Edición Cero

  Atribulado por la situación  e insistiendo a través de numerosos escritos llegados a este medio, el ex soldado Infante de Marina, José Manuel... Ex soldado del 73 condenado por secuestro de sacerdote, en V región reitera ser inocente

 

sacerdote cnAtribulado por la situación  e insistiendo a través de numerosos escritos llegados a este medio, el ex soldado Infante de Marina, José Manuel García Reyes, insiste en que es inocente del los cargos de los que se le acusa,  por “Secuestro con grave daño de Muerte”, en contra del sacerdote Miguel Woodward Irribery . Hechos por los cuales fue condenado a 5 años y 1 día, sentencia a la que apeló ante la Corte Suprema, condena que acaba de ser ratificada por el máximo tribunal.

Es decir, García Reyes deberá ir a la cárcel, como consecuencia de haber sido declarado culpable por el delito que terminó con la vida del  religioso. Pese a la larga investigación, insiste en su inocencia; en el daño para su familia y en la idea que una vez más, “el hilo de corta por lo más delgado”.

VERSION DEL ACUSADO

En su testimonio, señala no estar involucrado directamente en los hechos, cuando el sacerdote fue detenido en Valparaíso. “El fue detenido el día 16 de septiembre del 73, alrededor de las 23,30 horas. Lo trasladaron a dependencias de la Universidad  Federico Santa María, donde estuvo hasta alrededor de 8 horas, ya que entre las 7.00 y las 8.30 horas lo trasladaron a la Academia de Guerra Naval donde permaneció unos 5 días”. El detenido fallece, el 22 de septiembre, al mediodía.

“Yo no participe en la detención de este señor, yo me encontraba en las instalaciones de la universidad Federico Santa María, entonces de qué secuestro se me acusa”, dice hoy el ex soldado infante de marina del 73.

Y añade que el sacerdote, después de su paso por la universidad “estuvo  5 días en la Academia de Guerra Naval, fue visto por varias personas y todas dicen haberlo visto físicamente bien  (en la universidad)”. Se pregunta: ¿Cuál es el grave daño que le provoqué si yo no estuve nunca en la Academia de Guerra”.

Respecto a su participación, dice que la tuvo mientras el sacerdote asesinado, estuvo en la universidad  “fue porque un Oficial (teniente 1º) estando en estado de ebriedad y pistola en mano me ordenó a estar ahí. Constantemente me amenazo con el arma, estuve alrededor de 15 minutos y nada…  mi grado era de Soldado, vale decir yo era sólo un soldado y qué podía hacer ante este señor oficial. Hay  testigos que corroboran lo que le expongo, como la declaración del señor Vidal».

Adjunta documentación donde a fojas 6762 del tomo XI, se toma la prueba al testigo Pedro Raúl Vidal Miranda, señala que efectivamente el teniente aludido estaba abrió y amenazaba al soldado con su arma.

Sin embargo, posteriormente hay otras declaraciones de Vidal, donde se le involucra con apremios ilegítimos contra el sacerdote, frente a lo cual sostiene, “es que después tuvo que cambiar la versión, pero no es cierto, yo nunca toqué al curita”.

Además, proporciona otra serie de informaciones donde pretenden establecer su no participación en la muerte del sacerdote  Miguel Woodward, anexando las declaraciones de testigos.

Ante ello, concluye señalando que “lo que no entiendo es a los  Ministros me acusan si las declaraciones están más que claras”.

En un intento desesperado, relató, ha acudido a los medios de prensa para que difundan su versión de los hechos, y la causa de pueda revertir en la Corte Suprema, cosa que no ocurrió, ya que el tribunal confirmó la sentencia de 5 años y 1 día.

TEMAS RELACIONADOS:

Corte Suprema ratifica condenas por secuestro calificado de sacerdote chileno- británico Michael Woodward