Edición Cero

A la despedida de Pierre Dubois también acudió otra de las figuras emblemáticas de la Iglesia, el sacerdote Mariano Puga: “Todo el mundo sabía... Miles de personas despiden al padre Pierre Dubois a su paso por las calles de Santiago

A la despedida de Pierre Dubois también acudió otra de las figuras emblemáticas de la Iglesia, el sacerdote Mariano Puga: “Todo el mundo sabía de padre Pierre, todos sabían quién era el padre Pierre, y eso es lo que pasa cuando un cura se hechiza por Jesús y su evangelio, y por amor al pueblo”.

Portando banderas chilenas con crespones negros y globos blancos, cerca de un millar de personas acompañó el cuerpo del fallecido sacerdote francés Pierre Dubois en su recorrido desde la población La Victoria hacia la Catedral Metropolitana.

El cuerpo de Dubois estuvo siendo velado en la Parroquia Nuestra Señora de la Victoria, y alrededor de las 11:00 horas comenzó a ser traslado, en un recorrido que pasó por la casa en la que murió el día viernes y también la casa de calle Ránquil donde fue asesinado en 1984 su amigo André Jarlan.

El recorrido contempló también el paso frente al cuartel de Carabineros donde fue llevado el sacerdote antes de ser expulsado del país en 1986, en una represalia de la dictadura tras el atentado contra Augusto Pinochet.

Se encuentran participando en el funeral del emblemático sacerdote defensor de los derechos humanos en dictadura dos de sus hermanos: Michel y María Teresa Dubois, quienes agradecieron la emotiva despedida que se le está concediendo en nuestro país.

“Gracias a la toda la comunidad que está acá para celebrar la entrada en el reino del cielo de nuestro hermano Pierre, que se volvió chileno”, dijo Michel.

“Quiero decir gracias a Dios, que realizó el sueño de Pierre: morir en La Victoria”, comentó, su hermana.

Ambos arribaron esta mañana en un vuelo de Air France y antes de dirigirse a la Parroquia Nuestra Señora de La Victoria, realizaron los trámites correspondientes para que el cuerpo de Dubois pueda ser cremado en el cinerario del Cementerio Católico.

A la despedida de Pierre Dubois también acudió otra de las figuras emblemáticas de la Iglesia, el sacerdote Mariano Puga: “Todo el mundo sabía de padre Pierre, todos sabían quién era el padre Pierre, y eso es lo que pasa cuando un cura se hechiza por Jesús y su evangelio, y por amor al pueblo”.

Fue visiblemente notoria la ausencia de autoridades eclesiásticas y representantes del mundo político.

La ceremonia del adiós caminando con el féretro en andas partió en la esquina de Galo González con Unidad Popular.

En la esquina de La Feria con Carlos Valdovinos, una carroza siguió el recorrido por Gran Avenida, San Diego y Bandera, repitiendo el emblemático ingreso de los pobladores que ese año acompañaron el sepelio de Jarlan, en medio de las protestas contra Augusto Pinochet.

Para dentro de los próximo minutos se espera el inicio de la misa fúnebre que presidirá el arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati en la Catedral, mientras que la homilía estará a cargo de otro amigo del fallecido sacerdote, el padre Alfonso Baeza, otro defensor de los derechos humanos durante la dictadura. Posteriormente, el corteja llegará hasta el cinerario del Cementerio Católico.

Los comentarios están cerrados.