Edición Cero

Patricio Llerena Chamberlain, Presidente ANEF Tarapacá En la generalidad, un alto número de funcionarios(as) públicos ven con mucha preocupación cómo se desean ingresar indicaciones... Sobre 10% del retiro de fondos previsionales

Patricio Llerena Chamberlain, Presidente ANEF Tarapacá

En la generalidad, un alto número de funcionarios(as) públicos ven con mucha preocupación cómo se desean ingresar indicaciones al retiro del 10% de los fondos previsionales, con cláusulas que intentan marginar decididamente a miles de trabajadores y trabajadoras de la discusión. En efecto, es necesario señalar que las indicaciones que quieren instalar algunos parlamentarios de RN, en relación con que sólo podrían retirar quienes han quedado sin trabajo o han visto reducido un 30% de sus remuneraciones, es una fórmula que este gobierno ya quiso implementar con el bono de clase media y que definitivamente fue un rotundo y vergonzoso fracaso tanto en su implementación como en su ejecución.

No muy difícil es recordar, las diversas y constantes dificultades que debieron atravesar los trabajadores(as) para postular al bono y luego, para poder recibirlo, con una avalancha de reclamos que dieron cuenta de la ineficiencia en el trámite y la inexacta implementación del cálculo bajo un sistema informático que hoy, No solo tiene bajo cuestionamiento al SII, sino, a cerca de 400.000 trabajadores.

Sumado a lo anterior, es deber considerar que los fondos en cuestión son de propiedad de cada trabajador(a), es decir, de las personas, cuestión resaltada incluso por los mismos parlamentarios que pretenden ingresar estas indicaciones, siendo así, entonces la incongruencia se hace patente si concluimos en que entonces, si los fondos en cuestión “no son fondos del estado” como en el caso del bono clase media, y son de propiedad de las personas, resulta discriminatorio e inconsecuente querer marginarlos de la discusión, más aún cuando enhorabuena y con su trabajo, han permitido que la economía continúe en un estado de funcionamiento progresivo. Es decir, ¡más encima se les castiga! Es paradójico

Finalmente, el sector público, siendo comúnmente el botín y la piedra de tope para todo tipo de discusión en esta línea de ideas, es el sector que ha permanecido sin duda con trabajo permanente. ¿Pero ¿Qué es lo que no se dice y no se observa?… Las actuales políticas públicas sin duda no son la base sostenida para el funcionamiento de los servicios públicos, en época de Pandemia, el funcionamiento del sector público se ha debido, sin cuestionamiento alguno y en gran medida, al esfuerzo de las y los trabajadores que, durante todo este tiempo, han permanecido en sus labores para dar atención a la ciudadanía a lo largo de todo el país.

Los ejemplos son fundamento para ello, ¿o alguien podría discutir el titánico trabajo de las y los funcionarios de la salud en Hospitales, consultorios y postas, o alguien podría minimizar? ¿El tremendo trabajo que han realizado las y los funcionarios del Registro Civil e IPS con sus oficinas atendiendo presencialmente durante todo el estado de emergencia sanitaria? ¿Alguien podría acaso discutir que las y los trabajadores de Aduana, SAG, Servicio Médico Legal, Dirección de Aeronáutica, SII, entre otros, ¿han mantenido con absoluta continuidad sus funciones? ¿Alguien puede acaso discutir el gran esfuerzo que miles de Profesores han realizado para sobrellevar, con bastante precariedad por cierto, esa tan esencial e importante labor?

Por lo tanto, ¿No resulta nuevamente paradójico, que a todos esos trabajadores y trabajadoras se les intente marginar de la posibilidad de poder optar a un retiro del 10%, más aun, cuando muchos han debido absorber y sostener los costos de la cesantía de padres, madres, hijos(as) y familiares en general. En lo personal pienso que esto no se trata de buscar lo justo, sino, de hacer lo correcto, y para mí lo correcto es que la gente sin discriminación alguna pueda decidir libremente si desea o no retirar su 10%, eso al menos quedó muy claro el 25 de Octubre.

Los comentarios están cerrados.