Edición Cero

La mesa directiva del Consejo Regional Iquique del Colegio de Periodistas de Chile expresa su rechazo a las desvinculaciones y la forma en que... Colegio de Periodistas de Iquique acusa de “poco respeto a profesionales de la comunicación”

La mesa directiva del Consejo Regional Iquique del Colegio de Periodistas de Chile expresa su rechazo a las desvinculaciones y la forma en que han sido llevadas a cabo por la nueva administración de Gobierno durante su instalación, lo que evidencia el poco respeto hacia los profesionales de las comunicaciones.

Creemos que existe una profunda subestimación y subvaloración de nuestra profesión por parte de los sucesivos gobiernos, los cuales nunca se han preocupado de crear cupos de planta para la contratación de periodistas en la administración pública, o de garantizar contratas con grados profesionales acordes a la responsabilidad estratégica de nuestras funciones; situación que ha desembocado en la precarización de nuestro trabajo bajo la fórmula de contrataciones vía honorarios, subvalorados económicamente y dejando nuestra continuidad laboral al arbitrio de las autoridades de turno.

Asimismo, lamentamos el profundo desconocimiento que han demostrado quienes asumieron como autoridades de Gobierno, específicamente de lo que significa el trabajo de los funcionarios públicos y, puntualmente, del valor que tienen las comunicaciones para los servicios del Estado.

El pasado 30 de abril, tras conversar con la máxima autoridad regional, sentimos que nuestra opinión y puntos de vista fueron bien recibidos. Sin embargo, con estas desvinculaciones creemos que no se tomó en cuenta nuestro interés sobre la importancia de evaluar durante un periodo prudente a los funcionarios antes de proceder. Los cargos de periodista no son necesariamente “de confianza”, como se insiste en argumentar, ya que nuestro trabajo consiste en transmitir mensajes enmarcados en los lineamientos que entrega la administración de Gobierno de turno. Por lo que, el trabajo de un periodista, debe evaluarse de acuerdo al cumplimiento de sus obligaciones técnicas, desarrolladas bajo una estrategia comunicacional definida.

Lamentablemente, nos encontramos en un escenario en que se presiona a colegas a firmar la renuncia o a desvincularlos bajo cuestionados argumentos, como ocurrió en la seremi de Desarrollo Social y el reciente caso de la encargada de comunicaciones de la Gobernación del Tamarugal. El gobernador del Tamarugal decidió poner fin anticipado a su contrato, bajo graves acusaciones sobre su capacidad profesional, que a nuestro juicio ameritaban un sumario administrativo que definiera su responsabilidad en los hechos y si correspondía o no su salida de dicho servicio.

Como gremio, es nuestro deber apoyar a los colegiados, por lo que entregaremos todo nuestro respaldo a aquellos colegas que decidan iniciar acciones legales por desvinculaciones que consideran no se ajustan a derecho. De esta manera, esperamos sentar un precedente sobre la precariedad laboral de los periodistas que trabajan en la administración pública, que cada cuatro años se ven sometidos a presiones, temores y angustia, por no saber si continuarán o no con trabajo, al ser considerados como “cargos de confianza”.

No dejaremos de caminar con quienes quieren hacer un cambio para mejorar nuestras condiciones laborales y exigir un trabajo digno, donde los compromisos se respeten y las jefaturas sean capaces de evaluar calidad profesional por sobre color político.