Edición Cero

Cambio21.- Por segunda elección municipal consecutiva, el fenómeno de los “descolgados” vuelve a amenazar a la Alianza y la Concertación, sobre todo en plazas emblemáticas... candidatos que corren por fuera: Patricio Herman, Iván Mlynarz, Gonzalo Cornejo, Jorge “Choro” Soria y Salvador Urrutia

Cambio21.- Por segunda elección municipal consecutiva, el fenómeno de los “descolgados” vuelve a amenazar a la Alianza y la Concertación, sobre todo en plazas emblemáticas de la capital y en regiones. ¿Podrán las negociaciones de última hora impedir que los díscolos se salgan con la suya y tengamos una cerrada competencia entre oficialismo y oposición? Los partidos tienen la palabra.

Para los candidatos a alcalde que se presenten por fuera de los pactos oficiales de la Concertación y la Alianza, se trata de luchar contra la hegemonía de estos bloques e imponer -de paso- una alternativa para los ciudadanos.

Por el contrario, en el oficialismo y la oposición creen que lo único que estos “villanos invitados” hacen es generar daño e impedir que sus ex aliados se queden con los principales municipios del país.

A fines de julio se cierran las postulaciones para la elección de octubre. Es por eso que estamos en el momento ideal para presentar a las ocho comunas donde los denominados “descolgados” podrían dar que hablar.

El debate y las diferencias se acentúan con el correr de los días, motivo por el cual, como suele suceder en estos casos, se anticipa que las tratativas y conversaciones de pasillo podrían terminar en las mismas dependencias del Servel.

Alivio a medias

No hay dudas, la decisión del ex intendente metropolitano Marcelo Trivelli de no presentarse como candidato a alcalde de Santiago con los colores del PRO (por motivos personales y económicos) resultó un verdadero alivio para las huestes de la Concertación. El motivo era obvio: la irrupción del ex militante DC dañaba seriamente la aspiración de Carolina Tohá (en la foto), candidata del PPD, de vencer al actual edil de la UDI Pablo Zalaquett en la próxima elección de octubre.

Superado este obstáculo, el siguiente inconveniente también tiene que ver con otro de los apodados “descolgados” que darán que hablar en la campaña que se largará en agosto. Se trata nada menos que de Patricio Herman, encargado de la ONG “Defendamos la ciudad”, quien aceptó la invitación de ChilePrimero para competir en la capital.

El dirigente, al contar con el apoyo del Partido Humanista y del Movimiento Amplio Social de Alejandro Navarro, fue acusado de minar las posibilidades de la oposición y “hacerle el favor” a la derecha. “Ésa es una fórmula artificiosa que se ha creado para que sólo los partidos tradicionales sigan disfrutando del poder”, contestó el aludido.

Aguafiestas

Donde el PRO no dio pie atrás fue en La Florida, feudo en el que Iván Mlynarz (ex presidente de la Fech) medirá fuerzas ante el ex alcalde y ex diputado DC Gonzalo Duarte y el edil Gonzalo Carter (UDI), quien reemplazó al renunciado Jorge Gajardo (PS).

El antecedente más próximo de Mlynarz proviene de la pasada vuelta. Ahí obtuvo el 15% de los votos en Conchalí, lo que provocó la derrota del PPD Carlos Sotolicchio y la victoria del RN Rubén Malvoa. En tanto, Duarte ganó las primarias de la Concertación ante el ex diputado PPD Víctor Barrueto y la independiente pro-PS Vivienne Bachelet.

Ante una votación que se definiría por unos pocos puntos de diferencia, desde ya se anticipa que una eventual derrota de la oposición tendría como principal responsable a la entidad liderada por Marco Enríquez-Ominami.

La amenaza

Al rojo vivo promete ser la competencia en Recoleta entre la actual alcaldesa de la UDI Sol Letelier y el ex jefe municipal Gonzalo Cornejo ex militante del partido y hasta hace poco asesor del ministro de Economía, Pablo Longueira.

Resulta que luego que la justicia absolviera de culpas a Cornejo, a raíz de las irregularidades denunciadas en la municipalidad, por el llamado “caso GMA”, el esposo de la diputada Claudia Nogueira no dudó en poner su nombre a disposición del comité electoral para retomar el asiento que dejó vacante el 2008 tras dos períodos de trabajo como edil. Incluso mostró una encuesta en la que derrotaba a Letelier y al postulante de la oposición, Daniel Jadue (PC).

Pero como la directiva comandada por Patricio Melero y José Antonio Kast optó por Letelier, amparada en otros estudios que encargó el gremialismo, Cornejo, en revancha, determinó presentarse por fuera, lo que podría generar una dispersión de votos que beneficiaría al dirigente comunista. Por ahora, el abogado sigue con su labor de recolección de firmas y su trabajo de reconquista en la comuna que él considera de sus amores, pero que podría desatar el odio de sus ex pares de la UDI.

Flaco favor

Usando el lenguaje de la calle, el ex alcalde Hernán Pinto (DC) “la lleva” en los cerros de Valparaíso, cosa que quedó al descubierto en la interna de la DC y en la primaria de la Concertación, proceso en el que venció a la ex ministra PS Paula Quintana.

