Edición Cero

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz.- Los tres conscriptos bolivianos capturados en ese país rechazaron hoy, en una audiencia conclusiva judicial, las salidas alternativas planteadas por... Conozca cómo informa la prensa boliviana sobre caso de soldados detenidos

Audiencia-

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz.- Los tres conscriptos bolivianos capturados en ese país rechazaron hoy, en una audiencia conclusiva judicial, las salidas alternativas planteadas por la Fiscalía y decidieron ir a un juicio penal por la acusación que se sigue en su contra por ingreso ilegal a territorio chileno y portación de armas. La justicia chilena determinó la libertad con medidas sustitutivas de los procesados, quienes estarán alojados mientras dure el proceso en el domicilio del diputado chileno por el Partido Comunista (PC) Hugo Gutiérrez.

El fiscal de Tarapacá. Manuel Guerra. planteó un juicio abreviado y tres años de cárcel y un día para el conscripto José Luis Fernández Choque (18), quien portaba un arma al momento de su detención, mientras que para Claudio Álex Choque Quispe (20) y Augusto Cárdenas García (19) salidas alternativas que implicaban la suspensión del proceso y su sobreseimiento al cabo de un año. En los tres casos la condición era que acepten la imputación fiscal, lo que implicaba la admisión de haber cometido delitos.

Los conscriptos decidieron en la audiencia –transmitida en directo por los medios estatales- rechazar las propuestas y someterse a un juicio. Guerra explicó que si hubieran aceptado las salidas alternativas planteadas, los “tres soldados podrían haber estado de vuelta hoy en su país”.

Los bolivianos fueron detenidos el 25 de enero en la población de Colchane, cuando custodiaban un vehículo indocumentado que pretendía ser introducido por contrabandistas al país. Después de una imputación fiscal por portación de arma de guerra e ingreso a suelo chileno por paso no autorizado, fueron recluidos en la cárcel de Alto Hospicio, en Iquique.

Los soldados cumplieron hoy 32 días detenidos en la cárcel de Iquique. Esta reclusión fue calificada de “injusta” y “cruel” por el presidente Evo Morales, quien comparó ayer este conflicto con el enclaustramiento marítimo que sufre Bolivia. Este hecho desató una tención entre el gobierno de Morales y Sebastián Piñera, quien en reiteradas ocasiones afirmó que el caso está en manos de la Justicia y que hará respetar el estado de derecho.

El juez del caso, Rodrigo Hernández, aceptó la decisión de los detenidos, les otorgó medidas sustitutivas a la detención y definió su libertad inmediata. En el caso de Claudio Álex Choque Quispe y Augusto Cárdenas García la libertad condicional es irrestricta aunque sujeta a presentarse a control semanal, mientras que para José Luis Fernández Choque se estableció el arresto domiciliario entre las 22.00 y las 06.00.

Además tienen arraigo y deberán firmar libros de registro una vez por semana en una comisaría de Carabineros. Fijaron como domicilio el del diputado chileno Hugo Gutiérrez, quien ofreció su casa para que los bolivianos puedan permanecer hasta que concluya el proceso, que en criterio del Gobierno es una “venganza” por la demanda marítima y una vulneración de acuerdo internacionales y bilaterales en materia de lucha contra el ilícito.

“Esta causa tiene que empezar ya a terminarse, hay que entender y por el bien de mi región y de mi comunidad este es un conflicto que ya se trasforma en totalmente injusto”, explicó el legislador del Partido Comunista. El Juez optó por el domicilio del parlamentario, ya que la Fiscalía objetó las propuestas del domicilio del Consulado boliviano o de la Pastoral de Migración.

Los conscriptos salieron sin ningún tipo de custodia de la audiencia y no emitieron ningún comentario ante los medios de comunicación.

El vicepresidente Álvaro García acusó el viernes a Chile de mantener “actitudes de tipo troglodita” en el caso de los conscriptos detenidos en ese país y demandó una solución diplomática a este caso porque, entre otros aspecto, dijo que los uniformados ingresaron a territorio chileno “por error”.

La Radio Fides, fue uno de los primeros medios bolivianos en informar acerca del caso de los soldados detenidos, que hoy recobraron la libertad en espera del Juicio Oral.

http://www.radiofides.com

Augusto Cárdenas y Alex Choque, dos de los tres soldados detenidos en Chile pidieron ir a juicio y se negaron a asumir su culpabilidad para que el proceso se suspenda y sean expulsados de territorio del vecino país, declararon su inocencia y continuarán defendiéndola. La audiencia se realiza este lunes en Pozo Almonte a 42 kilómetros de la ciudad de Iquique.

En el caso de José Luis Fernández, la Fiscalía de Chile lo acusa por ser el portador del fusil con el que fueron encontrados los tres conscriptos y para él regirá una detención domiciliaria parcial con custodia policial de 22:00 horas a 06:00 a de la mañana. Cárdenas y Choque podrán estar en libertad bajo arraigo y con la condición de firmar libros cada semana.

Por su parte el Ministerio Público de Chile pidió que se suspenda la detención preventiva de los soldados y se cambie por la detención preventiva pero que esta no proceda en el Consulado de Bolivia en Iquique ni ora sede diplomática y tampoco en un recinto religioso, para evitar todo tipo de prejuicios.

El abogado de los soldados bolivianos, Roberto Celedón aseguró que ellos quieren que la detención domiciliaria no sea total tengan la libertad de tránsito para asistir al juicio en su contra.

El diputado del MAS, Carlos Aparicio, parte de la comisión que viajó hasta Chile señaló que es destacable la decisión de los soldados bolivianos porque ellos se niegan a asumir la culpabilidad de un crimen que no cometieron.

“Ellos se niegan a aceptar un delito que no cometieron, porque para cometer un delito se tiene que tener la voluntad de hacerlo y ellos nunca la tuvieron, ellos sólo incurrieron unos metros con la convicción de que seguían en territorio boliviano”, dijo Aparicio.

Los comentarios están cerrados.