Edición Cero

Participa el investigador local y parte de la Red el Dr. Alberto Prado. La iniciativa se enfoca en el proceso tras pandemia Un novedoso... UNAP participa con universidades del Perú en proyecto que valora procesos de adaptación de barrios en Piura, Tacna e Iquique

Participa el investigador local y parte de la Red el Dr. Alberto Prado. La iniciativa se enfoca en el proceso tras pandemia

Un novedoso proyecto está desarrollando la Universidad Arturo Prat junto a la Universidad de Piura y la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann de Perú, enmarcado en el trabajo que lleva a cabo la Red -en formación- del Paisaje de los Desiertos del Pacífico Sur, que une a 7 universidades, 3 peruanas y 4 chilenas.

La iniciativa que congrega en esta ocasión a tres instituciones de educación superior de la Red, involucra a barrios de las ciudades de Piura, Tacna e Iquique, buscando levantar información de los procesos de adaptación que han surgido en los vecindarios en el marco de la pandemia, así lo señala el arquitecto, académico, investigador y parte de la Red el Dr. Alberto Prado.

“Iniciamos un trabajo liderado por la Universidad de Piura, a cargo de la académica y urbanista, Stella Schroeder, y las colegas de la Universidad Jorge Basadre, Elizabeth Abanto y Keily Medina. Concordamos en que el Covid-19 ha tenido un impacto que nos ha tocado a todos, pero a la vez se ha transformado en una oportunidad para repensar un futuro sostenible e inclusivo para nuestras ciudades, donde podemos participar y aportar para tener un futuro que entregue una mejor calidad de vida a sus ciudadanos”, señaló el investigador.

Prado añadió que “es así como hemos observado el valor que reside en el espacio público de calidad, y la necesidad de contar con equipamiento básico en barrios y vecindarios; las respuestas han evidenciado las carencias; y también, un aumento en las relaciones entre vecinos, los que en condiciones de aislamiento han debido de reforzar los vínculos solidarios y colectivos”.

De acuerdo al especialista los resultados preliminares, ponen en valor la micro ciudad, una ciudad más humana de barrios, caminable y autosuficiente, por sobre la ciudad del automóvil, dónde existe lo necesario para vivir a una distancia posible de caminar, con espacios públicos donde encontrarse con el otro en un ambiente de seguridad entre vecinos.

El Dr. Prado, agregó que las actividades de levantamiento de información se han efectuado en los barrios Caupolicán y O’Higgins que se ubican en torno al peri centro de Iquique, “En esta periferia de barrios históricos del centro de Iquique, se ha generado toda una suerte de prácticas que tiene que ver con poner en valor lo colectivo, donde los locales de venta de elementos básicos están cercanos y forman parte de las acciones cotidianas. Por lo tanto, se habla de una ciudad barrio donde las actividades que se tengan que realizar estén concentradas en el vecindario para dar mayor calidad de vida a la gente, pues involucra una mayor seguridad al no desplazarse, menor tiempo y costo”.

A nivel mundial, se está hablando del modelo de la “Ciudad de los 15 minutos”, donde todo se alcanza caminando, disminuyendo el uso del automóvil. “Así las personas no deben desplazarse largas distancias, ya que existen las mismas posibilidades de tener acceso a todo, como lo es en la vida del centro de la ciudad. Por lo tanto, esta crisis sanitaria también nos ha dado una lección, ya que nos ha permitido sentirnos más cerca de nuestros vecinos nutriendo conceptos como que el dueño del local de la esquina favorece nuestra calidad de vida. Así se está resignificando el vivir en comunidad generando una relación más estrecha con quienes nos rodean”., concluye Prado.

Los comentarios están cerrados.