El problema es que en algunos sectores del arcoiris y en el PC no les gusta el estilo del dirigente. Es así como han aparecido algunos descolgados a la palestra, entre los que se cuenta a Carlos Johnson Bordalí (PH), Yuri Zúñiga (ex PS), apodado el “compañero Yuri”, y Jorge Bustos (ex PC y timonel de la Confederación Nacional de Gente de Mar).

Es tanta la “mala onda” que Pinto (en el cuadro) casi termina renunciando a su candidatura. De hecho, La Segunda informó de un almuerzo en el Club Alemán de Valparaíso en el que la mesa nacional de la falange evito su dimisión debido a la falta de apoyo económico y político que se ha visto en el puerto.

Por ahora, el caudillo sigue “al pie del cañón” y preparando su inscripción ante el Servel, mientras que el alcalde Jorge Castro (UDI) espera que los díscolos le sigan destruyendo la popularidad al histórico DC.

Sigue la choreza

Iquique hace noticia con el posible retorno del ex alcalde Jorge “Choro” Soria, quien formó una sociedad política con el abogado PC Hugo Gutiérrez en la pasada campaña parlamentaria, la que posibilitó su ingreso al Parlamento el 2009 por el distrito nortino.

El tema es que el caudillo y el legislador comunista se desmarcaron del pacto por omisión que firmó la Concertación el cual, por regla, debía apoyar la candidatura del concejal PPD Francisco Prieto. Por el contrario, el PRSD le entregó su respaldo a Soria (foto) y, peor aún, el PRO lanzó al ruedo a Cristian Jamett, dirigente de la Universidad de Tarapacá.

Tal revuelo beneficiaría a la Alianza, pero sólo en el papel, dado que RN apuesta por la reelección de la alcaldesa independiente Myrta Dubost. Por otro lado, la UDI, alertada por la serie de querellas presentadas en contra de la jefa municipal, por supuesto fraude al fisco, prefieren como “planes B” al crédito local Felipe Rojas, a Luz Ebensperger (intendenta regional) o a Ramón Galleguillos.

¿Premio de consuelo?

El efecto inmediato que generó la dimisión de Marcelo Trivelli de la batalla de Santiago fue le negociación entre el PRO y la Concertación, que habría permitido que Salvador Urrutia sea el inminente rostro de la oposición en Arica.

El ex diputado PPD y ex candidato a senador descolgado que sacara más votos que el PS Fulvio Rossi el 2009, pero que por efectos del sistema binominal no pudo acceder el Congreso, contaría con el apoyo del socialismo (que baraja la opción del ex intendente Luis Rocafull) y la DC, no así del PPD que tiene en carrera a Osvaldo Abdala, y tampoco de los radicales que exigen la presencia de su timonel regional David Zapata.

Tan tenso está el ambiente, que Zapata acusó a Urrutia de criticar al destituido alcalde Waldo Sankán (ex PPD) “cuando él fue parte de su campaña” y “fue director del Servicio Médico por la Concertación y ahora viene a desconocer su participación”. Otro que suena por fuera es el ex diputado PS Iván Paredes.

Nido vacío

Desde que Carolina Plaza (ex UDI hoy RN) dejara la alcaldía de Huechuraba en septiembre de 2011, para instalarse en la Dirección de Organizaciones Sociales del ministerio secretaría general de Gobierno, que la danza de candidatos y conflictos suma y sigue en la derecha.

Por un lado, la UDI, partido dueño del cupo, nominó al concejal de Recoleta Marcelo Teuber como contendor luego que el edil suplente Eduardo Flores definiera no reconcursar en el cargo. Pero no está solo. El concejal ex RN por Huechuraba Daniel Bustos, quien se quedó con las ganas de suceder a Plaza, y Simón Yévenes, hijo del fallecido dirigente poblacional gremialista y administrador municipal cuando Plaza era su jefa, aparecen fuera de pacto.

La popular “Lady Di” (sonriente en la imagen) apoyaría a Yévenes, comentan en la Alianza, y no entregaría su respaldo a la UDI, lo que abriría otro flanco de conflicto en el sector. Habrá que ver si lo aprovecha el PPD Carlos Cuadrado Prats, hijo de la ex alcaldesa Sofía Prats y nieto del asesinado general Carlos Prats, que es el candidato de la oposición en la comuna.

El gallito

No es novedad que desde que juró como senador designado en la región de Los Ríos, en reemplazo de Andrés Allamand, las cosas no le han resultado fáciles a Carlos Larraín. Acusado de romper la armonía de la Alianza por parte del diputado ex RN Roberto Delmastro y de promover las salidas del gobernador Alejandro Acuña y del intendente Juan Andrés Varas (aún en el cargo), es en Valdivia donde los problemas son pan de cada día para el timonel de RN.

El alcalde del partido, Bernardo Berger, anunció que no postulará a la reelección, ante lo cual Larraín levantó la candidatura de Peter Zippel, ex Seremi de Desarrollo Social. En respuesta, el concejal Omar Sabat renunció a la UDI y decidió presentarse en calidad de descolgado.

Sabat es apoyado por la disidencia de RN y por el gremialismo, lo que agita las aguas de la derecha y del propio Larraín, que tiene en esta comuna como su base para el trabajo en terreno de su postulación el año entrante. Demás está decir que la derrota de Zippel sería un revés de proporciones para el “tío Carlitos”, que es como le dicen en la UDI.

Los comentarios están cerrados.