Edición Cero

El abogado Matías Ramírez,  vinculado a casos de derechos humanos y asociados al estallido social,  señaló, tras conocer la condena de un manifestante a... Matías Ramírez: “Es preocupante estándar diverso para condenar a manifestantes del estallido respecto de policías y militares por sus atropellos a los DDHH”

El abogado Matías Ramírez,  vinculado a casos de derechos humanos y asociados al estallido social,  señaló, tras conocer la condena de un manifestante a presidio efectivo de 3 años y un día, su preocupación por la forma diversa en que se aplica justicia. Mientras se sanciona con rigor a manifestantes; policías y militares involucrados en atropellos a los DDHH, provocando incluso, mutilación ocular, mantienen sus procesos sin avance, afirmó.

“Es una lamentable noticia la condena que recibió este joven manifestante”, señaló, contextualizando que a partir de la reforma que se hizo en el primer gobierno de Piñera a la Ley de control de Armas “se establecen penas mucho más duras precisamente para quienes eventualmente porten elementos que puedan constituir infracción a la misma norma”, como en el caso de Diego Alejandro Contreras Bustos (20 años) .

Por eso, Matías Ramírez indica que “llama poderosamente la atención y creo que la crítica tiene que avanzar hacia eso. Me explico. Hoy por hoy tenemos condenas respecto de personas que han participado en las manifestaciones del estallido social,  a partir del 18 de octubre, incluso con condenas y otros están cumpliendo casi un año en prisión preventiva”. Sin embargo, como contraposición “a la fecha el Ministerio Público no ha tenido la misma fuerza y el mismo empuje para la persecución en los casos de graves atropellos a los derechos humanos. Más bien lo que ha hecho es francamente irrisorio”.

Frente a ese doble estándar de la justicia, recordó que el jueves 7, se formalizó al Comisario de la Tercera Comisaría de Alto Hospicio por el delito de lesiones, -que es un delito menor-, en contra de un joven manifestante, que resultó con daño ocular grave,   y no por apremios ilegítimos, que a su juicio es lo que corresponde. En efecto, el apremio ilegítimo se refiere a delitos cometidos por funcionarios públicos, que se exceden en los procedimientos, burlando las normas y ocasionando, como en este caso daños severos.

Respecto de las numerosas investigaciones de atropello a los derechos humanos, que se llevan en Iquique, señaló Matías Ramírez que  “francamente se encuentran estancadas y hasta el día de hoy, sin ninguna premura en orden de buscar establecer los antecedentes que permitan enjuiciar a los funcionarios públicos, tanto efectivos de las policías como del Ejército de Chile que han participado en sendas violaciones a los DDHH”.

Insiste el abogado y concejal en este estándar diverso “que genera preocupación a raíz de esta condena, donde se ha perseguido con mucho ahínco a quienes participaron en la protesta social, pero no respecto a quienes reprimieron con hechos de violencia mucho más grave. Hay persona que han perdido el globo ocular, personas que han denunciado torturas y no se avanza nada para esclarecer los hechos”.

NOTA RELACIONADA

Condenan a 3 años y un día a manifestante que arrojó artefacto incendiario. Su padre señala que la justicia opera con rigor sólo para quienes no tienen poder