Edición Cero

Cambiar las reglas del juego que rigen a la minería  en la Región, será una de las primeras medidas en la que trabajará el... José M. Carvajal: “Es necesario cambiar reglas del juego y el modelo de cómo opera la minería”

Cambiar las reglas del juego que rigen a la minería  en la Región, será una de las primeras medidas en la que trabajará el candidato a Gobernador, José Miguel Carvajal, aseverando que “si la minería quiere tener una buena relación con Tarapacá, debe respetar a su gente dándoles trabajo, no regalos”. De ser electo como gobernador, sostiene el candidato que desde el Gobierno Regional, “vamos a cambiar el sistema bajo el que opera la minería en Tarapacá, en un plazo no muy lejano”. La minería, indica “debe contribuir y ser un aporte real a la región, partiendo por regular la contratación de trabajadores foráneos. Sabemos que localmente existe el equipo humano calificado para las labores que requieren”.

 Por eso afirma que la región, está hoy” técnicamente quebrada, y es urgente transformar el modelo netamente extractivo de la minería. “Reimpulsar y dar estabilidad a nuestra economía será el foco de mi agenda los primeros años, para que vuelva a haber trabajo y nuestras familias vivan con mayor tranquilidad”.

A eso se suma el hecho que hay “un dramático número de más de 20 mil habitantes de la región, viviendo en campamentos y tomas, se debe al alto costo de los arriendos que aumentó por estos trabajadores que llegan desde otras ciudades y agrava aún más el grave déficit de vivienda”, sostiene Carvajal. A la vez comenta que, si bien ese tipo de decisiones no está dentro de las atribuciones del Gobernador Regional, sí, desde la representación es que buscará impulsar el cambio necesario para que las empresas públicas y la minería, tributen en la región.

 “Las empresas mineras, así como la Empresa Portuaria de Iquique y la Zona Franca, deben dejar sus utilidades acá, para beneficio de sus habitantes y no pagar impuestos en Santiago. Esta será de las primeras batallas que me comprometo a realizar como Gobernador Regional. Tarapacá puede y necesita ser dueño de su destino. Nosotros sabemos cuáles son nuestras prioridades y necesidades y, por tanto, sabremos dónde, cómo y cuándo invertir sus recursos y cómo distribuir el trabajo, defendiendo los intereses regionales por sobre cualquier otra consideración”.

Otra de las áreas donde Carvajal plantea que la minería debe involucrarse con Tarapacá es en la inversión para mejorar los espacios públicos y los servicios básicos de la comunidad que hoy son muy precarios, o derechamente inexistentes. “Mejorar las condiciones laborales de muchos sectores económicos con infraestructura, iluminación y servicios higiénicos, beneficiaría, en primer lugar a sectores tan trascendentes para la vida comunitaria como lo son la locomoción, el transporte y las ferias; esta es una tarea urgente”.

Además, indica,  lo es “transformar la realidad de vulnerabilidad y precariedad de nuestros habitantes por la falta de infraestructura habilitante y de servicios básicos, sobre todo en los espacios de salud, educación y áreas públicas, de manera que quienes hoy se encuentran en la mayor desprotección, como son las familias Hospicianas, del Tamarugal, de las caletas, y de los barrios históricos de Iquique, puedan desarrollar una vida digna y tengan una merecida calidad de vida. Es una de las maneras en que la minería puede retribuir lo que han obtenido gracias a los recursos naturales que son patrimonio regional”.

Del mismo modo, dice, pueden y deben invertir en educación “En mi programa está el plan de desarrollar ciencia en Tarapacá, estableciendo un canal de diálogo desde el Gobierno Regional con las empresas privadas y públicas con la academia, para desarrollar una red de conocimiento local dispuesta para enfrentar los desafíos futuros de la región, invitando al sector empresarial a invertir en el conocimiento que desarrollan las universidades locales en beneficio de los habitantes. Será prioridad crear un programa de salud especializada para los adultos mayores, así como mejorar sus condiciones de habitabilidad, traslado y acceso. Esta será una gran herramienta que nos ayudará a que nuestra gente sienta como real y posible un futuro con dignidad y mejores condiciones de vida”.

Ahonda más allá, específicamente en torno al cuidado del medioambiente y salud. “Hoy la minería cuenta con facilidades para adquirir derechos de uso del agua de la Cuenta del Tamarugal, en beneficio de sus faenas”. Frente a este punto el candidato a Gobernador Regional expresa que: “Con la tecnología disponible y la capacidad económica que tienen las empresas mineras, es imperativo que inviertan en plantas desalinizadoras y así dejen de utilizar el agua de la Cuenca del Tamarugal -que ya es escasa- dañando severamente el medioambiente, poniendo en riesgo el ecosistema y la fauna del lugar. Las comunidades merecen apoyo y respeto. Un ejemplo concreto de trabajo entre la comunidad y el gobierno regional es el APR de La Tirana, el cual, si bien tiene problemas aún, es una experiencia que debemos replicar y mejorar en otras localidades”.

PROYECTOS MINEROS

Agrega que es de conocimiento público que en los próximos años “comenzarían a concretarse las ampliaciones de los proyectos mineros de Collahuasi y QB2, y con ellos la contratación de más trabajadores para labores directas en faenas, y mano de obra indirecta en empresas subcontratistas. En ambos casos, deberían contratar en Tarapacá, así como a las empresas locales prestadoras de servicios”.

Otro factor para considerar según Carvajal es el que se refiere a los impactos ambientales que se produzcan en la puesta en marcha de estos proyectos. “A la conocida falta de conciencia de estas empresa con los compromisos ambientales contraídos, se le suma la precaria fiscalización de la autoridad ambientales y sanitaria. Esto va a cambiar profundamente. Exigiremos el estricto cumplimiento de las normas ambientales y fiscalizaremos con rigor, aumentando el personal y entregando los equipamientos necesarios para el buen funcionamiento de este control”.

También se refiere a la necesidad de revisar  el uso que hacen de la infraestructura portuaria y las rutas de las empresas mineras. Recordó que recientemente hubo una importante inversión en el mejoramiento de las rutas A-750 y A-760, con el propósito de que sean las únicas vía que utilicen para el transporte de insumos peligrosos para la salud como Cal, Nitrato de Amonio (sustancia explosiva), Xantato y otras sustancias peligrosas.

Dijo que en promedio “son más de 30.000 toneladas de productos peligrosos, (al año, al mes, a la semana) con un total aproximado de 200 camiones con cargas de 27.000 kg., sólo para una de las mineras. Velaremos para que las autoridades competentes fiscalicen este transporte con el propósito de evitar que transiten por las calles de Iquique, Alto Hospicio y Pozo Almonte, sustancias peligrosas que pueden provocar gravísimos daños a la infraestructura de calles y avenidas, lo mismo que al tránsito dentro de las ciudades y a las personas que transitan por las calles”, finaliza.

Los comentarios están cerrados.