Edición Cero

En menos de 24 horas, profesionales, artistas y dirigentes sociales, suscribieron una carta, reuniendo más de 350 firmas,  de todo el país, incluyendo nuestra... Profesionales, artistas y dirigentes sociales rechazan actos violentos contra comuneros mapuche perpetrados por civiles en La Araucanía

En menos de 24 horas, profesionales, artistas y dirigentes sociales, suscribieron una carta, reuniendo más de 350 firmas,  de todo el país, incluyendo nuestra Región de Tarapacá que partió con la iniciativa, para expresar su rechazo a los actos de violencia que han recrudecido en contra los comuneros mapuches, vulnerando su cultura y los derechos humanos. Los firmantes declaran tener un genuino interés por las demandas históricas de los Pueblos Originarios y, ante tanta injusticia, optaron por entregar su pública posición frente a este tema.

Lo que sucede con los Pueblos Originarios, hace más patente que nunca, contar con una Nueva Constitución para Chile, con carácter plurinacional.

LA DECLARACIÓN

Los y las profesionales y artistas firmantes, que experimentamos un interés genuino por las demandas de los Pueblos originarios y que anhelamos la construcción de un Nueva Constitución de carácter plurinacional, manifestamos nuestro enérgico rechazo y condena a los hechos violentos racistas contra el Pueblo mapuche ocurridos este sábado 1° de agosto en las comunas de Curacautín, Victoria y Traiguén.

Consideramos esta acción como una expresión de violencia política que se enmarca en la criminalización del Wallmapu por parte del Estado chileno; en el contexto de una estrategia de militarización y represión hacia el Pueblo mapuche que ya es histórica. Hoy, esta violencia organizada desde el grupo fundamentalista APRA viene a dañar la vida cotidiana de hombres, mujeres, niñas y niños mapuche; y su impunidad es una muestra del incumplimiento de los compromisos internacionales adquiridos en materia de protección y garantía de los Derechos Humanos de los Pueblos originarios por parte del Estado.

Nos preocupa que estos hechos se originan a raíz de una abierta incitación al odio por razones étnico-raciales, lo que no se puede permitir en ninguna circunstancia. Sabemos que los atentados que presenciamos se legitiman en una ideología de intransigencia a la diversidad cultural, a la diferencia y a la otredad, que ha sido la base de los peores crímenes en la historia de la Humanidad.

Con respecto a la memoria histórica nacional, planteamos que el olvido no tiene sólo que ver con ignorar los DDHH (que hoy están siendo sistemáticamente vulnerados en las comunidades mapuche) sino que también se relaciona con la imposibilidad de construir una sociedad civil plena y diversa en la medida en que se instala la impunidad, el silencio y la complicidad del Estado respecto de hechos violentos con participación de fuerzas policiales escoltando a civiles armados con objetos contundentes para agredir a los y las comuneros mapuche.

Ya hemos conocido, en el pasado reciente, situaciones de violencia estatal lamentables, como el crimen del comunero mapuche Camilo Catrillanca que dejó al descubierto el frío y calculado asesinato perpetrado por las fuerzas policiales. Hoy somos testigos de la muerte lenta del Machi Celestino Córdova que permanece en huelga de hambre, esperando que el Estado de Chile cumpla con los Tratados Internacionales que ha ratificado (específicamente el Convenio 169 de la OIT). Si así fuera, no se necesitaría la presencia de Fuerzas Especiales en la
Araucanía, porque la situación sería muy distinta; el pueblo mapuche podría efectivamente contar con el debido reconocimiento constitucional, y el derecho a ejercer la libre determinación junto a la población chilena, que habita el territorio ancestral mapuche.

Por todo lo expuesto, decimos: ¡No más injusticias, no más militarización del Wallmapu, no más violación de los Derechos Humanos!

¡No más violencia racista hacia el Pueblo mapuche!

Invitamos a profesionales/as, artistas, profesores/as y trabajadores/as, junto a organizaciones sociales, territoriales, colectivos, gremios, sindicatos, juntas de vecinos, ciudadanía que no deseen que se repitan hechos como los ocurridos este sábado, se pronuncien y no guarden silencio.

Pedimos que se contribuya a documentar y denunciar ante la Justicia estos hechos de extrema gravedad.

De cara al proceso constituyente, enfatizamos la necesidad imperiosa de construir en Chile una Nueva Constitución de carácter plurinacional, que reconozca con plenitud la diversidad de Pueblos y culturas que componen nuestra sociedad y contribuyen a su desarrollo.

LOS FIRMANTES

En documento adjunto en PDF,  puedes revisar la declaración y e listado de adherentes.

Rechazamos los actos violentos y racistas contra comuneros mapuche