Edición Cero

Ante los hechos ocurridos últimamente, como “despidos arbitrarios” y el “acoso laboral”, sumando a un ambiente de incertidumbre, la Asociación de Académicos de la... Llaman a conformar Comité de Defensa de la Universidad Arturo Prat

Ante los hechos ocurridos últimamente, como “despidos arbitrarios” y el “acoso laboral”, sumando a un ambiente de incertidumbre, la Asociación de Académicos de la Universidad Arturo Prat, llamó a conformar un Comando de Defensa de la UNAP, en una amplia convocatoria.

Estiman que  la creación de este Comité de Defensa de la UNAP,  permitirá  aunar criterios entre académicos, directivos, administrativos, auxiliares, estudiantes y comunidad en general, con el objetivo básico de proteger la Universidad de Iquique.

La iniciativa la suscriben además de Víctor Guerrero, presidente de la Asociación de Académicos, Iván López; Jorge Villablanca; Winston Palma; Víctor Torres; Juan Podestá; Patricio Bahamonde; Roberto Muñoz; Lautaro Cáceres; Roberto Jiménez; Nancy Ebner; Marco Hernández y Ariel O’Neill.

Declaración

En una amplia declaración pública, los convocantes dicen estar conscientes que la crisis financiera de la UNAP, “tiene su origen en años recientes, y que está directamente relacionada con el bajísimo aporte estatal a nuestra Casa de estudios. Sin embargo, con la misma franqueza hay que señalar que en los últimos dos períodos del rector Soto Bringas, esta crisis se ha profundizado, y el déficit financiero bordea los 20.000 millones de pesos, es decir el equivalente a 40 millones de dólares”

Según indican cuando el ex Rector Carlos Merino abandonó la rectoría, la deuda era de 9.000 millones, incluyéndose en ese monto la adquisición del edificio de la sede Santiago y la compra en Iquique del edificio Kauffmann.

También ponen el acento en los despidos, acusando autoritarismo por parte de las actuales autoridades universitarias y la incapacidad para generar diálogo respecto del tema

“Nuestra institución se caracteriza por la ausencia de concursos públicos; contratación de empresas asesoras externas de alto costo y sin acudir a los mecanismos establecidos en la ley; debilidad de las políticas de vinculación con el medio; inactividad en el quehacer del posgrado institucional; altos sueldos de los directivos, con un Rector cuyo sueldo es similar al de la Universidad de Chile, Católica o de Concepción; contratación de más de 100 funcionarios en el área de finanzas.

Nueva Estrategia

Añade la declaración que  la situación actual amerita “una nueva estrategia, clara, coherente y reafirmando la idea que la Universidad es de todos y de cada uno de sus miembros. Hay que hacer frente a la crisis, y que ello se alcanzará si y sólo si iniciamos un proceso de rescate de nuestra institución”.

Y dentro de dicha estrategia se enmarca este amplio Comité de Defensa, cuyos compromisos son los que se indican:

1° Concordar con la autoridad universitaria la elaboración de un plan de rescate financiero, desafío que debería formularse en el mas corto plazo.

2° Este Comité deberá contactarse con las más altas autoridades de gobierno, en el nivel nacional y regional, para buscar mecanismos y recursos de colaboración.

3° Diseñar urgentemente un plan de austeridad en el tema de las adquisiciones, contrataciones, viajes e insumos de todo tipo. Este esfuerzo debe ser realizado con transparencia, equilibrio y participación de todos los miembros de las Facultades.

4° Iniciar a la brevedad la realización de un Claustro Universitario vinculante cuyo fin último sea la búsqueda de excelencia y calidad académica, expresada en la preparación de un diagnóstico claro de la situación de la Universidad, acompañado de una propuesta de desarrollo de corto y mediano plazo, preparando los correspondientes indicadores y metas académicas y financieros.

 

Los comentarios están cerrados.