Edición Cero

A las 21.16 horas del 23 de agosto, se dio la alarma de simulacro de terremoto en Iquique, generándose un gran despliegue por parte... Con un Iquique despejado en la costa y zona céntrica se inició simulacro de terremoto y tsunami

A las 21.16 horas del 23 de agosto, se dio la alarma de simulacro de terremoto en Iquique, generándose un gran despliegue por parte de las autoridades y organismos públicos y de emergencia. Sin embargo, ya desde las 20.00 horas, el centro y sector costero, comenzaron a quedar desiertos, porque las personas retornaban a sus hogares y el comercio sólo operaba con turnos de emergencia.

La jornada fue calificada como todo un éxito por las autoridades locales, principalmente por la respuesta de la población, que cumplió con la tarea de evacuar hacia las zonas de seguridad.

En último reporte emanado de la Intendencia regional, señala que el simulacro de terremoto y tsunami en la Región de Tarapacá movilizó al 75% de la Zona de Inundabilidad de acuerdo a datos preliminares.

Durante el ejercicio que finalizó a las 22:25 horas, alrededor de 60 mil personas del borde costero, evacuó hacia las zonas de seguridad previamente establecidas por la autoridad, fortaleciendo la cultura preventiva y de autocuidado en la región.

El ejercicio simuló un terremoto 9.0 Richter con epicentro a32 km. Al oeste-nor oeste de Pisagua, escenario que implicó la evacuación de todo el borde costero regional. Además, las comunas del interior aplicaron sus planes de seguridad frente a esta emergencia. Esta actividad, que formó parte del programa nacional de simulacros de ONEMI “Chile Preparado”, estuvo encabezada por la Intendenta, Luz Ebensperger y contó con la presencia del Director Nacional de ONEMI, Benjamín Chacana.

En cuanto a la situación de comunicaciones de las comunas del interior, esta fue casi 100% efectiva, con la excepción de la comuna de Camiña. “Esta es una de las primera debilidades que detectamos y que debemos superar”.

El simulacro comenzó a las 21:16 horas, horario hasta entonces desconocido para la comunidad, con el sonido de las sirenas, lo que permitió movilizar a cerca del 75% de la población del borde costero. Mientras sonaban las alarmas, los participantes que se encontraban en la zona segura, y al interior de la región, debieron “agacharse, cubrirse y afirmarse”, mientras que los de la costa debieron evacuar hacia uno de los 89 puntos de encuentro con que cuentan las comunas de Iquique y Huara. Las caletas pesqueras de la región también se sumaron a la iniciativa y participaron activamente.

El  Director Nacional de ONEMI, Benjamín Chacana, destacó la participación de Tarapacá. Explicó que “iniciada la evacuación, a los 2 minutos funcionaron las alarmas del borde costero escuchándose fuerte y claro, esto es una importante capacidad instalada y las personas salieron ordenadamente a sus zonas de seguridad. No tenemos reportes de lesionados ni accidentes. Una vez más esta región ha dado un ejemplo al país de cómo participar en este tipo de simulacros”.

El ejercicio, adicionalmente, permitió poner en marcha blanca las 32 sirenas especiales para alerta de tsunami y el proyecto de telecomunicaciones de la región, que representan un 50% de la totalidad del sistema de alarmas y que estará finalizado en octubre de este año. Éstas, fueron escuchadas por casi todo el borde costero de Iquique, Pisagua y las caletas del sector sur.

Al término del ejercicio, la Intendenta agradeció la participación de la comunidad y destacó el ejemplo que la Región de Tarapacá dio acerca de la prevención ante emergencias.

Críticas

El simulacro de emergencia, no estuvo exento de críticas. Por ejemplo, la evacuación temprana, previa a la alarma, alejó la situación de una situación lo más parecido a la realidad. Iquique se vio despejado en las zonas costeras y céntrica, desde las 20.00 horas. Asimismo, los supermercados y el comercio, si bien permanecían abiertos, en la mayor parte de los casos había turnos de emergencia y/o no se atendía público.

Lo positivo es que las familias pudieron poner a prueba las vías de evacuación y calcular los tiempos en llegar hasta las zonas de seguridad.