Edición Cero

Cambio21/ Por Luis Casanova R.- Ante el escenario de conflictos que se respira entre el gobierno y la oposición, dos analistas políticos dialogaron con Cambio21... Los “caza-Bachelet” al acecho. Atacarla muestra “amateurismo”, dice analista.

Cambio21/ Por Luis Casanova R.- Ante el escenario de conflictos que se respira entre el gobierno y la oposición, dos analistas políticos dialogaron con Cambio21 sobre el rol de Bachelet en este tema y la estrategia que está adoptando el bloque UDI-RN para intentar eclipsar el liderazgo de la ex presidenta.

Dos hechos marcaron la jornada en la que el nombre de la ex presidenta Michelle Bachelet volvió a la palestra: primero, el intento frustrado de los diputados Arturo Squella (UDI) y Pedro Browne (RN) de mandar una carta de queja al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, debido a la supuesta intromisión de la ex mandataria en los asuntos internos desde su cargo en la jefatura de la ONU-Mujeres, léase su imagen en las fotografías de los candidatos a alcaldes de la oposición en la actual campaña municipal.

Y segundo, el rechazo en la Cámara de Diputados -por 58 votos en contra, 50 a favor y una abstención- de las conclusiones del informe de la segunda comisión investigadora que buscaba determinar responsabilidades, de parte de las autoridades del gobierno anterior, en lo relativo a las horas posteriores al terremoto del 27 de febrero de 2010 y al deficiente funcionamiento de los sistemas de emergencia.

Después de las polémicas, los legisladores de oposición insistieron con que el objetivo de la Alianza era instalar una “maquinación” en contra de la ex jefa de Estado. Mientras que en el oficialismo insisten en que el actuar de la entonces gobernante fue deficitario y que hubo información contradictoria que se le entregó a la opinión pública.

Amateurs

Ante tal escenario de conflictos, dos analistas políticos dialogaron conCambio21 sobre el rol de Bachelet en este tema y la estrategia que está adoptando el bloque UDI-RN para intentar eclipsar el liderazgo de la ex presidenta.

Para Andrés Jouanett, académico de la Universidad Católica de Temuco, “la táctica de atacar a la ex mandataria comenzó desde el inicio del actual gobierno, básicamente por lo del 27F. Pero una vez que fue pasando el tiempo y su popularidad se mantuvo, que era una de las preguntas que uno se podía hacer, la derecha comete varios errores”.

“De partida, muestran una cultura machista. Se sabe que a la mujer no se le golpea y aquí lo que ha habido es un golpeteo político hacia ella, violencia política. Y ante eso, la ciudadanía, por lo menos en lo que dicen las encuestas, siento que esto es sólo una descalificación, no una crítica, que es lo que pasa cuando no hay argumentos”, agrega.

En opinión del profesional, “esto demuestra que no hay estrategia de este sector para enfrentar la elección presidencial. Porque si se está pensando en que los comicios son en un año y medio más, la táctica a esta altura no debería ser sólo preocuparse de cómo le va y qué es lo que hace una de las candidatas. Ellos tendrían que preocuparse de potenciar cuáles son los atributos de sus candidatos”.

“Pero como ninguna de estas movidas han sido claras, la verdad es que en el fondo, luego de lo que se vio en el Parlamento, demuestran una amateurismo político vergonzoso. Ni en los países más bananeros y clientelares se observan estas comisiones investigadoras. Denostan al Congreso chileno”, sentenció.

Jouanett también indicó que la presencia de los ministros-presidenciables (Golborne, Allamand y Longueira) en el gabinete y no en campaña, “le genera un problema al presidente, que tiene a cuatro de sus colaboradores corriendo. Y uno de ellos, el de Obras Públicas, nadie sabe lo que está haciendo. No se capta si está dedicado a sacar bombas de la Costanera, sumado a otras acciones mediáticas, o si está abocado a su trabajo. Y eso le hace mal al presidente, porque no le ayuda a mejorar su imagen”.

Blindada

En respuesta, Pablo Lira, investigador del Instituto Libertad (ligado a RN), expresó que los ministros mejor evaluados del gobierno de Piñera, Laurence Golborne y Andrés Allamand, “han recibido ciertos niveles de persecución y odiosidad de sectores de la Concertación, como por ejemplo, el anuncio de la creación de un ente fiscalizador de los ministros-presidenciables, lo que habla del momento tenso que se está viviendo debido a que nos estamos acercando a las elecciones municipales”.

“Además, todos sabemos lo complejo que es el nuevo escenario de inscripción automática y voto voluntario, que instala un grado de incertidumbre grande, por lo que ambas coaliciones están pendientes de lo que ocurre. Hay comunas que son emblemáticas para esta batalla electoral, Santiago, La Florida, Maipú, Puente Alto, y que serán muy disputadas”, destaca.

De acuerdo al columnista, en este proceso “las figuras presidenciales van surgiendo. En la Concertación ya lo estamos viendo a través de afiches incluso de candidatos del Partido Comunista y del PRO que están recurriendo a la imagen de la ex presidenta Bachelet, debido a lo encumbrada que se encuentra en las encuestas”.

Lira explica ante la alta adhesión de Bachelet que “al salir de la contingencia y situarse en un cargo internacional, tiene un cierto nivel de blindaje. Si bien salió con cerca del 80% de aprobación y hoy mantiene altos niveles de popularidad, cuando se le ubica par a par con ministros y figuras presidenciales del gobierno, creo que el escenario electoral se le complica, al menos en la primera vuelta. Todos los datos apuntan que a pesar de los altos niveles de aprobación que tiene, lo más seguro es que si ella acepta ser candidata, lo más probable es que con la irrupción de otros postulantes opositores e independientes que hay, existirá segunda vuelta”.

Para terminar, el comentarista dice que Bachelet “tiene ciertos voceros que lideran su defensa. Se vio con el tema de la encuesta Casen, cuando salieron cuatro ex ministros socialistas a criticar las cifras positivas que había dado el gobierno y también con las vocerías que efectúa el presidente PS Osvaldo Andrade. Sin embargo, lo complejo para ella es que será la figura pública y tratar de liderad a una Concertación que tiene el 69% de reprobación ciudadana”.

Los comentarios están cerrados.