Edición Cero

Cambio 21/ Respecto a las encuestas elaboradas por los medios, haciendo alusión a El Mercurio y La Tercera, ahondó que “no hay experiencia en... Director de Adimark Roberto Méndez por encuestas de medios de prensa: “Los diarios tienen que dar una explicación”

Cambio 21/ Respecto a las encuestas elaboradas por los medios, haciendo alusión a El Mercurio y La Tercera, ahondó que “no hay experiencia en esto del voto voluntario y creo que no lo supieron incorporar. Las de los diarios eran muestras muy pequeñas y si 60% son no votantes, ¿cuál es la muestra efectiva? 80 o 70 personas, entonces es obvio que se van a equivocar”.

Ante los numerosos cuestionamientos que se hicieron a través de Twitter una vez que se conocieron los resultados de las elecciones municipales y que apuntan a la poca predicción que tuvieron las encuestas de opinión, y que salpicaron a la empresa Adimark GfK, su presidente, Roberto Méndez, se defiende.

En entrevista con El Dinamo.cl, el hombre cercano a La Moneda aclaró que “solamente los diarios hicieron una verdadera guerra de unas encuestas mal diseñadas y mal hechas, pero se equivocaron. Los diarios tienen que dar esa explicaciones por esas encuestas”.

Por el contrario, dijo, “entre las empresas que se dedican a la investigación, había plena conciencia de las dificultades que tenía predecir en un entorno en el que no teníamos experiencia como el voto voluntario. Por lo tanto, Adimark y todas las empresas de la asociación de investigaciones de mercado- no realizamos predicciones electorales”.

“Yo te desafío a que encuentres una encuesta de Adimark u otra que haya hecho predicción. No hubo encuestas municipales ¡No hubo!”, insistió Méndez.

Respecto a las encuestas elaboradas por los medios, haciendo alusión a El Mercurio y La Tercera, ahondó que “no hay experiencia en esto del voto voluntario y creo que no lo supieron incorporar. Las de los diarios eran muestras muy pequeñas y si 60% son no votantes, ¿cuál es la muestra efectiva? 80 o 70 personas, entonces es obvio que se van a equivocar”.

De todos modos, declara: “Nunca habíamos tenido una elección (como ésta) entonces no estaban acostumbrados a eso y se hicieron las encuestas como se habían hecho siempre no más. En los países donde hay voto voluntario uno de los elementos más difíciles y más centrales de una encuesta electoral es poder predecir cuántos y quiénes van a ir a votar porque eso determina el resultado de la elección y ese trabajo no se hizo. Tampoco nadie sabía que la abstención iba a tener estas dimensiones. Fue un error colectivo que nadie predijo. Y no había manera de predecirlo, ahora sabemos, pero “después de la guerra…”

Consultado por si el fallo de las encuestas pondría en duda el porcentaje de apoyo de Michelle Bachelet (76% de evaluación positiva en la última CEP), el presidente de la Adimark responde que “no hay que confundir”, ya que “una cosa es la encuesta electoral y otra cosa son las encuestas de opinión que se refieren a la población general. No hay razón para pensar que ella no tiene ese apoyo”.

“Poner en tela de juicio todo el trabajo de las ciencias sociales y de las encuestas sería, obviamente, exagerado. Aquí hubo un tema muy puntual, que unos lo previmos y por eso no nos metimos en esta tarea de tratar de predecir la encuesta municipal. No se puede desmerecer el trabajo de las encuestas y lo que ellas están mostrando respecto al gobierno y a otras cosas. Al final del día la votación que obtuvo la Alianza de gobierno, que fue un 34%, coincide casi exactamente con las encuestas. Hay una correlación entre lo que dicen las encuestas y el mundo real. Hay unas encuestas muy respetadas. Es una cosa oportunista tratar de bajarle la credibilidad a este tipo de resultados”, acotó.

Asimismo, dijo que fue un error por parte de La Moneda instalar un ambiente de optimismo y de celebración anticipada sin esperar resultados: “En definitiva se relaciona con este mismo efecto que estamos hablando de la abstención. Como no se sabía el nivel de abstención el triunfalismo hizo que la gente se quedara en la casa, cuando parece que la elección está definida la gente no ve motivo para ir a votar. Y el triunfalismo incentivó la abstención. Me imagino que habrán aprendido en La Moneda y sabemos algo que no sabíamos el domingo”.

De igual modo, indicó que para el timonel del MOP, Laurence Golborne, ese exceso de optimismo fue negativo: “Si le hubiese salido bien la apuesta, lo habría celebrado. Pero esto lo deja más debilitado. No creo que hayan desaparecido sus opciones, pero tomó una apuesta y perdió y está más debilitado. Allamand, relativamente, salió más fortalecido porque se abstuvo, mantuvo un rol de ministro prescindente de la elección y le acertó”.

Por último, hizo hincapié en que “aquí lo que está claro con dos candidatos (Allamand y Golborne) es que no hay más alternativa más que primarias”.

Los comentarios están cerrados.