Edición Cero

Carlos Graña Sarmiento, periodista Durante los últimos 189 años Chile ha tenido tres Constituciones: La de 1833, 1925 y la de 1980 impuesta por... Las propuestas de la nueva Constitución

Carlos Graña Sarmiento, periodista

Durante los últimos 189 años Chile ha tenido tres Constituciones: La de 1833, 1925 y la de 1980 impuesta por la dictadura de Pinochet  que gobernó el país por 17 años. Hoy por primera vez se redactó una propuesta de nueva constitución escrita por los 155 representantes del pueblo, que fueron elegidos en forma democrática, para que integrarán la  Convención Constituyente, que tuvo la misión de redactar una nueva Constitución para Chile.

Esta propuesta constituyente deberá ser aprobada o rechazada mediante  un plebiscito  programado para, el 4 de septiembre del 2022, donde podrán participar 15. 173 857 de votantes, tras comenzar a regir  nuevamente el voto obligatorio.  Parece necesario en estos momentos históricos , que vivimos destacar los temas más importantes de esta nueva Carta Magna.

El modelo de país que propone la nueva Constitución del 2022  es solidario.  En su artículo primero sostiene: Chile es un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural, regional y ecológico. Se constituye como una república solidaria…” que reconoce, valora y protege los derechos sociales y de la naturaleza -destacando aquí la actual crisis ecológica-; como también la diversidad étnica, las identidades de género, las composiciones de familias, las distintas espiritualidades y religiones.

Con esto, la propuesta de nueva Constitución deja atrás el Estado “subsidiario” de la Constitución de 1980 (implícito en el Art 1, inciso 3 de esa Constitución) que, por privilegiar la iniciativa y búsqueda individual o corporativa de lucro por sobre la búsqueda de un bien común, y por establecer que las corporaciones particulares son el principio organizador de la sociedad, ha potenciado el neo liberalismo y ahondado la desigualdad en nuestro país.

En su reemplazo, el Estado social se hace responsable de garantizar los derechos fundamentales para una vida digna. La nueva Constitución organiza el Estado distribuyendo el poder de manera más equitativa entre la capital y regiones, entre hombres y mujeres; asegurando la representación de etnias y pueblos; creando mecanismos de participación directa -y otros- que permitirán incidir en las decisiones de las autoridades en las municipalidades, las regiones y el país. (Art. 154 – 159)

La propuesta de nueva Constitución establece el derecho al trabajo (Art. 46) y no solo, como la antigua, a la “libertad del trabajo” (Artículo 19, nº 16).

La  propuesta constitucional establece que hay bienes que nos pertenecen a todos, –bienes comunes naturales– como las aguas de vertientes, ríos, lagos y mar, y que le compete al Estado, como representante del bien de todos, la administración y regulación de estos bienes para proveer a su equitativa distribución y evitar que sean utilizados con fines de lucro. (Art. 134, 1 – 6)

En cuanto a otros recursos naturales que no son de vital necesidad inmediata, pero constituyen bienes escasos y agotables, como los minerales, establece que el Estado tampoco pueda enajenarlos, sino que los declare bienes nacionales, explotándolos el mismo Estado en nombre de la ciudadanía o confiando su explotación a otros particulares en forma más controlada que mediante las concesiones (Art. 145, 1 y 2).

Según la propuesta constitucinal, la educación es un derecho, no un bien de consumo, y le incumbe al Estado cuidar de que se imparta a todos por igual una educación de calidad gratuitamente para quienes no tengan recursos para pagarla. (Art. 37, 1) Simultáneamente se garantiza la libertad de enseñanza y el derecho de los padres y apoderados a elegir el tipo de educación -particular o estatal- que deseen para sus hijos, (Art. 41. 1 y2).

También declara que la salud y la seguridad social son derechos de toda persona y que el Estado debe dirigir el sistema nacional de salud en sus instituciones públicas y privadas de manera que alcance el más alto nivel posible de calidad y que el cuidado de la salud esté al alcance de todos, desde la cuna a la ancianidad, con especial atención de las personas discapacitadas (Artículos 11,3; 25, 4; 28,1-5; 36,6; 45,2; 50,3; 109,8; 153,4).

Durante el estadillo  social del 18 de octubre del 2019 ,el pueblo de Chile hizo escuchar su voz. Manifestó, que era el momento de escribir una nueva Constitución con la participación del pueblo.

Es necesario apoyar las opción por aprobar la una nueva constitución, que contribuirá a fortalecer nuestro sistema democrático y a proteger nuestras riquezas naturales y el medio ambiente. El triunfo del apruebo es un paso adelante para seguir la lucha por justicia, igualdad y dignidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *