Edición Cero

Omar Williams López, Sociólogo.- Las elite de toda la historia para mantenerse sus relaciones de dominación, han creado un fantasma, un imaginario, una figura... Los chivos expiatorios

Omar Williams López, Sociólogo.-

Las elite de toda la historia para mantenerse sus relaciones de dominación, han creado un fantasma, un imaginario, una figura que encarna todo lo malo, todo lo no deseado, esta figura recibe el nombre de “Chivo Expiatorio”

En la historia que nos han enseñado de occidente, tal vez Sócrates sea el primer “chivo expiatorio”. ¿Cuál fue su falta?

En palabras de Slavoj Zizek[1] , Sócrates enseñaba una filosofía que corrompía a la juventud ya que su método de enseñanza era una invitación a cuestionar el orden político imperante, sembrando dudas radicales, que pensarán de manera autónoma.

Siglos después, la elite del Imperio Romano, estimo que las enseñanzas derivadas del cristianismo era un intento por subvertir el orden social del imperio y se inicia una persecución contra las personas que profesan dichas enseñanzas.

Trecientos años después, los cristianos se suman al poder del emperador e inician una implacable persecución contra los “paganos”, como lo señala Catherine Nixey en su libro La Edad de la Penumbra.

Hermanado el cristianismo con el orden vigente, el poder medieval se apodero de la figura de Dios y así las injusticias eran una prueba que dios le ponía a las personas y quienes tenían la osadía de criticar este orden social eran Herejes y Brujas, su destino la hoguera.

Nuestra región no ha estado ausente de esta persecución y así en el año 1907, el chivo expiatorio eran los Anarquistas., poseedores de la más extrema violencia, capaces de cuestionar el sistema productivo, de pedir salarios dignos.

Cuando los obreros del salitre llegaron a la ciudad, los dueños de las salitreras ya habían instalado a sus familias en los barcos que estaban en la rada de Iquique, pero se equivocaron. No hubo ningún incendio, ningún saqueo, no dispararon contra ningún soldado o policía de ese momento. El “chivo expiatorio” solo pedía justicia y dignidad, tan sólo estas dos palabras cuestionaban el orden social impuesto por los empresarios salitreros en este territorio conocido como Tarapacá.

Ya sabemos cuál fue la respuesta, pero esta respuesta tiene un mensaje claro, nítido: que nadie se atreva a cuestionar el orden vigente, que nadie interpele las relaciones de dominación impuesto, que nadie tenga la osadía de pedir justicia. La Matanza de la Escuela Santa María de Iquique, derrumbo a la naciente república, como lo señala Carlos Tromben.

Después del 21 de diciembre de 1907, la oligarquía realizó 44 matanzas contra obreros, estudiantes y mujeres, sin incluir los crímenes de la dictadura cívico militar encabezada por Pinochet.

El argumento para justificar estos asesinatos siempre es el mismo, alteración del orden público y cuál es el argumento de los asesinados, dignidad y justicia social.

La derecha en Chile siempre ha usado el mismo argumento, hasta el cansancio y como somos poseedores de una mala educación y no reflexionamos y tampoco nos enseñan a aprender de nuestros propios errores, el “chivo expiatorio” va recibiendo diversos nombres: anarquistas,   izquierdista, socialistas, comunista, extrema izquierda.

Quienes ostentan el poder y desean mantener su sistema de enriquecimiento y sus relaciones de dominación, como es el caso de la derecha en Chile, recordemos que controlan todos los medios de comunicación, disponen de recursos para instalar big data y desde ese espacio generar necesidades de consumo en la población, detectan nuestras opiniones políticas, generan fake news y la habitual campaña del miedo (recuerden la donación que hizo Andrónico Luksic al gobierno durante el estallido social)

La oligarquía preparó muy bien la elección parlamentaria, los resultados están a la vista, pero se preparan para hacerse del premio mayor: acabar con la Convención Constituyente y para eso es necesario que gane Kast, este es un peón para un objetivo mayor.

Y nuevamente, apelando a nuestra mala educación, apelan a su “chivo expiatorio”, Boric será controlado por el partido comunista, serán ellos lo que gobernarán. ¿Cuántas matanzas ha ejecutado el Partido Comunista en Chile? ¿En cuántos golpes de Estado ha estado involucrado el PC? ¿Ha cuantos presidentes ha derrocado?

Que la derecha no se pase de lista, ellos han estado en la ejecución de la matanza de obreros, estudiantes, mujeres y niños, ellos han propiciado los golpes de Estado y el derrocamiento de Presidentes.

Así es la derecha chilena, genera las injusticias y responsabiliza a las víctimas y nuevamente hacen aparecer al “Chivo Expiatorio”, tan recurrente y exitoso para sus propósitos.

En la hora presente es necesario discernir y distinguir quienes se oponen a la justicia social, quienes se resisten a brindar pensiones dignas, salud digna, educación de calidad, un Chile Digno y con justicia social.

[1] Slavoj Zizek: Como un ladrón en pleno día, primera edición en español 2021.

Una respuesta a “Los chivos expiatorios”

  1. Ekistapia dice:

    En todo lo comentado hay un patrón común e histórico, instalar la ignorancia de estos temas en las personas y manejar los medios de comunicación en favor de sus intereses y privilegios. Como dice el dicho «el tuerto es rey en el país de los ciegos». Un ejemplo, la elección de los convencionales constituyentes fue realizada con muy poca información de los candidatos a constituyentes, a diferencia de otras elecciones recientes, lo que permitió que se incorporarán miembros que de otro modo hubiesen sido reprobados por la ciudadanía y ello se debió a que la gente en la elección del apruebo o rechazo para instalara el proceso de elaboración de una Nueva Constitución no optaron por la CC mixta, como un castigo a la clase política corrupta al servicio de los intereses y privilegios de los que tienen el poder en nuestro país. Ahi se visibilizó el poder de los que sienten que están marginados de la repartición de la riqueza generada en el país y del acceso a beneficios sociales. Cuando emerge ese poder de los que no tienen la riqueza en nuestro país nace el temor en la que poseen y ello ocurrió en el estallido social, pero extrañamente, en un momento en el mundo que estaba surgiendo ese movimiento social por una sociedad más justa y social en todos los países, incluyendo países como Estados Unidos, China y otros, aparece una pandemia que confina a la gente en sus hogares y pone «paños fríos» a estas iniciativas de cambio en la sociedad mundial, da para pensar si ahora hubo otra forma de acallar las voces de los que tienen menos y son los más necesitados por parte de los dueños del poder y la riqueza. Ahora ese grupo minoritario y reducido pero con poder ha instalado una campaña del terror en contra del candidato no continuista del gobierno actual en Chile y está ya preparando el camino para evitar que se apruebe la nueva consitución en el plebiscito de salida, su actual estrategia es desacreditar a los convencionales constituyentes que están por el cambio y cuestionar su labor en el colectivo que conforman.