Edición Cero

Diez emigrantes irregulares fueron trasladados a la Posta de Colchane donde uno de ellos dio positivo al examen de covid-19.  La acción se dio... Diez migrantes fueron detenidos en la frontera y traslados a residencia sanitaria en Iquique

Diez emigrantes irregulares fueron trasladados a la Posta de Colchane donde uno de ellos dio positivo al examen de covid-19.  La acción se dio en el marco del acuerdo establecido este lunes entre el alcalde de Colchane Javier García y el Seremi de Salud Manuel Fernández, que permite el traslado de los extranjeros a una residencia sanitaria en Iquique.

Carabineros de Chile detuvo a los extranjeros luego que pobladores de Quebe denunciarán al municipio de Colchane que los emigrantes forzaron la entrada a una casa del poblado a las 20:00 horas del día jueves 13 de agosto, para buscar refugio antes de continuar su marcha, debido al clima que a esa hora sumaban una temperatura de -3 grados y fuertes ráfagas de viento que superaban los 40 km por hora.

El grupo compuesto por 4 mujeres, 2 menores de edad de 3 y 6 años y 4 hombres, 9 de ellos de nacionalidad venezolana y uno haitiano, ingresaron irregularmente por un costado del Control Fronterizo Integrado de Colchane, con un primer destino la ciudad de Iquique.

El acuerdo suscrito en especial esta relacionado con el Covid-19 y que permite como medida sanitaria que todos los emigrantes deben ser sometido a una cuarentena en una residencia sanitaria.

Para el alcalde de Colchane el tráfico de personas por la frontera es un problema de salud para la región, de seguridad para los pobladores que ven sus residencias forzadas y en ocasiones sus bienes saqueados y de vulneración de los derechos humanos de los emigrantes.

“Este es un problema que se viene denunciando desde hace años y que ningún gobierno se ha hecho cargo. Falta un control efectivo en la frontera. La emigración irregular no se produce por pasos inaccesibles fuera del control de las autoridades, es a los costados del Complejo Fronterizo. Hemos denunciado que la escasa dotación de Carabineros y PDI permite este acceso, además del nulo apoyo del Ejército de Chile en estos temas. Le pido al Presidente que destine recursos que hagan efectivo el control en la frontera, que vea este fenómeno desde su complejidad no solo como algo local, sino como algo que afecta la salud de la región, el país y los derechos humanos de los emigrantes”, sostuvo el alcalde García.

La autoridad advierte que a medida que pasen los meses la emigración aumentará debido a los catastróficos escenarios económicos y sociales que se viven en la mayoría de los países del cono sur y el caribe, “ahora con las fronteras cerradas hemos visto como aumentó el flujo de emigrantes, con el agravante que esta vez se trata de familias completas que incluyen infantes y menores de edad, diversificándose las nacionalidades ya que a la emigración natural de los países vecinos se suman colombianos, venezolanos, cubanos, haitianos, dominicanos y otros. Hay que pensar ahora en una medida y no improvisar para el show, como en el Plan Frontera Segura que limitó el flujo ancestral entre aymaras de Chile y Bolivia y que no tuvo efectos en la emigración irregular”, dijo García.