Edición Cero

Con el propósito de mantener latente los conceptos y conocimientos entregados en el supuesto de una emergencia como la vivida en abril de año... Realizan simulacro nocturno en Centro de Cumplimiento Penitenciario

nota penitenciaríaCon el propósito de mantener latente los conceptos y conocimientos entregados en el supuesto de una emergencia como la vivida en abril de año pasado, nuevamente se desarrolló un simulacro de terremoto y tsunami, en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Iquique.

En esa oportunidad se  programó la jornada en horas de la noche, para conocer la reacción y el tiempo de evacuación de la población penal, para llegar a la zona de seguridad y esperar la orden de la autoridad correspondiente en el supuesto de una evacuación.

La actividad fue organizada por la Unidad Operativa Regional, a cargo del comandante, Luis González Báez, quien supervigiló el trabajo de los funcionarios del CCP, junto al encargado de prevención de la dirección regional, capitán Rodrigo Morras.

En ese ejercicio coordinó todo el trabajo la jefa de la unidad, mayor, Maryorieth Castilla, junto al personal de la guardia y guardia interna, quienes reaccionaron con prontitud al llamado de inicio del ejercicio. Además, se contó con la colaboración del personal disponible y de aquellos que no se encontraban en turno, quienes se integraron a colaborar con la maniobra.

Lo bueno que las internas en el menor tiempo fueron llevadas a la zona de seguridad, quienes tuvieron un alto sentido de colaboración, en vista que la mayoría de ellas, les tocó vivir los terremotos del 1 de abril del año pasado.

Al término del ejercicio, el comandante González Báez, formó al personal y destacó el trabajo desarrollado. Dijo que el CCP tiene un gran precedente y es un hito lo que se hizo durante la emergencia del 2014. “Lo que se hizo en esa oportunidad es un hito y que no se ha hecho en otras localidades, ni siquiera en alguna ciudad del mundo, que hayan sufrido un terremoto con las características que vivimos en su oportunidad”, dijo.

Agregó que el personal sabe lo que es un simulacro y la diferencia que hay cuando se actúa en situaciones reales. “Cuando las cosas se hacen bien y se hacen a conciencia, nadie corre peligro, por ello se está llamado a hacer lo posible por el cumplimiento de buena forma del trabajo que se nos encomienda. En este ejercicio hubo detalles y eso es bueno, porque nos permite mejorar y saber actuar en hechos reales”, acotó.

A diferencia de otros ejercicios de esa naturaleza, en esta oportunidad también se incluyó un vehículo de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios, USEP, para trasladar a las internas a la zona segura y así evitar que caminen por  calles que no conocen, en vista que no contarán con todos los elementos que tiene la población en general y sabe dónde están los lugares establecidos de zona segura.

Además, dijo que ese tipo de actividades continuarán, porque se quiere que el personal esté preparado para actuar en situaciones de emergencias naturales, cuando la realidad así lo amerite.