogado querellante

Al respecto, el abogado de la causa, Eduardo Contreras, señaló: “Tenemos absoluta confianza de que esta es una diligencia de la mayor importancia, y que es perfectamente posible tener resultados”.

Dijo que de acuerdo a “toda la información que manejamos, recogida de fuentes de primer nivel, tanto en Chile como en el extranjero, la actual tecnología permite perfectamente descubrir la presencia de bacterias o toxinas en cualquier resto humano por pequeña que sea”.

Es más, entrevistado por Cambio21, afirmó que de acuerdo a lo señalado por especialistas, la “supuesta dificultad que importaría que el cuerpo haya estado enterrado junto al mar por la salinidad, lejos de presentar una dificultad puede ser incluso una ventaja”.

Por consiguiente “consideramos que la diligencia decretada por el magistrado Carroza, es de primera importancia dado el conjunto de dudas razonables, respecto a que Neruda murió de muerte natural o por la intervención de terceros, que es para nosotros una probabilidad cierta”.

Adelantó que “el proceso durará algunos meses porque se requerirá peritajes en laboratorios nacionales e internacionales y si el resultado arroja que hay toxinas, se pedirán las acciones y procesamientos correspondientes”.

Las sospechas fundadas

Las sospechas de que Pablo Neruda fue asesinado se sustentan en la declaración de su chófer y amigo, Manuel Araya, quien denunció que el poeta fue asesinado mediante una inyección letal por orden de la dictadura militar, cuando se encontraba internado en la clínica Santa María, misma clínica en que años más tarde fuera asesinado el presidente Eduardo Frei.

Neruda murió sólo 12 días después del golpe militar. Según el relato del chofer, el poeta se encontraba sano, a pesar del cáncer a la próstata que lo afectaba y tenía planificado viajar a México el 24 de septiembre, pero la muerte lo sorprendió un día antes. Para algunos conocedores del caso, esto demuestra que no estaba tan enfermo en una etapa terminal de su enfermedad.

“Neruda se encontraba bien de salud, lo propio de la edad, pero no estaba grave como se ha dicho en los medios. Ni siquiera el día de su muerte, fue sólo horas antes cuando -ya en la clínica- se empezó a encontrar mal a causa de una inyección”, explicó Araya en sus declaraciones.

“Todos los presentes pudimos comprobar el pinchazo en el estómago que se le propinaron y que a partir de ese momento se comenzó a sentir mal. A mí me mandaron a comprar unos medicamentos, que supuestamente no tenían, momentos en que me arrestaron para posteriormente torturarme. Horas más tarde, Pablo Neruda moría”, concluyó en su relato el chofer del vate.

Los comentarios están cerrados.